La revolución 'eco' llega a las grandes cadenas de hoteles españolas

Uniformes reciclados, botellas de cartón o vidrio y pajitas comestibles, balnearios 100% sostenibles… estas son algunas de las propuestas de los grupos Room Mate, Meliá o Castilla Termal Hoteles para consolidar una oferta de ocio y turismo respetuosa con el medio ambiente.

by hola.com

La guerra medioambiental contra el plástico y otros residuos también ha llegado al sector hotelero. La cadena internacional de hoteles de los españoles Kike Sarasola, Carlos Marrero, Eduardo Sanzol y Gorka Atorrasagasti, Room Mate Hotels, nació en el año 2005. Un ambicioso proyecto que terminó conformándose en una de las cadenas internacionales de hoteles boutique más importantes del mundo y con mejor opinión por parte de los huéspedes, según un reciente estudio de la web analítica Reviewpro. La filosofía del grupo es simple, que te sientas como en casa. A través de sus diferentes espacios, todos ellos diferentes, en los que consiguen crear ambientes únicos y acogedores, buscan conseguir un ambiente cercano y afable en la que el respeto hacia sus trabajadores, clientes y todo lo que les rodea es fundamental. Por eso, la cadena ha decidido unirse con la firma Ecoalf para aprovechar las materias residuales del océano y darles una segunda vida. Room Mate Ecolution es la iniciativa que han planteado ambas empresas y con la que pretenden mejorar el plan de sostenibilidad de la cadena de hoteles.

room-mate-ecolutionVER GALERÍA

PLAN ECOSOSTENIBILIDAD

La primera parte del proyecto ha estado centrada en la creación de uniformes 100% reciclados para los empleados de las distintas boutiques. Cada día, más de una tonelada de basura es sacada del Mar Mediterráneo. Después de años de investigación y gracias a la colaboración de diferentes grupos de pescadores, que han recogido y donado a Ecoalf la basura que han encontrado en sus faenas, se ha desarrollado una técnica de reciclado que convierte los residuos en en hilo de primera calidad. Con ellos, se han diseñado y confeccionado los nuevos uniformes del equipo de los diferentes hoteles. Las chaquetas de los empleados están hechas de botellas de plástico recogidas en el Mediterráneo, aunque para mantener el confort de las prendas, también se ha utilizado algodón orgánico de la mejor calidad. De esta forma, elementos como las camisas hasta los cordones de los zapatos están elaborados con materiales sostenibles. Con esta iniciativa no solo se da una segunda vida a los plásticos, sino que también se contribuye a la limpieza de los mares y océanos y se mejora la calidad de vida de las especies marinas.

"Room Mate se ha caracterizado siempre por centrarse en las personas y para ello es esencial cuidar el planeta en el que vivimos. La labor que hace Ecoalf es encomiable y nos demuestra que un futuro sostenible es posible. Por eso, nunca hubo ninguna duda respecto a que ellos serían los mejores partners para esta iniciativa. Además, para nosotros, esta colaboración es un importante primer paso que vendrá seguido de un amplio compromiso con el bienestar de nuestro ecosistema", explica Kike Sarasola. "La sostenibilidad no sólo se ciñe a la moda sino a todas las industrias. Este tipo de acciones son claves y sirven para inspirar al resto de la industria. Desde ECOALF nos enorgullece desarrollar este tipo de colaboraciones, especialmente con Roommate, donde el diseño para ambas marcas es fundamental y a su vez teniendo un impacto en el planeta", Destaca Javier Goyeneche,  presidente y fundador de ECOALF.

Además, la cadena ya recicla las pastillas de jabón usadas de sus hoteles, derritiéndolas para crear nuevas barras que se envían a ONGs como la Cruz Roja; se nutren de energía 100% verde; se han comprometido a eliminar el 80% del papel que generan de aquí a 2020 y se comprometen a eliminar todo el plástico que generan de aquí a un año (sustituyendo por ejemplo las botellas de agua de plástico por otras de cartón y/o cristal). Huertos solares, para compensar la energía consumida o duchas de bajo consumo son algunas de las medidas de sostenibilidad que ya han implantado o que pretenden implantar a corto plazo.

INNSIDE BY MELIÁ

El compromiso con el medioambiente, la divulgación de la cultura local y la contribución a la integración cultural y la sociedad siempre ha estado presente en los valores fundamentales del grupo Meliá Hoteles. Hace unas semanas, durante la última entrega de Fitur, la cadena española anunciaba su intención de apostar por medidas todavía más sostenibles y la eliminar los "plásticos de un solo uso de la compañía a lo largo de este 2019".  Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y CEO del grupo hotelero, explicaba en una entrevista a Efe que la línea Innside del grupo Meliá Internacional se encuentra en proceso de transformación, manteniendo su apuesta por el viajero moderno, pero incorporando el compromiso por el medioambiente y la responsabilidad ecológica, orientándose así hacia el cuidado y la preservación de los ecosistemas naturales.
 

La sustitución de botellas de plástico por otras de cartón, así como la de pajitas de plástico en detrimento de otras comestibles, son solo algunas de sus iniciativas. Además, los hoteles Innside by Meliá han empezado a utilizar uniformes elaborados por la firma madrileña Árbol Studio con "algodón orgánico 100 % respetuoso con el medio ambiente"

CASTILLA TERMAL MONASTERIO DE VALBUENA

En pleno corazón de la Ribera del Duero y ubicado en un espectacular monasterio cisterciense del s.XII, este Hotel-balneario de cinco estrellas puede presumir de ser un balneario 100% sostenible. Pertenece a la cadena Castilla Temal Hoteles, que ha realizado una importante apuesta dirigida a un público que busca una oferta de turismo y ocio responsable con el medio ambiente. Tanto es así que este exclusivo complejo turístico es capaz de autoabastecerse gracias al uso de energías renovables y producciones térmicas propias, tanto de frío como de calor.

circuito-contrastes2-monasterio-de-valbuenaVER GALERÍA

El resultado: reducir al mínimo las emisiones de carbono a la atmósfera. Además, desde el hotel puntualizan: “Creemos que el agua es un bien preciado y disponemos de una red de aguas depuradas para todos los inodoros del establecimiento. El agua mineromedicinal filtrada y tratada que se está utilizando en las piscinas es la que se aprovecha para dicho circuito y para regar hasta el 60% de sus jardines adjuntos, como por ejemplo el de la cubierta vegetal que se creó en la parte superior del edificio del balneario, cubierta que ha obtenido varios premios significativos por su construcción/diseño y por su eficiencia térmica”.

Incluso, el hotel-balneario cuenta con un huerto propio de producción ecológica con una extensión de dos mil metros cuadrados con el que se abastece la cocina, a lo que habría que añadir el hecho de que cuentan con proveedores locales como forma de apoyar las políticas de km 0 y fomentar la actividad productiva de la zona.

Más sobre: