Los príncipes Guillermo y Harry

Último adiós al duque de Edimburgo en Windsor

Los príncipes Guillermo y Harry no estarán juntos en el funeral de su abuelo

Buckingham ya ha confirmado los 30 asistentes, así como su distribución en la comitiva real

por L.F.S.

El reencuentro de los príncipes Guillermo y Harry se esperaba que se produjese a lo largo del año y es uno de los momentos más esperados después del enfriamiento que ha sufrido su relación en los últimos tiempos. Finalmente, ha tenido que ser la triste noticia del fallecimiento del duque de Edimburgo la que adelante esa reunión de los hermanos, que se verán en el funeral de su abuelo el próximo sábado en la capillla de San Jorge de Windsor. No obstante, los detalles de la ceremonia facilitados por el palacio de Buckingham han revelado que no veremos al duque de Cambridge y al de Sussex tan juntos como cabría esperar. En lugar de caminar uno al lado del otro como establecen las reglas de protocolo, Palacio ha decidido hacer un cambio para que su posición en la procesión que seguirá al féretro de Felipe de Edimburgo les mantenga separados en todo momento. 

Historia y curiosidades del castillo de Windsor

El ataud será trasladado a la iglesia en un Land Rover que el propio marido de la Reina ayudó a diseñar. Tras él desfilarán, a partir de las 14.45 horas de la tarde, la princesa real Ana y el príncipe de Gales, presidiendo la comitiva, les seguirán sus hermanos, el duque de York y el conde de Wessex. En estricto orden jerárquico, detrás caminan los príncipes Guillermo y Harry, pero en lugar de hacerlo juntos, entre ellos irá su primo Peter Phillips. Tras ellos estarán el vicealmirante Sir Tim Laurence, marido de la princesa Ana, y el conde de Snowdon, hijo de la princesa Margarita. Ya en la capilla, el orden será el mismo solo que ante la imposibilidad de hacer una fila de tres personas, tras el conde de Wessex y el duque de York, irá el duque de Cambridge y Peter Phillips, seguidos del duque de Sussex y el conde de Snowdon. Finalmente, cierra la comitiva Sir Tim Laurence. Por su parte, la Reina en coche tras la procesión hasta el portico de Galileo. 

Sin uniformes militares

Esta procesión incorporará también una importante novedad. A pesar de que habrá una significativa presencia militar, en homenaje a su servicio al Ejército británico, los miembros de la procesión no lucirán sus uniformes militares, sino que irán vestidos de luto. En caso de no hacerlo así, el príncipe Andrés y el príncipe Harry serían los únicos que no podrían llevar el atuendo castrense. No en vano, el protocolo recoge que ninguno de ellos tiene derecho a usarlos tras dar un paso atrás en los deberes reales como ha sido su caso. Cabe recordar que en febrero los duques de Sussex comunicaron que el Megxit es definitivo y, en ese momento, el Príncipe perdió sus títulos militares, entre los que estaba el de Capitán General de la Marina Real. Aunque los miembros de la familia real vestirán de civil, el recorrido del féretro irá encabezado por la banda de los guardias granaderos y serán miembros de este cuerpo los encargados de portar el ataud. También irá el Mayor General al mando de asuntos domésticos, junto a su ayudante de campo y el brigada mayor, el comandante del Comando Estratégico de Reino Unido, el vicejefe y jefe del Estado Mayor de Defensa y el jefe del Estado Mayor del Aire, el jefe del Estado Mayor de la Armada y el de Asuntos Generales. Además, bandas de los diferentes cuerpos militares a los que ha estado vinculado el duque de Edimburgo la rendirán homenaje en el cuadrilátero del castillo.

Los príncipes Guillermo y HarryVER GALERÍA

El resto de asistentes al funeral llegarán al templo en coche y esperarán en el pórtico Galileo a que llegue el féretro seguido de la procesión y la Reina. Serán la duquesa de Cornualles, la condesa de Wessex con sus hijos Lady Louise Mountbatten-Windsor y James, vizconde de Severn, la duquesa de Cambridge, Zara Tindall y su marido Mike Tindall, Beatriz de York y Edoardo Mapelli, Eugenia de York y Jack Brooksbank, Lady Sarah Chatto y su esposo, Daniel Chatto, el duque de Gloucester, el duque de Kent, la princesa Alexandra y la condesa Mountbatten de Birmania, Penelope Knatchbull. Además, como miembros de la familia directa de Felipe de Edimburgo, estarán también el príncipe heredero de Baden, el landgrave de Hesse y el príncipe de Hohenhole-Langenburg. El decano de Windsor recibirá a lsabel II en el pórtico de Galileo, donde la procesión y el feretro realizarán una parada para seguir hasta la entrada de las esleras del oeste.

Al llegar el land rover a la capilla, será un grupo de la Marina Real quien coja el ferétro y lo lleve hacia el altar antes de comenzar el servicio a las 15h de la tarde tras sonar el himno nacional. Se trata del cuerpo militar en el que Felipe de Edimburgo sirvió durante años y en el que llegó a ser teniente de navío durante la Segunda Guerra Mundial. Antes de de entrar a la iglesia, todos deberán ponerse la correspondiente mascarilla. 

Haz click para ver el documental de Harry de Ingleterra, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.