Museo Casa Natal de Federico García Lorca en Fuente Vaqueros, Granada

EN SU ANIVERSARIO

De Fuente Vaqueros al Albaicín, una ruta por Granada siguiendo a Lorca

Partiendo del lugar en el que nació el autor 'La Casa de Bernarda Alba' aquel 5 de junio de hace 123 años, este itinerario va descubriendo paisajes y monumentos, campos soleados y plazas íntimas, miradores y jardines históricos enaltecidos con los mejores versos.

por MANUEL MATEO PÉREZ

«Verde que te quiero verde» escribió el poeta Federico García Lorca para evocar la fertilidad de La Vega, ese ancho paisaje plano y horizontal a los pies de Sierra Nevada y Granada, por el que descienden las aguas del río Genil. Fue en aquella poética llanura donde Federico nació en 1898. Su madre, doña Vicenta Lorca, lo alumbró en la casa natal de Fuente Vaqueros, convertida desde 1986 en museo (patronatogarcialorca.org). De esta vivienda de pueblo, junto a un patio empedrado y un pozo de agua fresca, parte la ruta del poeta universal (universolorca.com).

Fachada de la casa natal de Fuente Vaqueros.VER GALERÍA

CASA-MUSEO DE VALDERRUBIO

La gran casa de la familia Lorca estaba a solo cuatro kilómetros de Fuente Vaqueros, en el pueblo agrícola de Valderrubio. Hoy es un museo y en sus habitaciones, en el patio, los corrales y la antigua cuadra, convertida en la actualidad en teatro y sala de exposiciones temporales, parecen recitarse los primeros sonetos del joven escritor (valderrubioenlorca.com).

Casa familiar de Federico García Lorca en Valderrubio.VER GALERÍA

La visita se complementa con la casa de Frasquita Alba, personaje que inspiró el drama lorquiano de Bernarda Alba. Una vivienda contigua a la de una tía del poeta, con la que compartía pozo y por cuyo agujero Lorca escuchó el drama que luego llevaría a una de sus obras de teatro más conocidas.

Interior de la casa de Frasquita (Bernarda) Alba.VER GALERÍA

LA VEGA DE GRANADA

A primera hora de la mañana, una neblina pende sobre la tierra húmeda y olorosa de esta inmensa planicie sembrada de chopos y plantas de tabaco que es La Vega. Sierra Nevada se distingue hacia el este, mientras la silueta de Granada se divisa a los pies de las altas cumbres. Este paisaje familiar inspiró alguno de los más reconocidos versos del poeta.

No te lo pierdas: Excursiones a menos de una hora de Granada

LA HUERTA DE SAN VICENTE

En 1908 la familia se traslada a Granada, primero a una vivienda de la Acera del Darro y luego a uno de los pisos de la Gran Vía de Colón. Años después, adquiere la Huerta de San Vicente, en los límites entre La Vega y la capital. Aquella gran casa donde la familia García Lorca pasaba todos los veranos, fresca y sombreada por decenas de altos árboles, regada por acequias y perfumada por el jazmín y el galán de noche, constituye uno de los lugares icónicos de la ruta lorquiana. En ella Federico escribió sus obras más importantes. Ahora es un parque, un museo, un centro de actividades culturales entre la autovía que desciende hasta Motril y el ensanche urbano. Por dentro, aún conserva el mobiliario original, además del piano que el escritor tocaba algunas noches (huertadesanvicente.com).

Sala de la Huerta de San Vicente con un retrato del poeta.VER GALERÍA

CENTRO LORCA

Lorca pregonó sin descanso el embrujo y el hechizo de Granada y sus manuscritos, sus papeles, los dibujos que realizó durante sus 38 años de vida demuestran el amor que siempre sintió hacia ella.

Centro Federico García Lorca.VER GALERÍA

Desde hace dos años, su obra (poemas, prosa, teatro, cartas, fotografías y documentos personales) se almacena en la caja fuerte del Centro Lorca, en la plaza de la Romanilla, en un edificio de arquitectura moderna que, además de archivo, es teatro y sala de exposiciones. Su entrada es gratuita. Al lado está la catedral y la plaza de Bibarrambla, dos lugares que Lorca citó en su obra literaria.

Sala en el Centro Federico Garcóa Lorca.VER GALERÍA

POR EL ALBAICÍN A LA ALHAMBRA

Uno de los paseos más queridos del poeta era subir hasta la plaza de San Nicolás acompañado de sus amistades para contemplar las vistas a la caída de la tarde. En 1923, junto al compositor Manuel de Falla, Federico organizó en la plaza de los Aljibes de la Alhambra el Concurso de Cante Jondo y, un año después, recibió la visita de Juan Ramón Jiménez y de su esposa Zenobia Camprubí. Juntos volvieron repetidas veces a la Alhambra y caminaron en un estado de permanente inspiración los jardines del Generalife. Heridos por tanta belleza bajaban el paseo de los Tristes, allí donde corren las aguas del río Darro, con el único anhelo de volver al conjunto nazarí.

Jardines del Generalife en La Alhambra de Granada.VER GALERÍA

CARMEN DE LA ANTEQUERUELA

En la calle Real de la Alhambra, la vivienda del compositor Manuel de Falla, que frecuentaba Federico y el resto de amigos de la tertulia del Rinconcillo, es una casa-museo de obligada visita para comprender la caudalosa personalidad de dos genios de la música y la poesía. Está al lado del auditorio Manuel de Falla y del Carmen de los Mártires, con bellos jardines románticos.

PARA DESCANSAR

Próxima a la plaza de la Romanilla, Casa de Federico (casadefederico.es) es un homenaje al poeta en el centro de la ciudad. Catorce habitaciones con encanto y una terraza panorámica desde donde divisar la torre catedralicia y la Alhambra. También lleno de encanto, Casa Palacete 1822 (casapalacete1822.com), a un paso de los lugares lorquianos más reconocidos. Y próximo a la Acera del Darro y Puerta Real, Villa Oniria (villaoniria.com), con deliciosos salones y jardines junto a un restaurante de cocina moderna.

No te lo pierdas: Cómo comerse Granada en 8 paradas gastro

PARA DISFRUTAR A LA MESA

Chikito (restaurantechikito.com) es uno de los comedores más famosos de Granada. En él Lorca celebraba la tertulia del Rinconcillo. Una escultura en mármol del poeta recuerda su presencia en compañía de la flor y la nata de la intelectualidad española del primer tercio del siglo pasado. Buenas referencias son también Arriaga (restaurantearriaga.com), que ocupa la última planta del Museo de la Memoria de Andalucía, de cocina creativa y singular, y La Mimbre (restaurantelamimbre.es), junto a la entrada del conjunto monumental de la Alhambra.

No te lo pierdas: Pueblos de Granada que enganchan de un vistazo

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.