Isabel II y duques de Cambridge

El primer verano con la ausencia de Felipe de Edimburgo

Isabel II ya disfruta de sus vacaciones en Balmoral, ¿se unirán a ella los duques de Cambridge?

El príncipe Guillermo guarda alguno de sus mejores recuerdos en Escocia donde, entre otras cosas, conoció a Kate Middleton hace veinte años

por Raquel Barahona

Isabel II se enfrenta a uno de sus veranos más complicados en el que sentirá intensamente la ausencia del amor de su vida, el duque de Edimburgo. El castillo de Balmoral, en Escocia, ha sido desde hace muchos años el destino preferido de la monarca para pasar sus vacaciones de verano junto a su marido, sus hijos y, en los últimos tiempos, también sus nietos y bisnietos. La semana pasada, la Reina se dirigía al país vecino para disfrutar de la tranquilidad de su residencia escocesa en las próximas semanas, algo que tendrá que esperar unos días ya que el castillo todavía sigue abierto al público. Mientras, descansa en una cabaña cercana, como ya hizo en otras ocasiones en las que esperó en Craigowan Lodge hasta que la vivienda principal estuviera lista para su llegada. 

- ¿El príncipe Guillermo como Spider-Man? Este es el divertido regalo que Kate tiene pensado para su marido

A pesar de las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria, los duques de Cambridge no quisieron faltar a su cita con Balmoral el verano pasado y viajaron hasta allí durante una semana para disfrutar, después del confinamiento, de la Reina y el duque de Edimburgo en el paraje idílico. Por ello, es muy probable que el príncipe Guillermo y Kate Middleton vuelvan al destino estival por excelencia de la Corona británica para acompañar a Isabel II en uno de sus veranos más complicados. Los pequeños de la casa, los príncipes George, Charlotte y Louis, a buen seguro que estarán encantados de volver a jugar y correr en plena naturaleza y alejarse del bullicio de Londres en las más de 20.000 hectáreas que posee la residencia de las Highlands. 

Isabel II, el duque de Edimburgo y sus hijos en BalmoralVER GALERÍA

Veranos en familia

Desde muy pequeños, los hijos de los duques de Cambridge han pasado unos días de verano junto a sus bisabuelos en la residencia escocesa de la Reina y han disfrutado de las tradicionales actividades que suelen realizar cuando se reúnen en familia. Paseos a pie, a caballo o en sus vehículos Land Rover, barbacoas al aire libre en las que el duque de Edimburgo era el chef por excelencia, pesca, caza o excursiones en bicicleta por el entorno natural y montañoso de la zona. Kate Middleton ha sido la encargada de retratar algunos de los momentos que han vivido todos juntos en Balmoral y que compartió tras la muerte del duque de Edimburgo. Unas fotografías que muestran la unión familiar y la felicidad de la Reina y el príncipe Felipe al estar rodeados con sus bisnietos.

"Están empezando a construir sus propios recuerdos felices aquí también", explicaba el duque de Cambridge sobre sus hijos en su última visita a Escocia. No obstante, y a pesar de los bonitos momentos que ha pasado en el castillo desde su infancia, sus paredes guardan uno de los recuerdos más amargos en la vida del príncipe Guillermo. "Estaba en Balmoral cuando me dijeron que mi madre había muerto", reconocía, añadiendo que encontró el "consuelo" en el aire libre y puro del país vecino, que siempre tendrá un lugar muy especial en su corazón. Además, fue en Escocia donde conoció a Kate en su época como universitario por lo que "como resultado, la conexión que siento con Escocia será profunda para siempre".

Isabel II y el duque de Edimburgo en BalmoralVER GALERÍA

A finales del mes de mayo, los duques de Cambridge iniciaron una gira por Escocia en la que hicieron de todo: desde visitar el autocine con un Land Rover que había pertenecido al duque de Edimburgo, hasta surcar los mares en las Islas Orcadas a bordo de una embarcación del Centro Europeo de Energía Marítima. Fueron unas jornadas en las que mostraron que la pareja se encuentra más unida que nunca y que disfrutan de una sintonía excepcional. De hecho, visitaron la Universidad de Saint Andrew, en Edimburgo, donde se conocieron e iniciaron su historia de amor hace ya veinte años. Fueron unas jornadas muy emotivas para ambos enlas que también aprovecharon, según informaban algunos medios británicos, para disfrutar de románticas veladas privadas en algunos de los lugares que solían frecuentar cuando eran estudiantes. 

- ¡Por fin! Lilibet Diana ya aparece en la línea de sucesión al trono en la web de la Familia Real británica

- La Familia Real homenajea al duque de Edimburgo en su papel como bisabuelo con unas imágenes inéditas

Un paraje idílico

El querido castillo de Isabel II es un remanso de paz al que ha considerado como uno de sus lugares favoritos en el mundo, hasta el punto de que lo eligió como destino para su luna de miel cuando se casó con el duque de Edimburgo en 1947. "Es el lugar más hermoso del mundo. Creo que la abuela es la más feliz allí. Realmente ama las Highlands", reconocía en una ocasión la princesa Eugenia de York. Situado en Aberdeenshire (Escocia), se convirtió en residencia estival por excelencia de la Familia Real desde 1848 cuando la reina Victoria y el príncipe Alberto lo habitaron por primera vez como destino vacacional. 

Haz click para ver el documental de Isabel II, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.