Las cocinas blancas vuelven a ser tendencia

El dominio del color en la cocina parece que está llegando a su fin, a favor de cocinas blancas combinadas con encimeras o muebles en color madera

by hola.com

El color azul —y el rojo y el berenjena y el marrón oscuro y el color haya y hasta el verde y el rosa— se ha apoderado de las cocinas de nuestro país durante los últimos años. Y la verdad es que el resultado, en la mayor de las ocasiones ha resultado elegante, divertido, alegre.
Pero las tendencias están cambiando y el blanco vuelve a ser, una vez más, el que lo inunda todo en las cocinas de escaparates y revistas de decoración. Eso sí, no tiene porque ir en solitario. En numerosas ocasiones, la mayoría, le da el punto de contraste el haya o el abedul. Y solo a veces, maderas más oscuras, como el nogal o el cerezo. Pero el color que simboliza la pureza es siempre el rey, el que marca.

VER GALERÍA

En realidad, el blanco en la cocina nunca ha caído en desuso. La moda de ese color aparece y desaparece a lo largo de los años como el Guadiana en su recorrido. Y esta es una de esas épocas en las que está en lo más alto. Lo hemos visto en montones de firmas, desde Schmidt hasta Conforama, pasando por Leroy Merlin o Siematic.
Es decir, en grandes superficies dedicadas al bricolaje y la decoración; pero también en firmas de gran prestigio del sector. La verdad es que no nos extraña este triunfo porque el blanco es un color que aporta luminosidad y sensación de amplitud al espacio, generalmente algo escaso en las cocinas.

VER GALERÍA

Pero además tienes montones de opciones para elegir cocina. Las vas a encontrar del estilo que más te cuadre con tus gustos y el resto de la decoración de la vivienda. Si te va el ‘rollo’ rústico, busca muebles de madera pintados en blanco o decapados; y añádeles detalles en vidrio o incluso hierro.
Pero si te apetece una cocina de aspecto moderno, contemporáneo, tira por los muebles lacados. Para el acabado puedes elegir entre mate o brillo. Estos diseños suelen ser más estilizados, con líneas rectas y puras. En este caso, deberás combinarlo con acero y aluminio. El resultado es un acierto seguro.
Una de las ventajas de este color es que puedes combinarlo con cualquier otro. De modo que la opción de los muebles blancos con encimera en madera, es perfecta. Pero puedes ser ‘más atrevida’ y lanzarte a una piedra acrílica o Silestone en colores más fuertes e impactantes.
También puedes colocar algún mueble entremedias de ese otro color. Sin abusar, conseguirás una cocina muy coqueta y resultona. La apuesta de Schmidt nos gusta mucho porque resulta muy original. Los muebles bajos son blancos lacados, amplios, con los apliques cromados. Y la encimera y muebles altos en un mismo tono madera oscuro. El contraste que produce es un acierto.

Tanto es así que no es la única firma que apuesta por él. Conforama y su modelo Alabama también lo hacen. Los muebles en blanco, esta vez mate, y la encimera y la mesa-barra el mismo tono. Si embargo, el denominado MI.O apuesta por la opción atrevida del rojo para la encimera.
Mientras SieMatic apuesta por la elegancia del blanco combinado con el gris perla, sobre todo en su nuevo e innovador programa S3. Aunque además de estos dos colores de los que hablamos cuentan con un amplio abanico cromático de frentes, perfiles y tiradores que ofrecen un sinfín de combinaciones.
Leroy Merlin, por su parte, en el modelo 'Qalia' que se hace a medida, de su colección de cocinas para 2014, ha querido mostrar una novedad: cocinas blancas con algunos de sus muebles en madera de tono medio. Además, dispone de opciones XL, cierres progresivos de cajones y puertas para  vitar golpes y  ruido, máxima  iluminación  con bases equipadas con luces led, etc.

Más información:
www.siematic.es
www.schmidt-cocinas.es
www.conforama.es
www.leroymerlin.es