Entrevista a Sole Alonso

Una charla con Sole Alonso, la diseñadora de las novias del momento

Hablamos con ella tras los virales looks de María Corsini y de Carla Vega-Penichet, que salieron de su ‘atelier’

por Estrella Albendea

En el radar de ¡HOLA! Novias, al igual que en el de numerosas prometidas de nuestro país, está ella: Sole Alonso. Nos contaba en una de nuestras últimas entrevistas que cada boda define a quien la celebra, al igual que lo hace el vestido que cada novia elige para su gran día. A pesar del paso de los años, esta veterana en la creación de looks nupciales no ha cambiado su discurso, pues entiende que cada mujer debe sentirse ella misma y alejarse de los disfraces. Quizá por ello dos de sus novias más comentadas en las últimas semanas, María Corsini y Carla Vega-Penichet, irradien pura felicidad y se hayan convertido en una auténtica fuente de inspiración para quienes se casan en los próximos meses. Sobre ellas, sobre sus mejores consejos de experta y sobre los secretos de su atelier hablamos en una entrevista cercana, amena y sincera.

- María Corsini elige para su boda un vestido de seda con flores de colores pintadas a mano

¡HOLA!: Has diseñado los maravillosos vestidos de María Corsini y Carla Vega-Penichet, ¿en qué te inspiraste para cada uno de ellos?

Sole Alonso: “Para hacer los vestidos de cada novia me inspiro en ellas mismas. Normalmente lo que hago es preguntarles qué cosas les gustan, cómo se gustan ellas, qué estilo quieren tener, con el que han pensado o soñado. Sobre esas ideas y esa manera en la que ellas saben que se ven guapas, yo les propongo otras cosas siempre. Lo hago sobre ellas, no utilizo bocetos. Sobre ellas mismas pongo la tela, la manga, el corte, etcétera. Les voy probando. Y ellas, poco a poco, cuando se ven el espejo, con su expresión, me van contando lo que les gusta y lo que no les gusta. Realmente, ¿en qué me inspiro?: en cada novia”.

Son dos diseños diferentes, pero que parecen combinar a la perfección tradición, minuciosidad y modernidad. ¿Cómo definirías tu estilo a la hora de diseñar?

En los vestidos de novia no tengo un estilo definido, porque lo que quiero es justamente hacer el vestido de cada novia. Me gusta poner todo mi conocimiento y mi experiencia al servicio de cada ‘niña’. Es un ejercicio: intentar hacer el vacío de prejuicios dentro de mí y poder acoger todas las cosas que ellas piensan, sienten y con lo que se ven bien, para encontrar ese vestido que casi ni ellas saben que está dentro de su pensamiento y hacer una magia como la del hada madrina de La Cenicienta. Y hacer realidad ese traje soñado.

- El vestido de novia de Carla Vega-Penichet: romántico, con escote 'halter' y un toque andaluz

Ambos diseños recuerdan a los drapeados, ¿los utilizas habitualmente en tus vestidos?

Los drapeados no es algo que utilice siempre, pero sí los pliegues de las telas, los anudados. Me gusta mucho usarlos siempre porque me parece que potencian o disimulan partes del cuerpo que nos apetece marcar más o menos. Me parece que es algo muy femenino y que hay que dominar mucho la técnica del modelado para hacerlo bien. Me gusta mucho modelar sobre el maniquí o sobre el cuerpo, porque la tela se luce mucho y me luego queda un vestido muy femenino y natural, como ‘blandito’ y más fluido.

Tanto María Corsini como Carla Vega-Penichet llevaron velo en su gran día. ¿Es el velo un accesorio que te guste?

El velo es un accesorio que me gusta, sobre todo porque creo que el único día de tu vida que te vas a poner un velo es el día de tu boda. Así que lo que me encanta es buscar el tipo de velo que cada una quiere ponerse: que se vea mucho, que se vea poco, que cubra la cara o que casi no se vea, como el de Carla, por ejemplo.

- Existe un velo para cada tipo de novia: descubre el tuyo en nuestra guía ilustrada

Los tejidos y materiales empleados en tus propuestas a medida son realmente especiales: ¿con cuáles te gusta más trabajar? ¿Hay alguno con el que te apetezca atreverte que todavía no hayas utilizado?

