by Marta Romero

Hoy se celebra el Día Internacional del Café y, desde HOLA.com, como buenos cafeteros que somos, nos vamos a proponer tomar al menos una taza calentita y buena en casa. Lo de ‘calentita’ es muy sencillo, porque todos tenemos un microondas a mano o, si lo tomamos inmediatamente, la cafetera suele dejarlo a una temperatura perfecta. Lo de ‘buena’ es algo más complicado porque, si no somos expertos, solemos fallar o no fallar, pero sí echar de menos nuestra santa cafetería de referencia que nos deja la temperatura exacta, la cremosidad de la espuma en su punto, un aroma delicioso y un sabor inigualable.

Pero hoy vamos a contarte cómo conseguirlo sin salir de casa. Eso sí, vas a necesitar unos cuantos indispensables (no te preocupes, te hacemos la lista) para que te salga una taza decente. Por eso, hemos preguntado a los que se autodenominan baristas para que nos cuenten cuáles son las herramientas básicas (y algunas para los más exquisitos) para cumplir con nuestro objetivo.

¿Cuáles son las cafeteras mejor valoradas de Internet?

Eso sí, lo primero y primordial es el propio café. Cuatro son las características básicas que definen (o deberían definir) un buen café: el aroma, el sabor, su personalidad y lo que llaman la ausencia de defectos. Una información complicada de encontrar en las etiquetas de los paquetes que sueles comprar en el supermercado, pero que deberían darte el sí o el no en la compra. Por eso, toma nota primero de nuestros cafés premium favoritos. Y es que, como asegura Kim Ossenblock, experto a nivel mundial y autor del libro ¡Al grano! La guía para comprar, preparar y degustar el mejor café (Editorial Oberón), “elegir un buen café es como elegir un buen vino”. Y no le falta razón, es toda una experiencia sensorial.

- Todo lo que necesitas para preparar el ‘brunch’ perfecto está aquí

Ya lo era hace tiempo, cuando el café era considerado un bien de lujo por su alto precio, estando al alcance de unos pocos, pero que ahora vuelve a ser considerado un producto gourmet gracias a esos baristas de tercera generación que se proponen hacer auténticas recetas con él y a grandes cadenas que, como Starbucks, lo convirtieron y consolidaron como un auténtico fenómeno social. Un objetivo que ha cumplido con creces y que alimenta con actividades como la que lleva realizando esta semana, sus Coffee Master Starbucks vía Instagram, con consejos y trucos para acercarte un poco más al mundo de esta bebida y apreciar todos sus matices.

Una vez tengas el café, el resto es dedicarle tiempo y ayudarte de estas herramientas que pueden ser prioridad o no, pero que, sin duda, marcarán la diferencia.

El café de calidad en grano

El café de calidad en grano

Lo dicho, lo primero e indispensable es un buen café. Si no tienes la materia prima adecuada, difícilmente tendrás éxito con tu bebida. Por eso, hemos elegido este café 100 % orgánico, cultivado y cosechado manualmente por familias cafeteras con decenas de años de experiencia. Se califica como arábigo de Colombia y con unos 7 gramos de cantidad tienes para una taza. Verás que consigues un café bien balanceado, pero con mucho carácter y con un sabor con ciertas notas silvestres. Su aroma es fresco, pero muy intenso. Ya solo te quedará molerlo.

Comprar por 19,99 €

Un buen molinillo de café

Un buen molinillo de café

Lo ideal es que tu café sea en granos y que no lo manipules hasta el momento de ponerte con tu bebida. Por eso, es indispensable tener un molinillo de café en casa, pero que sea cómodo y sencillo de utilizar porque, si no, dejarás de usarlo. Este tiene un diseño ergonómico que ha recibido muchos premios, además de ser seguro y fácil de trabajar con él. La tapa transparente te permite visualizar la finura de la molienda y su hélice de acero inoxidable tritura el grano con gran rapidez. Tiene una capacidad para unos 60 gramos de café, con lo que, de una vez, puedes conseguir café para toda la semana. Pero lo dicho, mejor recién molido.

