excursiones-desde-la-habana

Seis excursiones que no te puedes perder desde La Habana

La ciudad vieja acapara toda la atención cuando se llega por primera vez a Cuba, pero para los que van a dedicarle más tiempo, la capital cubana puede convertirse en un magnífico trampolín para disfrutar de otras excursiones por las provincias más próximas. He aquí algunas sugerencias para tener en cuenta.

by si Javier Carrión

VALLE DE VIÑALES

Menos de tres horas en coche son necesarias para llegar al valle de Viñales desde La Habana, pero la excursión merece la pena porque el paisaje de este entorno protegido por la Unesco es único, característico por esas gigantescas y redondeadas colinas llamadas mogotes repletos de majestuosas palmas. La zona también es famosa por su excelente tabaco, que es cultivado, cosechado, secado y procesado en una tierra fértil. Puedes comprobarlo en algunas granjas y aldeas, que abren al público para dar a conocer esta vieja tradición. Hay también varios miradores espectaculares, como el de los Jazmines, y cavidades, como la Cueva del Indio, en la que uno se puede adentrar en bote por el río que la recorre.

Distancia desde La Habana: 183 kilómetros (2 horas y media).

valle-Viñales-cubaVER GALERÍA

EL MURAL DE LA PREHISTORIA

En la provincia de Pinar del Río, la atracción más famosa de la sierra de Viñales es este mural que pasa por ser uno de los mayores frescos a cielo abierto del mundo. Una obra de 120 metros de altura y 160 de ancho pintado sobre un mogote que muestra una visual teoría de la evolución. Su autor, Leovigildo González Murillo, discípulo del mexicano Diego Rivera, lo pintó en 1961 con la ayuda de un equipo de casi 20 personas que trabajaron durante cuatro años en este mágico rincón. Una vez en Viñales, los aficionados a la espeleología no deben perderse la Gran Caverna de Santo Tomás, en Moncada.

Distancia desde La Habana: 190 kilómetros (2 horas y media).

Vinales-mural-prehistoria-cubaVER GALERÍA

MATANZAS, LA OTRA MONTSERRAT Y UNA FARMACIA HISTÓRICA

Por la Vía Blanca, el tramo costero que transcurre por el norte de la isla se llega a Matanzas, la Atenas de Cuba, que presume de raíces españolas y de la farmacia mejor conservada de América. Su ermita de Monserrate, una joya de la arquitectura colonial cubana, fue construida por los adinerados colonos catalanes en 1875 y visitada por el mismo Federico García Lorca. La imagen de la Virgen de Monserrat es venerada cada 8 de diciembre en la fiesta de la Colla, en la que los peregrinos suben hasta su entrada con trajes típicos regionales para honrar a la patrona de Cataluña. Desde lo más alto de la ermita se divisa toda la ciudad de Matanzas y una bonita panorámica de los palmerales del valle del Yumirí.

Cuba-Matanzas-farmaciaVER GALERÍA

Pero en Matanzas y en la plaza de Armas también hay otro lugar de interés, y es la botica que abrió Ernesto Triolet Lelievre el 1 de enero de 1881. En el interior de este edificio neoclásico hay decenas de frascos de porcelana policromada, alambiques, instrumentos, etiquetas, vasijas, probetas y, lo más impresionante, más de 325.000 recetas de productos de la farmacia española, francesa, norteamericana y cubana, contenidas en 55 gruesos volúmenes. La botica permaneció abierta al público hasta 1964.

Distancia desde La Habana: 105 kilómetros (1 hora y media).

PLAYAS DE VARADERO

Varadero es el primer destino playero de Cuba. Veintiún kilómetros de playas en la península de Hicacos tienen la culpa. Un lugar donde se disfruta del baño en sus aguas con todas las tonalidades del azul, del sol en sus arenales, de los deportes náuticos y de la vida nocturna, la más intensa de toda la isla. El acceso a las playas se realiza, normalmente, a través de los hoteles, más de 50 en toda el área con el «todo incluido».  Uno de los más curiosos es la Mansión Xanadú, construida en los años 30 del pasado siglo y junto al campo de golf de Varadero, muy popular por su terraza de la planta superior, un lugar romántico para disfrutar de un atardecer tomando un mojito.

