portada-age

Muy fácil: trucos para hacer conservas caseras en aceite de oliva

La conservación en aceite es de las técnicas más antiguas que existen. Nos permite alargar la vida de muchos alimentos y, además, darles un toque especial para servir en distintos platos. Conoce la técnica a fondo y descubre 7 deliciosas recetas

by Susana Baticón

En las despensas italianas es habitual encontrar un gran variedad de conservas caseras preparadas en aceite de oliva, un método con el se hacen muchos de los llamados antipasti (aperitivos) que toman nuestros vecinos antes de la comida, listos para abrir y servir en cualquier momento. Tomates secos, verduras, queso, pescados… no son pocos los ingredientes que se prestan a esta sencilla elaboración que, además de deliciosa, tiene la ventaja de poder aprovechar 'restos' y reinventarlos en nuevas y deliciosas recetas.

Con esta técnica puedes obtener magníficas conservas que aguantan varios meses por el efecto natural conservador del aceite y que son perfectas para servir como aperitivo con un vermut, como entrante de un menú, como guarnición o como ingrediente de otros platos: pastas, arroces, guisos y un largo etcétera.

Este efecto conservador del aceite de oliva se debe principalmente a su contenido en polifenoles y vitamina E, poderosos antioxidantes naturales que protegen los alimentos frente a los microorganismos patógenos que los deterioran con el paso del tiempo. Además, gracias a este procedimiento se conservan la totalidad de las vitaminas, proteínas y nutrientes de los alimentos.

Qué productos son ideales para hacer conservas en aceite

La gama es interminable: dentro del mundo vegetal, opta por verduras, legumbres cocidas, setas... Pero igualmente puedes conservar en aceite numerosos pescados, aves y carnes. Es una buena opción para aprovechar productos de temporada, cuando tienes bastante cantidad, y luego tenerlos disponibles y listos para usar durante bastante tiempo. Si se trata de carnes, pescados o aves tendrás que cocinarlos previamente -y si son grandes, se recomienda trocearlos-. También los vegetales admiten un escaldado previo -o una deshidratación como los tomates secos-. Y sea cual sea, asegúrate de limpiarlo bien antes de manipularlo.

Utiliza un buen aceite de oliva virgen extra que no sea excesivamente fuerte de sabor para que no enmascare el aroma de cada ingrediente y recuerda que siempre tiene que cubrir los elementos que elijas. Elige uno que sea rico en polifenoles.

Los ajos y la cebolla son buenos aliados para poner en práctica esta técnica, así como todo tipo de especias -especialmente pimienta en grano- y hierbas aromáticas. La ralladura y la cáscara de cítricos aportan igualmente toques deliciosos a tus conservas. Y si te gusta el picante, incorpora cayena, guindilla o chiles.

Recipientes para tus conservas de aceite

Elige siempre tarros de cristal con tapa que tendrás que esterilizar convenientemente hirviéndolos durante unos 15 minutos. Introduce los alimentos elegidos sin presionarlos en exceso para ir añadiendo el aceite de oliva hasta arriba pero dejando un espacio de 1 cm. Se deja reposar, se comprueba que no se hayan formado burbujas y una vez que le pongas la tapa, se recomienda cocerlo al baño maría para su cierre hermético.

Cuánto tiempo duran estas conservas

Lo ideal, si las vas a consumir en breve, es que las dejes reposar 1 día entero, pero este tipo de conservas aguantan perfectamente unos meses si las guardas en sitios oscuros que no sean ni muy secos, ni muy húmedos. Se aconseja etiquetar la conserva con el tipo y la fecha en que la realizamos.

Te presentamos las recetas de 7 conservas en aceite con distintos productos para que puedas elegir: tomate, calabacín, queso, pollo, salmón, berenjena

Paso a paso: tomates secos con ajo y orégano

Una de las conservas en aceite más populares es la de tomates secos. Convierte este producto en todo un comodín para incorporar a tus ensaladas, pastas, guisos, aperitivos, etc.

Tomates secos con ajo y oréganoVER RECETA

Paso a paso: queso con cebolla morada, pimienta rosa y menta

Conservar el queso en aceite es algo que viene desde tiempos muy antiguos. Además de prolongar la vida útil del producto, esta técnica le confiere un sabor, un aroma y una textura muy especiales.

Queso con cebolla morada, pimienta rosa y mentaVER RECETA

Paso a paso: berenjenas en aceite picante

La berenjena en aceite es perfecta para servir como aperitivo o guarnición de todo tipo de platos. Es súper sencilla de preparar y de esta manera resulta deliciosa. En este caso, las hacemos un poco picantes. ¡A qué esperas para probarla!

Berenjenas en aceite picanteVER RECETA

Paso a paso: setas en aceite con hierbas aromáticas

Una de las maneras por excelencia para conservar setas -junto a la deshidratación y la congelación- es en aceite. Te mostramos cómo prepararlas con hierbas aromáticas variadas.

Setas en aceite con hierbas aromáticasVER RECETA

Paso a paso: calabacín relleno de queso con ajos y melisa

Esta propuesta es un aperitivo ideal para tomar con tu bebida preferida antes de comer. Mezclamos dos productos que nos encantan como son el calabacín y el queso y los metemos en aceite de oliva con ajos y melisa.

Calabacín relleno de queso con ajos y melisaVER RECETA

Paso a paso: salmón con cebolla en aceite de oliva

Con esta técnica, además de aperitivos y guarniciones, puedes hacer platos principales. En este caso, optamos por lomos de salmón fresco para marinarlos, añadirles cebolla y cubrirlos con un buen aceite de oliva.

Salmón con cebolla en aceite de olivaVER RECETA

Paso a paso: pollo y calabacín con chile y hierbas aromáticas

Terminamos con una propuesta más, en esta ocasión a base de pollo. Cocinamos unos muslitos cuya carne desmenuzamos para mezclar con calabacín, chile y hierbas aromáticas y cubrir con aceite de oliva, ¡otro segundo plato delicioso!

pollo-ageVER RECETA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.