Federico de Dinamarca acude al Smukfest y disfruta de un concierto 'solo para adultos'

El príncipe heredero se dejó ver horas antes con su familia en el evento musical, aunque en esa ocasión las actuaciones fueron bien distintas

by hola.com

Federico de Dinamarca lo ha vuelto a hacer. Si el año pasado desató la locura al irrumpir en el concierto que ofrecía uno de sus grupos favoritos en el marco del festival Smukfest, este año ha acudido de nuevo al evento musical, aunque a diferencia de 2018 no ha sido por subirse al escenario -lo hizo con el grupo de rock Nephew-, sino por el tipo de actuación que presenciaba esta misma semana. Así, el hijo de la reina Margarita se dejaba ver junto a su amigo Bendt Tido Wedell en el recital del grupo Suspekt.

¡No te pierdas el momento! Federico de Dinamarca irrumpe en un festival y desata la locura

La Familia Real danesa, de conciertoVER GALERÍA

La banda de rap y hip hop se caracteriza precisamente por tener unas letras subidas de tono no aptas para todos los públicos. Tal y como recoge la prensa danesa, Federico de Dinamarca disfrutó del concierto y bailó sin cesar. Su mujer, Mary, fue la gran ausente. Sin embargo, horas antes, la familia al completo -Federico, Mary y sus dos hijos mayores, Christian e Isabella, habían asistido al Smukfest para divertirse con las canciones del dúo Citybois, una suerte de boyband que deleitó al público adolescente, en el que se encontraban los jóvenes de la Familia Real danesa.

La Familia Real danesa, de conciertoVER GALERÍA

Amor por la música, y por los caballos

De sobra conocida es la afición del príncipe heredero por la música, una pasión que le viene de lejos. Ya en su juventud, se animó a ejercer de DJ en la radio pública danesa, tal y como haría años después su sobrino mayor, Nicolás de Dinamarca. A Federico no se le resiste tampoco la danza. A menudo su esposa y él han hecho gala de sus dotes en la pista, como sucedió en septiembre de 2016, cuando fueron los encargados de abrir el baile durante la velada celebrada en el edificio de Arte e Industria del Smithsonian de Washington, con motivo de su visita oficial a Estados Unidos.

Mary de Dinamarca, amante de los caballosVER GALERÍA

Días antes de celebrarse el festival, que tiene lugar cada año en un espectacular hayedo -no en vano está considerado uno de los más bonitos del país-, Mary de Dinamarca dejó al descubierto otro de sus intereses: los caballos. La esposa de Federico asistió al Campeonato de Europa de doma de Rotterdam, de donde saldrán los tres mejores equipos que accederán a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En este evento pudimos ver también a la princesa Natalia, prima de Federico de Dinamarca, quien a sus 44 años monta a caballo y, de hecho, es miembro del equipo de hípica de Dinamarca y ha representado a su país en campeonatos europeos, mundiales y Juegos Olímpicos.

Mary de Dinamarca en competición hípicaVER GALERÍA

Loading the player...

Deportista, familiar y muy intrépido: el 'príncipe Turbo' Federico de Dinamarca