receta-ensalada-jessica-biel

Jessica Biel comparte su receta para no engordar en verano

La actriz prepara una ensalada a base de frutas y verduras con efecto saciante con la que evita picar entre horas

by si Mariana Chacón

El estilo de vida de Jessica Biel la ha convertido en todo un ejemplo para toda aquella que quiera ponerse en forma, pues conoce los ejercicios más efectivos para tonificar cada parte del cuerpo y su dieta está repleta de platos ideales para seguir una alimentación saludable. Además, a la estrella le gusta compartir en sus redes sociales muchas de sus recetas, como la última, una ensalada a base de frutas, verduras y mozzarella que Jessica prepara enépoca estival. Aparte de sus beneficios antioxidantes, la fibra que aportan estos ingredientes reduce las ganas de picar entre horas, reduciendo así las posibilidades de ganar esos kilos de más, tan característicos del verano y de las vacaciones.

“Tú me das verano, yo te doy un sol hecho de bolitas de mozzarella. Llamémoslo ensalada”, escribe la actriz al lado de la foto del plato que ha preparado en honor a la estación del calor. Una mezcla a base de tomates cherry, pepino, hojas de albahaca, pipas de calabaza, espinacas, y bolas de mozzarella y trozos de melocotón colocados en forma de sol. ¿El resultado? Una receta preciosa y muy creativa con la que solucionar comidas o cenas en casa, convencer a los niños de que coman verduras, e incluso convertirla en el menú diario incluyendo ingredientes diferentes cada vez. Estos son los beneficios de la propuesta healthy de Jessica:

Tomate cherry: Esta fruta muy rica en antioxidantes es perfecta para esta época en la que se pasa más tiempo bajo el sol. Y es que, ayuda a retrasar el envejecimiento prematuro de la piel al combatir la formación de radicales libres, que deteriora los tejidos y empeora con la exposición solar.

Pepino: Muy bajo en calorías y muy rico en agua, esta fruta es una de las más utilizadas en dietas para adelgazar. Además, es rico en vitaminas del grupo B, hierro, zinc, magnesio, potasio… una fuente de beneficios que también combate el cansancio.  

Pipas de calabaza: Añadir frutos secos a cualquier plato es una muy buena idea para aportar al organismo el tipo de grasas conocidas como ‘buenas’, como el Omega 3, que ayuda a regular los niveles de colesterol. Estas pipas son además ricas en triptófano, un aminoácido que segrega una hormona responsable de sentir bienestar.

Mozzarella: Fuente de proteínas, es rica en vitaminas A, D y E, esenciales para la absorción del calcio. Eso sí, se debe consumir con moderación e incluida en una dieta variada pues es un alimento con un alto contenido en grasas.

Melocotón: Una fruta rica en fibra que consigue mantener el estómago saciado durante más tiempo. Ayuda además a que el sistema digestivo funcione correctamente y al proceso de quema de grasas por parte del hígado, ya que favorece la producción de bilis.

Espinacas: Esta verdura de hoja verde es ricas en fibra, vitamina E y antioxidantes, además de ser muy baja en calorías. Propiedades que la convierten en una opción ideal para dietas de control de peso. 

Albahaca: Se le atribuyen propiedades contra el estrés ya que en medicina ayurvédica se cree que tiene el poder de alimentar y dar armonía al espíritu. Contiene vitaminas A y C, zinc, hierro, calcio… y es perfecta para dar un sabor mediterráneo a cualquier receta.