meghanmarkle-getty

Meghan Markle, fotografiada en una comida de trabajo con el nuevo fichaje de Kensington

La duquesa de Sussex se ha reunido con el nuevo secretario de prensa, Christian Jones

by hola.com

La duquesa de Sussex quiere conocer al personal de Palacio y estar al tanto del trabajo que desempeñan, tal y como demuestran unas imágenes publicadas por el Daily Mail en las que se le ve saliendo de una comida de trabajo con el nuevo fichaje de Kensignton: el secretario de prensa, Christian Jones. En las imágenes, aparece la mujer del príncipe Harry saliendo de un restaurante italiano del barrio londinense de Notting Hill seguida del que ya es el segundo de abordo en la dirección de comunicación de los duques de Cambridge y de Sussex. Jones ya comenzó a trabajar en diciembre, como se anunció públicamente, y es el nuevo encargado de la relación diario con la prensa.

meghan1-gettyVER GALERÍA

Con un atuendo muy casual formado por un abrigo negro, vaqueros y zapatos beige de tacón alto, Meghan, tras unas grandes gafas de sol, abandonaba el local, junto a otros miembros de su equipo, donde pudo conocer mejor a Christian Jones, la incorporación más reciente de Kensington. El nuevo secretario de prensa viene del mundo de la política, donde acumuló una experiencia de siete años, y formó parte del departamento de prensa del negociador del Brexit en Reino Unido.

La esposa del príncipe Harry culmina así una semana especialmente ajetreada que ha afrontado con energía a pesar de encarar ya la recta final de su embarazo. Tanto los duques de Sussex como los de Cambridge cuentan con un gran número de personas trabajado para ellos en el Palacio de Kensington. Además de este equipo, Meghan también cuenta con su propia asistente personal, que la acompaña en la mayor parte de sus actividades institucionales.

Desde que Meghan Markle llegara al Palacio de Kensington, ha tenido que hacer frente a importantes bajas entre el personal de su equipo. La primera fue Melissa Touabti, su asistente personal y una de las personas clave en la organización de la gran boda Real, tan solo seis meses antes de su dimisión. Después fue el turno de Samantha Cohen, otra de sus secretarias, que, tras 17 años en Palacio, decidió que dejaría su puesto de trabajo una vez que nazca el bebé de los duques de Sussex. Aunque no han trascendido los motivos que les ha llevado a tomar esta decisión, la actividad en Palacio no cesa y nuevas caras se suman al equipo.