portada-roncero

Paco Roncero reinterpreta en 5 postres los bombones más famosos

El cocinero madrileño nos propone 5 recetas dulces a partir de los bombones de especialidad de Ferrero: 'Rocher', 'Mon Chéri', 'Raffaello', 'Pocket Coffee' y 'Rondnoir'

by Susana Baticón

Este es uno de los momentos más esperados del año por los fans de estos chocolates. Es aquel en el que se reanuda la fabricación de los bombones del grupo Ferrero, de origen italiano, cuando las temperaturas ya no son tan altas y se garantiza la frescura, el sabor, el aroma y, en definitiva, la mejor calidad de las 5 referencias chocolateras tan populares.

Aprovechando esta rentrée, el cocinero Paco Roncero nos muestra, en su recién renovado Laboratorio del Casino de Madrid, 5 interpretaciones del Ferrero Rocher, el Mon Chérie, el Raffaello, el Rondnoir y el Pocket Coffee. Basándose en los principales ingredientes de cada uno de ellos, su elaboración y sus texturas, el chef ha recreado 5 irresistibles postres e identifica cada uno con una cualidad. "El Ferrero Rocher para mi es la elegancia, el Mon Chérie, la sensualidad, el Pocket Coffe, la energía, el Rondnoir, la sofisticación, y el Raffaello, el exotismo".

Para el más emblemático y de mayor consumo en el mundo -una mezcla de chocolate, avellana y barquillo-, Roncero nos propone una creación cuya apariencia se asemeja bastante a la del bombón original. Su interpretación del Ferrero Rocher lleva en su composición una base de caramelo de cacao y la acompaña de un cremoso de chocolate, avellanas garrapiñadas, una espuma de avellana, una cúpula de chocolate y papel de oro comestible.

El Mon Chérie es un bombón de fino chocolate relleno de fresco licor y cereza a partir del cual el Director del NH Collection Casino de Madrid nos propone una recreación en dos partes: un cóctel con cereza, jengibre, yuzu, espuma de licor, y tónica; y por otro, una cereza osmotizada para comer de un bocado. ¡Una auténtica perdición!

El Pocket Coffee es una especialidad de la marca con un corazón líquido de café 100% arábica, envuelto en 3 capas de chocolate negro y una corteza de azúcar. Este bombón Roncero lo transforma en una propuesta con café en distintas texturas: un esférico, un toffee, un cremoso y una chocolatina de café, a los que se suman un cremoso de chocolate y unas palomitas aderezadas con shichimi togarashi en polvo, una especia picante oriental.

Para el Rondnoir, último lanzamiento de la marca, el cocinero madrileño se fija en sus principales características (una perla de chocolate negro recubierta de crema de cacao, un barquillo crujiente con más chocolate negro y granos de chocolate) para crear un postre que lleva caramelo de cacao crujiente, barquillo, shots de chocolate blanco y negro, una espuma de foie y polvo de foie helado, ¡pura elegancia y finura!

Y para el único que no lleva chocolate en su composición, que es el Raffaello, Paco aprovecha el exotismo del coco, uno de sus ingredientes principales, para "llevarnos por un viaje a través de los sentidos" y lo recrea con un postre, con una llamativa forma de estrella, que tiene una base de chocolate blanco y coco, una crema de almendra y algunos toques de vainilla. La fruta tropical, además, le sirve para introducirla en otras texturas como un cremoso y un polvo helado, "porque, además de con los sabores, aromas y texturas, nos gusta jugar con las temperaturas".

Cinco creaciones para celebrar que, por fin, los bombones de Ferrero Rocher están de vuelta y eso es motivo de alegría, así que démonos el gustazo y disfrutemos de cualquiera de estos bombones. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.