El monte Hijedo, un precioso robledal para senderistas entre Cantabria y Burgos

NATURALEZA

El monte Hijedo, un precioso robledal para senderistas entre Cantabria y Burgos

Una extensa mancha forestal compartida por las comunidades de Castilla y León y Cantabria que es uno de los bosques de roble albar más importantes de España. Un paseo por su interior es una experiencia gratificante y llena de sorpresas, perfecta para estas fechas en las que apetece naturaleza.

por Javier Prieto

EL CENTRO DE VISITANTES

Lo más fácil para comenzar a descubrir esta masa boscosa es comenzar en el Centro de Visitantes de Monte Hijedo, que se encuentra en la localidad cántabra de Riopanero. La explicación guiada por sus instalaciones da una idea de lo que es este importante enclave natural y de su alto valor ecológico, con unas 2.000 hectáreas de bosque. En la planta superior del edificio, una casa de origen medieval que ha sido restaurada, hay un mirador con un observatorio donde hay varios telescopios para contemplar el paisaje que rodea al centro de visitantes (durante el otoño está abierto de viernes a domingo y cierran desde mediados de diciembre a mediados de marzo).

El monte Hijedo es una de las mayores extensiones de roble albar de España.VER GALERÍA

No te lo pierdas: El desfiladero del Purón, la ruta más bella y secreta entre Álava y Burgos

UNA SENDA HACIA EL CORAZÓN DEL BOSQUE

Aunque desde el propio centro parten varias rutas hacia su interior puede que la más interesante de realizar sea el paseo señalizado como PR-BU-30, que lleva hasta el corazón del bosque. Pero para ello hay que dirigirse en coche hasta Santa Gadea de Alfoz, en la parte burgalesa, a un paso del pantano del Ebro. Desde esta localidad, la aproximación al comienzo del paseo señalizado se realiza en la salida de la carretera que se dirige hacia Higón. Como un kilómetro de Santa Gadea arranca la pista asfaltada que se toma hacia Los Riconchos. Más adelante se ve ya, por la izquierda, la pista forestal señalizada que conduce hacia la Cabaña de Hijedo.

La mejor opción es realizar la ruta circular de unas tres horas y media que recorre el corazón del bosque y está perfectamente señalizada.VER GALERÍA

No te lo pierdas: Cinco experiencias en Cantabria para una escapada perfecta

A pocos metros de este cruce, en el punto donde debe dejarse el vehículo, un panel informativo muestra el desarrollo de este paseo circular que recorre el interior del monte Hijedo ofreciendo una completa experiencia de sus principales ecosistemas: los extensos robledales, los frescos hayedos, la zona de turberas, la de ribera o los tejos centenarios. El trayecto total desde el panel informativo es de 11,4 km que pueden realizarse en unas tres horas y media, y una hora y media si se opta por hacerlo en bici.

Arroyo en el Monte Hijedo.VER GALERÍA

La primera parte discurre por esta misma pista durante un kilómetro y medio hasta la mencionada Cabaña de Hijedo. Una vez sobrepasada, en una inmediata bifurcación hay un poste con tres flechas en el que se indica el destino de las tres opciones. Sin desviarse, el paseo sigue la indicación ‘Senda Hijedo 7,4 km’. El descenso finaliza unos 30 minutos después, muy poco antes de cruzar el arroyo Hijedo, junto a cuya orilla derecha discurrirá la siguiente etapa del paseo hasta desembocar en una pista forestal. Ésta se toma hacia la izquierda y, en la siguiente bifurcación, de nuevo hacia la izquierda. Poco después la pista termina convertida en sendero. Es hora entonces de recorrer de nuevo lo más frondoso, oscuro y húmedo de esta masa forestal, al tiempo que poco a poco y sin grandes esfuerzos, se recupera la altitud perdida desde el inicio del paseo. Este hermoso y nítido sendero boscoso, tras sorprender con el inesperado encuentro de varios tejos muchas veces centenarios, conduce hasta un hermoso mirador natural, también señalizado. Muy poco después se alcanza el cruce con las tres señales que se vieron al comienzo. Tomando el camino de la derecha se llega de nuevo a la Cabaña de Hijedo. Mapa de la ruta: senderosdelasmerindades.es/track/pr-bu-30-sendero-del-monte-hijedo/.ç

No te lo pierdas: Ruta por los lugares más asombrosos del norte de Burgos

EL EMBALSE DEL EBRO

Tras la ruta por el monte o al día siguiente se puede rodear completamente por carretera el embalse del Ebro, la mayor extensión de agua dulce de Cantabria y uno de los mayores de España. Y si aún sobra algo de tiempo hay que visitar el Centro Ornitológico del Embalse del Ebro (redcantabrarural.com/naturea-3/) situado en Campoo de Yuso, entre las localidades de La Población y Lanchera, para comprender la importancia ornitológica de este privilegiado enclave donde se encuentran más de 150 especies de aves acuáticas que se concentran en su privilegiado entorno. En su web ofrecen diversas actividades, como rutas y talleres, para las que es necesario reservar plaza con anterioridad. Abren de miércoles a domingo y festivos. 

Junto a las aguas del embalse del Ebro, en el pequeño pueblecito de Retortillo, a cuatro kilómetros de Reinosa, merece la pena acercarse al yacimiento arqueológico de Julióbriga. Su visita incluye un recorrido por Domus, la casa-museo que reconstruye una de las villas romanas que formaron parte de la que se ha considerado la principal ciudad romana en tierras cántabras (abierto de martes a domingo). 

Torre de la iglesia de Villanueva de Las Rozas sumergida en el embalse del Ebro.VER GALERÍA

No te lo pierdas: Los mejores lugares de España para avistar fauna ibérica

 

DÓNDE DORMIR Y COMER EN LA ZONA

Para los que quieran pasar un fin de semana y hacer noche allí en la localidad de Valle de Valdebezana, a 25 km de Riopanero y a menos de 200 metros del embalse del Ebro está el Balneario de Corconte (balneariodecorconte.es/) un centro termal ubicado en una casa de campo de 1920. Y con un diseño moderno e innovador con enormes ventanales que lo integran en la naturaleza, en Las Rozas del Valdearroyo se encuentra el hotel Araz (hotelaraz.es) con nueve habitaciones con vistas al pantano. Y para placeres gastronómicos el restaurante Fuentebro, en Fontibre, Cocina tradicional de mercado, especialmente carne de los pastos de montaña.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie