Joan Collins

Diarios de una diva: Joan Collins destapa los entresijos más crueles y menos conocidos de Hollywood

La actriz de 'Dinastía', que acaba de publicar sus memorias, comenzó a recopilar sus vivencias en cintas de casete desde 1989 a 2006

por hola.com

Joan Collins, de 88 años, quien actualmente vive en un apartamento en el exclusivo barrio londinense de Belgravia, nació en Paddington y se formó en la Real Academia de Arte Dramático de la capital inglesa. Comenzó a aparecer en películas cuando tan solo era una dolescentes aunque la fama no le llegaría hasta los 80 gracias a su papel de  Alexis Colby en la telenovela estadounidense Dinastía, que le valió un Globo de Oro. Con más de 70 producciones a sus espaldas y tras haber participado en los últimos años en series de televisión como The Royals, Benidorm o American Horror Story, la actriz ha hecho una parada en su “agenda interpretativa” para lanzar un libro de memorias, Mis diarios sin reservas, en el que Collins habla sin tapujos sobre los entresijos de Hollywood, no solo deteniéndose a contar con detalles sus encuentros con algunas estrellas, sino también destapando la gran crudeza de la industria del cine con las actrices en general y con las que ya han cumplido los cuarenta en particular. 

Joan CollinsVER GALERÍA

- Hablamos con Joan Collins, la inolvidable estrella de ‘Dinastía’

Joan Collins, Jane Seymour y Denise Richards, los fichajes estrella de José Luis Moreno

Casada hasta en cinco ocasiones, la última de ellas en 2002 con Percy Gibson, Joan Collins grabó desde 1989 a 2006 numerosas cintas en las que relataba todas sus vivencias. Después las guardó y cayeron en el olvido, hasta hace un par de años cuando dio a conocer a su agente su existencia y éste pensó que podrían convertirse en un libro interesante, como así ha sido. 

Convertida en una ‘superviviente de Hollywood’ como ella misma se ha definido, Joan admite que "se debe desarrollar una piel gruesa y un carácter fuerte para permanecer en esta profesión", algo que, sin duda, ella debió de llevar a cabo, pues acaba de celebrar 70 años de trabajo. Orgullosa de lo conseguido como actriz y también como escritora, pues tiene 18 libros, Joan echa mucho de menos el viejo glamour de Hollywood. "Las alfombras rojas de ahora son una falsa. Todos se visten con vestidos y joyas prestados, posan para Instagram y luego se van a casa. Realmente no hay una escena de fiesta. O si lo hay, es muy secreta" señala la actriz. 

Joan Collins junto a su marido, Percy GibsonVER GALERÍA

Collins, quien admite sin esconderse que hubo etapas de su vida que pasó hambre para perder peso "por exigencias del guión" pues todo el mundo debía de pesar 5 kilos menos de su peso ideal, cuenta en estas páginas divertidas anécdotas que van desde Gregory Peck hasta Debbie Reynolds, pasando por Roger Moore o Liz Taylor, sin olvidar otro tipo de personajes como Donald Trump a quien califica de "idiota descortes" o cómo la muerte de la princesa Diana, a quien adoraba personalmente, acabó derribándola. "Parecía muy vulnerable. Me habían dicho que diez días antes de su muerte, había estado en uno de mis restaurantes preferidos de Saint-Tropez junto a su novio Dodi y sus dos hijos. Se reían y bailaban, como cualquier familia joven. Escuchar lo feliz que se había sentido lo hizo aún más trágico" admite Collins en sus memorias. 

“Criticada implacablemente" por su apariencia, algo que le hizo llorar de adolescente y le hizo más fuerte en su madurez, la pluma de Joan Collins no tiene límites,y poco o nada le importa el ruido que sus palabras puedan provocar.  A Sharon Stone la define como una mujer "pagada de sí misma" y de Frank Sinatra, con el que compartió mantel en el 69 cumpleaños de la ex estrella de James Bond, Sir Roger Moore, cuando el cantante ya tenía 80 años, la actriz afirma: "Es horriblemente triste ver a este icono dorado convertido en un viejo confundido". A Gregory Peck le califica como “ un poco aburrido, pero adorable” mientras que de Sophia Loren destaca sus llamativos dientes nacarados: "Parecen tallados en marfil" afirma la octogenaria actriz. 

Joan Collins con su hijo VER GALERÍA

Joan Collins logra escapar de un grave incendio en su casa y tilda a su marido de 'héroe'

Joan Collins llora la pérdida de su hermana pequeña Jackie, quien hace unos días abría las puertas de su casa a HELLO!

Joan, quien no deja en este libro títere con cabeza, también cuenta como en una ocasión George Peppard, actor de Desayuno con diamantes, la intentó besar que ella le rechazó diciendo que tenía dos hijos en casa y que estaba casada a lo que él respondió diciendo: "¿Qué importa eso?". "Dije 'importa mucho'", recordó. 

Su escritura, aunque en ocasiones mordaz, es inteligente y perspicaz sobre el negocio, a menudo ridículo, del espectáculo. "Soy muy cínica respecto a Hollywood" admite la actriz, de quien la BBC prepara ya un documental sobre su vida.