Distancia desde La Habana: 145 kilómetros (2 horas).

Varadero-cuba-playasVER GALERÍA

EL RÍO CANIMAR Y LOS PIRATAS

A 25 kilómetros de Varadero, el río Canimar ofrece la oportunidad de descubrir un entorno casi virgen por el que los piratas hacían sus incursiones hacia el interior, ya que este canal fluvial de 20 kilómetros es navegable en su curso final durante unos 12 kilómetros. Por el ancho cauce de este río, que alcanza en algunos tramos los cien metros, se transportaba en barcos durante el siglo XVIII el azúcar de las compañías azucareras de la zona. Hoy este idílico paisaje es un área protegida que se puede recorrer en yate hasta la Arboleda, un hermoso palmeral donde montar a caballo, pasear en bote de remo, o, simplemente, darse un chapuzón. En las excursiones organizadas también se asiste a un show relacionado con las leyendas aborígenes. A lo largo del río, la vegetación es espléndida y sirve de hogar a un amplio grupo de aves, entre las que destacan las garzas blanca y azul, los pelícanos y el tocororo, el ave nacional de Cuba.

Distancia desde La Habana: 118 kilómetros (1 hora y 45’).

DE LA CIÉNAGA DE ZAPATA A LA BAHÍA DE COCHINOS

Con más de 4300 kilómetros cuadrados de extensión, la Ciénaga de Zapata, en el extremo sur de la provincia de Matanzas, es el mayor humedal del Caribe insular. Declarado Reserva de la Biosfera, alberga unas 80 especies de plantas endémicas y decenas de especies animales que encabezan los cocodrilos, el gran icono de esta área pantanosa, el manjuarí y más de 200 aves diferentes. De ahí que se le considere el mejor punto de Cuba para el birdwatching. La Laguna del Tesoro en Guamá es uno de sus más famosos tesoros naturales, con sus diez metros de profundidad y casi 92 kilómetros cuadrados de superficie. Es un gran refugio de las aves migratorias y cuenta con algunas atracciones turísticas como el Criadero de Cocodrilos, creado como lugar de protección y reproducción de dos especies: el cocodrilo cubano y el americano. Otra visita habitual es la Aldea Taína, donde descubrir el modo de vida y las costumbres de los antiguos indios taínos (los primeros habitantes de Cuba) que se asentaron en esta región. Al este de la Ciénaga se encuentra la bahía de Cochinos, lo que los cubanos llaman Playa Girón, famosa por ser el escenario de la fallida invasión de los Estados Unidos en 1961. Hoy es un lugar muy visitado por los aficionados al buceo y al snorkel, ya que las aguas transparentes de sus playas ocultan ricas formaciones coralinas con una rica vida marina.

Distancia desde La Habana: 175 kilómetros (2 horas).

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

A La Habana (cuba.travel) se llega desde distintos aeropuertos españoles y distintas compañías en vuelo directo. Una vez en la capital, lo mejor es alquilar un coche en La Habana, aunque también se puede contratar el viaje en bus o en taxi.

DÓNDE DORMIR

En Viñales, en el hotel E Central Viñales (cubanacan.cu); en Varadero, en el Hotel Grand Memories Varadero (hotelgrandmemoriesvaradero.com); y en La Ciénaga de Zapata, en Villa Guamá (cubanacan.com).

DÓNDE COMER

En Viñales, en la Finca Agroecológica El Paraíso (en la carretera al Cementerio); en Matanzas, en El Bukan (calle 210); en La Ciénaga de Zapata, en la Finca Fiesta Campesina (a un kilómetro al sur de la aldea de Australia, en Matanzas).

Y en Cuba no te pierdas

La Habana, 500 años de sabor colonial y encanto mestizo

Cómo recorrer Cuba en coche, y mejor si es de época