Ayuda a tu gato a pasar mejor el invierno

Ayuda a tu gato a pasar mejor el invierno

Con la llegada del frío, los gatos reclaman el sitio más cálido de la casa para afrontar mejor el descenso de temperaturas.

by Cristina Soria

A nuestro gato le afecta, al igual que a nosotros, la bajada de temperaturas que se produce en invierno. Presta atención a tu felino, especialmente si es cachorro o si es mayor. Los cachorros no se termorregulan bien todavía, y los mayores son más sensibles al frío por la artritis, el descenso de la masa muscular, etc.

Podrás observar que el pelaje de tu gato se vuelve más grueso para mantener la temperatura corporal, pero si esto no es suficiente, puedes ayudarle a que se sienta cobijado y caliente en casa, protegido frente a posibles enfermedades causadas por el frío y por los cambios de temperatura.

Leer: Consejos para cuidar a un gatito pequeño

Anímate a jugar para que no  pase frío

Si quieres evitar que tu gato pase el invierno dormitando de día y de noche a causa del frío ayúdale a jugar para que se mueva y haga ejercicio. Proporciónale juguetes que estimulen tanto su cuerpo como su mente: juega con él con las cañas que llevan juguetes anudados, esconde sus bolitas de comida por distintos rincones de la casa para que se divierta encontrándolos, ofrécele cajas de cartón para que se esconda… Estará más animado y tendrá menos frío.

Ayuda a tu gato a pasar mejor el invierno VER GALERÍA

Si tu gato es friolero, ponle una cama térmica

Las camas térmicas son la opción que más feliz hará a un gato friolero. Las hay de muchas clases, desde la clásica cama para mascota hasta las que tienen forma de cueva o bolsillos para que guardes sus juguetes. También puedes encontrar gran variedad de diseños, colores y tamaños, para que elijas la más adecuada para tu gato. En una cama siempre calentita le gustará estar muy a menudo, y es posible que ya no necesite estar pegado a ti en el sofá o en la cama para no pasar frío.

Leer: Si tienes gatos… cuidado con las plantas que tienes en casa

Pon una hamaca en el radiador

Los felinos necesitan más de una cama en casa, y las hamacas para gatos son una especie de cama que se cuelga de cualquier radiador y que los felinos adoran. Son un sitio alto donde pueden descansar y controlar todo lo que sucede alrededor. Pero, sobre todo, es un sitio perfecto para estar bien calentitos junto al radiador. Si tu gato es mayor o tiene artritis, puedes colocar al lado un taburete o una silla para que se suba con más comodidad.

Cuida su alimentación

El frío puede despertar el apetito en los gatos, por lo que es posible que ahora que es invierno te demande más comida. Procura que no pase hambre, pero que su alimentación sea equilibrada y cámbiale el agua a menudo para evitar que se enfríe. Comer de forma adecuada le ayudará a proteger su sistema inmune y a tener energía durante todo el invierno.

Acude al veterinario siempre que sea necesario

Algunos gatos son más propensos que otros a los cambios de temperatura, especialmente los cachorro que aún no han desarrollado sus defensas, los gatos de pelo corto ya que este no les abriga lo suficiente, y los gatos mayores de 7 años. Si ves que tu gato tiene los ojos lacrimosos, estornuda, tiene mocos o está demasiado apático acude lo antes posible a tu veterinario. 
Por otro lado, no descuides su calendario de vacunación. Estar al día en sus vacunas le protegerá bacterias y reforzará su sistema inmune.

Leer: ¿Es necesario darle leche a los gatos?