TDAH

Dinámicas y apoyo psicológico para afrontar el TDAH

Las terapias psicológicas pueden enseñar estrategias para mejorar o compensar los síntomas de este trastorno de la conducta

by Gtresonline

TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia, que afecta a más del 5% de niños en el mundo y a más del 6% en España, siendo más frecuente entre chicos que entre chicas. El déficit de atención, la hiperactividad y la impulsividad son los principales síntomas, que deben presentarse antes de los siete años y tener una permanencia de, al menos, seis meses para que se asocien con este trastorno de conducta, que puede provocar en los pequeños problemas para concentrarse, y dominar sus impulsos y emociones. No obstante, según apunta la asociación TDAH y tú, se ha demostrado que un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado permiten una evolución positiva del pequeño. Marta Galindo Fuentes, neuropsicóloga y psicóloga sanitaria de Clínicas Origen, nos explican cómo las dinámicas y el apoyo psicológico pueden ayudar a mitigar los síntomas del TDAH.

Leer: Psicología: ventajas e inconvenientes de realizar una terapia online

¿Pueden las terapias psicológicas ayudar a sobrellevar el TDAH?

A pesar de ser un trastorno neurobiológico de carácter crónico, la experta asegura que las terapias psicológicas pueden enseñar estrategias para mejorar o compensar los síntomas principales de falta de atención e impulsividad desde la estimulación cognitiva. "Además, este tipo de aspectos pueden provocar dificultades conductuales y emocionales que es importante aprender a identificar y gestionar de una manera más útil para la persona. Lo mismo sucede con los pensamientos, en un cerebro con problemas de atención es más probable que aparezcan pensamientos negativos para el niño, con su consecuente influencia en la autoestima", añade la psicóloga, que incide en la importancia de trabajar desde la psicoterapia para mejorar los pensamientos, emociones y comportamientos de los pacientes.

Leer: La maternidad te hace más resiliente

¿Cómo se trata el TDAH desde el punto de vista psicológico?

Según Marta Galindo, lo importante es conseguir la adaptación del pequeño. Es decir, trabajar en aquellas áreas en las que el paciente tenga más problemas para funcionar correctamente. "Por ejemplo, imaginemos un niño que alcanza los objetivos académicos establecidos, aunque muestra dificultades ante ciertas materias. Además, tiene problemas para jugar con otros niños ya que su impulsividad le impide seguir normas de juegos. Esto le genera malestar porque le gustaría jugar con otros. En este caso se considera más relevante trabajar en el manejo de la impulsividad para mejorar las habilidades sociales de este niño que fomentar estrategias cognitivas para mejorar sus resultados académicos", explica la neuropsicóloga.

Leer: Cómo saber si mi hijo sufre déficit de atención con hiperactividad

¿Qué actividades pueden ayudan a los niños?

A la hora de elegir las actividades para el pequeño es importante tener en cuenta sus gustos y, sobre todo, evitar por todos los medios lo que le genere frustración. Para ello, según la especialista, la actividad o juego se debe ajustar a las capacidades de cada niño. "Por ejemplo, para chicos con dificultades de atención están indicados juegos con mayor número de elementos como puzles, rompecabezas, laberintos, bingo, juegos de cartas, lectura de cómics o cuentos. Si las dificultades aparecen a la hora de manejar la impulsividad, los ejercicios que favorezcan la calma y la reflexión son muy útiles, como colorear, dibujar, juegos de cartas que requieran estrategias como el UNO o realizar manualidades en familia", recomienda la psicóloga. Para controlar el exceso de energía física y actividad, Marta Galindo señala que los juegos y deportes pueden resultar muy beneficiosos para adquirir mayor conciencia y manejo corporal.

Leer: Tu bebé también puede hacer yoga

Más sobre: