sansenxo-a-lanzada

Sanxenxo, planes fuera de temporada para disfrutar con calma

Caminar por los senderos que recorren la costa, perdernos por sus valles de interior, apuntarnos a algún programa de descanso y salud o sentarnos a la mesa para degustar su deliciosa gastronomía. Más allá de las playas en verano, en la capital de las Rías Baixas podemos hacer mil cosas cualquier fin de semana del año.

by hola.com

Bañada como está por el océano y situada en pleno valle del Salnés, Sanxenxo (turismodesanxenxo.com) cuenta con bellos paisajes a lo largo de su litoral o en los valles de interior para ir descubriéndolos poco a poco. Para empezar, podemos recorrer los seis senderos azules que discurren paralelos a su costa, con espectaculares vistas a la ría y a las islas Cíes y Ons del Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Estos tramos enlazan con playas distinguidas con Bandera Azul, como el que lleva a la playa de A Lanzada, a Paxariñas o a Portonovo. Si además queremos admirar puestas de sol únicas, ningún lugar mejor que los miradores de Cabicastro, Montalvo y Faxilda.

sanxenso-senderos-playas-costaVER GALERÍA

ACTIVIDADES NÁUTICAS, VISITAS A BODEGAS...

Entre las rías de Pontevedra y Arousa, el litoral de Sanxenxo se extiende a lo largo de 36 kilómetros, en los que se reparten 24 playas que son un paraíso para realizar todo tipo de actividades náuticas, entre ellas en la larguísima playa de A Lanzada, la más famosa del municipio, o la urbana de La Silgar. Más allá, también hay muchas otras actividades para los que buscan estar activos: golf en Monte Castrove (campodegolfmeis.com), avistamiento de aves con empresas como Birding Galicia (birding.gal/es/), visitas a bodegas, como Adega Eidos (adegaeidos.com), Aguiuncho (aguiuncho.com)...

sanxenso-actividades-nauticasVER GALERÍA

playa-urbana-sanxenxoVER GALERÍA

UN BAÑO DE BIENESTAR

Pero a Sanxenxo también podemos ir a descansar, un lugar cuya tradición termal se remonta en el tiempo al siglo pasado. Hoy muchos de sus modernos hoteles cuentan con spa y talasoterapia, y ofrecen números programas enfocados al relax y al bienestar: tratamientos antiestrés, de salud y belleza, masajes, baños turcos, saunas finlandesas... Entre los más solicitados, el Gran Talaso Hotel Sanxenxo (hotelsanxenxo.com), con vistas a la playa, el Augusta Eco Wellness Resort (augustasanxenxo.com/ecowellnessresort/), con más de 25.000 m2 dedicados al relax, a la naturaleza y a la cultura del agua, o el Hotel Carlos I Silgar (hotelcarlos.es/spa/), con tres zonas de spa: el Occidental, el Oriental y el del Mundo y sus envolturas de barro, algas, vino o chocolate.

spa-sanxensoVER GALERÍA

DEGUSTAR LOS SABORES DEL MAR

En este municipio costero lo que es indiscutible es disfrutar de la gastronomía, que tiene a los pescados y mariscos como reyes indiscutibles de sus platos. Además, entre septiembre y abril, los meses con «r», estos alcanzan su mayor calidad. Los podemos encontrar en las lonjas y en los mercados, pero para degustarlos lo mejor es hacer una ruta de pinchos por la villa marinera de Portonovo o sentarnos a la mesa de alguno de sus apreciados restaurantes, en cuyas se acompañan de las excelentes verduras y hortalizas de la zona y, por supuesto, del vino de la DO Rías Baixas. La marisquería de referencia en Sanxenxo es Marlina (marlima.com), que cuenta con su propio cocededor de marisco. Y con vistas al mar y una cocina deliciosa, La Terraza del Mar (hoteldelmarsanxenxo.com/restaurante). Platos más actuales basados en la tradición, en El Carmen (restaurantecarmen.es), en el puerto deportivo. Y para otros momentos, también buena elección son El Patio de Román (casaroman.com) o la Taberna Maruca (tel. 619 53 40 56), en el lugar da Barrosa.

sanxenso-panoramicaVER GALERÍA

MÁS EN LAS RÍAS BAIXAS:

La playa salvaje por la que los gallegos sienten devoción es…

Cómo descubrir la isla de Arousa, un remanso de paz en las Rías Baixas

Recorriendo la insospechada península del Morrazo

Una ruta en coche por las Rías Baixas, el paraíso soñado por los dioses

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.