Marta Luisa de Noruega y el chamán Durek Verret

El tratamiento hace que no pueda viajar muy lejos

El problema de salud al que se enfrenta el novio de Marta Luisa de Noruega

Durek Verret tiene que someterse a diálisis entre tres y cinco veces por semana

por Beatriz Castrillo

Marta Luisa de Noruega acaba de regresar de EstadosUnidos, a donde viajó en compañía de sus tres hijas para pasar la Navidad con su novio, el chamán Durek Verret. La hija de los reyes Harald y Sonia y las niñas que tuvo con su exmarido, el recordado escritor y artista Ari Behn, Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah, han estado los últimos días de 2021 en Los Ángeles, donde reside Durek Verret, el chamán con el que comenzó una historia de amor en 2019. A pesar de la distancia, ella reside en el país nórdico, y él, en norteamérica, hacen lo imposible por verse y cada vez tienen más claro que lo suyo va muy en serio. En esta ocasión ha sido la Princesa y su familia la que se desplazaron hasta la soleada California para poder disfrutar juntos de las fiestas más entrañables del año. Pero quizá detrás de esta visita estaría la enfermedad renal que sufre Durek y que le obliga a pasar por diálisis varias veces a la semana con lo que no puede hacer desplazamientos muy largos, según informa la prensa local. 

martaluisa3VER GALERÍA

Durek debe someterse a diálisis de tres a cinco veces por semana por un problema grave en un riñón y, por lo tanto, no puede viajar muy lejos. Ese es el motivo por el que Marta Luisa de Noruega ha cruzado el Atlántico últimamente, aseguran fuentes citadas por Se og Hor. Otros medios apuntan a que también ha sido visto en varias ocasiones de camino al centro de diálisis  DaVita en Santa Mónica, no muy lejos de Beverly Hills, donde vive. Los problemas de salud del novio de la princesa Marta Luisa vienen de atrás. Entre 2004 y 2012 se sometió a diálisis debido a una insuficiencia renal y después recibió un riñón de su hermana mayor. Aunque los gastos de la cirugía estaban cubiertos por la sanidad pública el resto de la recuperación supuso un desembolso extra para la familia.

- Marta Luisa de Noruega y el chamán Durek recuerdan el momento más duro que han vivido en su relación

- Marta Luisa de Noruega, sorprendida por su novio con un exclusivo regalo

A pesar del trasplante, desde hace unas semanas ha tenido que someterse a diálisis, un procedimiento por el que se elimina de la sangre el exceso de sustancias nocivas, y que ha hecho que la Princesa y sus hijas hayan estado muy pendientes de él. Una nueva dificultad en la vida de Marta Luisa y de su novio, pero que están dispuestos a afrontar juntos. Desde que se conocieron se han vuelto inseparables y eso que sus inicios estuvieron rodeados de polémica. Con el tiempo han formado una relación estable y son constantes las muestras de amor y cariño que se profesan a través de imágenes o mensajes. En el documental titulado Marta, que se emitió por televisión la pasada primavera, la Princesa hablaba así de su pareja: “Para mí es un apoyo increíble y es muy agradable con las niñas, eso se lo agradezco mucho”. Por su parte, Durek comentó: “Cuando estoy en casa siempre estoy escuchando lo que dicen y hablando con ellas (...) Nunca podré reemplazar a su padre, pero Ari, si escuchas esto, haré todo lo posible para ser el mejor para tus hijas”. Ari Behn y Durek Verret se conocieron e incluso mantuvieron una relación cordial. En una entrevista, el escritor contó que le parecía bonito que Marta Luisa hubiera encontrado el amor nuevamente y se mostró feliz por ella. Tras la trágica pérdida de su ex, Marta Luisa comentó que se apoyó enormemente en Durek para superarlo. 

martaluisa2VER GALERÍA

La relación de Marta Luisa y el chamán, que ha trabajado con estrellas como Gwyneth Paltrow, comenzó cuando una amiga común se empeñó en que tenían que conocerse. Fue en la primavera de 2019 cuando su amistad dio paso a un amor que revolucionó a la opinión pública noruega. La hermana de Haakon de Noruega se mostró ajena a las críticas y apostó por el amor convencida de que había encontrado a su alma gemela. Actualmente les separa un océano pero ellos parecen estar más unidos que nunca y se ha comentado en alguna ocasion que hasta piensan en boda.