Comprar por 40,68 €

Un espumador eléctrico de leche

Un espumador eléctrico de leche

Si hay una cosa que nos encanta (y que envidiamos) de nuestra cafetería favorita es la espuma que consiguen crear en la taza. A modo de colofón. Si te haces con un espumador como éste, podrás conseguirla con tan solo apretar el botón y, además, tiene varios tamaños para conseguir un capuccino perfecto o, por ejemplo, un chocolate caliente con espuma en diferentes tazas, más grandes o pequeñas. Pero el objetivo es que esa leche no caiga. No hace apenas ruido, es cómoda de usar y fácil de limpiar, basta con sumergir el cabezal mezclador en agua con jabón.

Comprar por 15,99 €

Un hervidor de agua

Un hervidor de agua

El café en sí y la molienda son importantes, pero la temperatura del agua también. Por eso, intenta olvidarte del microondas para calentarla y hazte con un hervidor como éste que, en tan solo cinco minutos, consigue poner en el punto justo de ebullición la cantidad que desees de agua. Tiene una capacidad casi de dos litros, está fabricado en acero inoxidable de alta calidad y con un diseño retro que nos encanta. El filtro lavable garantiza que el agua salga siempre limpia y sin cal y la temperatura se muestra en su termómetro.

Comprar por 36,99 €

La cafetera diferente

La cafetera diferente

Con capacidad para ocho tazas y un litro de café (ya puedes necesitar cafeína) esta cafetera eléctrica, llamada ePEBO, es una auténtica maravilla que utiliza un exclusivo sistema de doble filtración por vacío para marcar la auténtica diferencia en el buen hacer del café. Incluye un filtro permanente de plástico, con lo que te olvidas de tener que ir reponiéndolo, y su recipiente superior de cristal lleva un asa de caucho para que, al cogerla, no te quemes. Se para automáticamente y el café se mantiene caliente durante al menos media hora. Tan solo tres pasos: poner el agua (dejar que hierva), por en el café (dejar que se haga) y servir.

Comprar por 190,97 €

Un completo kit profesional

Un completo kit profesional

Si lo que vas hacer es celebrar el Día Internacional del Café con un regalo, aprovecha y hazte con un auténtico kit de barista. Tendrás a mano y en casa todo lo necesario para convertir tu cocina en una cafetería y disfrutar como te mereces. Incluye una jarra para la leche, una sonda de termómetro, filtro de café, agitador de chocolate y plantillas para crear figuras sobre la espuma. Los productos están fabricados en acero inoxidable con acabado satinado. La versatilidad que te permite es enorme.

Comprar por 30,99 €

Muchos moldes para dibujar

Muchos moldes para dibujar

Un pequeño detalle que marcará la diferencia de tus cafés y con el que, además, pasarás un buen rato. Como si de un salero o pimentero se tratase, estas 16 plantillas para decorar tu bebida están fabricadas en acero inoxidable, duradero y resistente, además de ser muy sencillas de usar y limpiar. La tapa se enrosca suavemente para que puedas ir cambiando de uno a otro y te servirán también para dibujar sobre otras superficies de repostería, como tartas y bizcochos.

Comprar por 7,99 €

La cafetera que lo hace todo por ti

La cafetera que lo hace todo por ti

Su nombre es Nespresso Atelier y es toda una declaración de intenciones. Porque las bebidas que vas a crear con ella son puro arte. Además, tú eres el autor de tu propia receta, gracias al enorme banco de trabajo personal que aúna en sus nueve teclas. Eliges el largo, el tipo de café y si quieres o no espuma. Tan sencillo como ésto y te ahorras muchos de los gadgets que te hemos contado. Sobre todo, si todavía no se te da muy bien esto de ser tu propio barista. Además, tiene función de anti limpieza, su vaporizador puede desmontarse y lavarse fácilmente en el lavavajilla. Una maravilla.

Comprar por 326,90 €

Productos destacados
Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.