Me gusta mucho trabajar la seda en todos sus tipos, es lo que más uso. También uso linos. Los trajes de María y de Carla estaban hechos en varios tipos de seda. A mí me gusta mezclar varias telas en cada vestido porque, así, sin hacer bordados y cosas más obvias de novia, se enriquece mucho el vestido, dándole a la vez un aspecto muy sencillo. Me apetece, este año, irme por las telas más toscas y rústicas y tengo unas sedas naturales gorditas con aspecto casi de un saco y de lino. Eso me apetece mucho este año: la sensación de un traje inacabado. 

En el diseño a medida intervienen muchos factores. ¿Sueles orientar a las novias que llegan a tu atelier o ellas tienen una idea muy clara?

Oriento mucho a las novias. Les hago propuestas de lo que creo que les va a gustar, les va a quedar bien y va a cumplir con las expectativas de todo el pack de la boda (las madres, las suegras, ellas mismas, las amigas…). Creo que las novias no suelen tener una idea clara de lo que quieren, aunque a lo mejor muchas lo creen, pero luego cuando empiezan a probarse el traje de novia les cambia mucho la idea, porque una cosa es pensar y otra cosa es verse con el traje puesto. Vestirse de novia es una cosa compleja, porque nunca te has vestido de novia. Cambian mucho de idea y eso está bien, porque aprenden y por eso evolucionan.

- Crepé, seda, organza… ¿Sabes cuál es el tejido perfecto para tu vestido de novia?

¿Es Sole Alonso de tendencias o de atemporalidad? ¿Qué es lo que más veremos entre las novias de 2022?

No soy de tendencias, prefiero la atemporalidad. Eso es una meta alcanzar, hacer vestidos intemporales. Pero las tendencias se cuelan en todas las partes de tu vida, en los trajes de novia también, porque las novias están influidas por las tendencias. Puede haber algún vestido que ha llamado mucho la atención, entonces marca una tendencia clara: eso es inevitable. Aunque no soy mucho de tendencias, creo que este año se va a llevar mucho el traje fluido, poco definido, un vestido estilo túnica que marca menos el cuerpo, mucho volante y telas cayendo.

¿Hay algún look que te haya hecho especial ilusión hacer?

Todas, todas me hacen ilusión. Cuando hay una novia que me elige, me siento muy afortunada.   No sabría decir solo una.

- De los 20 a los 60, hay un vestido de novia para cada edad

Además, cuentas con una colección ‘ready-to-wear’ para invitadas y madrinas. ¿Cuáles son tus recomendaciones de experta para ellas?

Para las invitadas y las madres de la novia, sobre todo para las madrinas, que tienen un ‘papelón’ súper difícil en las bodas, les recomiendo solo una cosa: que sean ellas mismas, que no intenten disfrazarse, que no intenten cambiar. Que la madurez es belleza, que la serenidad es belleza y que la felicidad da belleza. Entonces, deben intentar disfrutar de su traje, de su maquillaje, del momento, de la boda, de la felicidad de sus hijos y no preocuparse de parecer una cosa que no son. 

La tuya es una historia de esfuerzo y experiencia, ¿en qué momento te diste cuenta de que lo tuyo eran las novias?

Desde que tengo mi marca con mi propio nombre. Porque yo he hecho novias desde hace muchísimos años, pero desde que me puse como Sole Alonso, en mi estudio en la calle Columela, en el 2008, me di cuenta de que sí, lo mío son las novias. Me encanta la gente, conocer a la gente. Me encanta el momento, que es la boda, que es de tensión familiar; me gusta mucho estar ahí en ese ‘cogollito’ de los nervios, porque yo siempre he querido ser psicóloga y me gusta mediar, poner tranquilidad en ese momento de tensión entre una madre y una hija. Me encanta transmitir tranquilidad y poder ayudarlas. Y, a la vez, me encanta hacer trajes. Toda la situación de una traje de novia es lo que me gusta.

- ¿Novia o invitada? La revolución de los vestidos con segunda vida

Sole Alonso inspira por sí misma, pero ¿qué novias históricas influyen en tu trabajo?

Que me hayan inspirado e influido podría decir que todas. Todas las novias que he visto en mi vida me han influido. Desde Grace Kelly, que es la súper clásica y me encanta su traje y los de esos años 40 —esas novias como empaquetadas, pero preciosas—; hasta del siglo XXI, como Kate Moss, que era poco novia. Todas me han gustado y todas ellas me influyen. Todas las que he hecho y todas las que he visto.

- Todas las veces que el vestido de novia de Grace Kelly inspiró a 'celebrities' y princesas

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie