meghan-getty

El embarazo obliga a Meghan Markle a ausentarse de uno de los actos de su gira australiana

Los duques de Sussex, que se encuentran en plena gira australiana, tenían previsto entregar las medallas de ciclismo de los Juegos Invictus, un acto que protagonizó finalmente el príncipe Harry en solitario

por hola.com

Los duques de Sussex se encuentran en Australia realizando un viaje que también les llevará, en los próximos días, a recorrer lugares como Tonga o Nueva Zelanda. Este fin de semana han dado el pistoletazo de salida a los Juegos Invictus, que fueron creados precisamente por el príncipe Harry en homenaje a los veteranos de guerra lesionados. Tanto él como su esposa, Meghan Markle, han protagonizado varios actos oficiales relacionados con esta competición deportiva, aunque este domingo, la duquesa de Sussex, que se encuentra en el segundo trimestre de embarazo, ha protagonizado su primera gran ausencia.

Los Duques de Sussex vuelven al lugar donde todo empezó en su momento más dulce

Los duques de Sussex crean la máxima expectación en Australia... ¡y en las redes sociales!

HarryVER GALERÍA

Fuentes cercanas a palacio han confirmado que la intensa agenda ha acometido junto a su marido en este largo viaje -compuesto por 76 actos oficiales programados en 16 días en cuatro países diferentes- le está pasando factura y ha decidido tomarse las cosas con más calma, reduciendo alguno de los actos previstos en su agenda. Así, Meghan Markle ha preferido quedarse a descansar y no acudir a la prueba de ciclismo que se celebraba este domingo por la mañana en el Royal Botanic Garden. La duquesa de Sussex sí acudió, la noche anterior, a la ceremonia de apertura de los juegos, aunque ya entonces se sentía algo cansada, según las mismas fuentes.

Las fotos más románticas de la gira oficial (o la 'otra' luna de miel) de Harry y Meghan

Horas después de ausentarse del acto deportivo, Meghan Markle se ha reincorporado a la agenda oficial y ha asistido a una recepción y a un almuerzo ofrecidos por el primer ministro, Scott Morrison, a la que también han acudido varios participantes de los Juegos Invictus en The Domain, un parque de 34 hectáreas situado en la zona este del distrito central de Sidney. La duquesa de Sussex también se ha dejado ver en la final de vela. En esta ocasión el matrimonio ha compartido travesía, risas y abrazos en uno de los botes mientras disfrutaban entusiasmados de la competición. El príncipe Harry se ha mostrado, en todo momento, muy pendiente de su esposa, embarazada de cuatro meses, ayudándola a subir y descender del barco. Posteriormente, han entregado las pertinentes medallas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

⛵️ Big hugs all round from Team USA following the @invictusgames2018 Sailing final! #IG2018 #InvictusGames #MakeYourMarkDownUnder

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

 

Radiantes tras anunciar que se convertirán en padres

Los Duques de Sussex están viviendo una suerte de 'segunda luna de miel'. Tras el anuncio de su próxima paternidad, todo son sonrisas cómplices y gestos de cariño. Durante su viaje por tierras australianas, ya han recibido numerosos obsequios para su bebé, entre los que se encuentran varios peluches y unas diminutas botas. El príncipe Harry también ha querido transmitir la felicidad que siente en estos momentos y lo ha hecho en su discurso de apertura de los Juegos Invictus, este sábado por la noche. "Me he sentido muy orgulloso de poder presentaros a mi esposa y estamos muy felices de poder celebrar con vosotros la alegría personal que sentimos con la llegada de este nuevo miembro a la familia". 

Meghan y HarryVER GALERÍA

La emoción de Meghan y Harry con la canción de la princesa Diana

El discurso del duque de Sussex no fue el único momento de emoción de este fin de semana. Horas antes de dar el pistoletazo de salida a los Juegos Invictus, Meghan Markle y el príncipe Harry asistieron a la inauguración de ANZAC Memorial en Hyde Park, que honra a los australianos y neozelandeses que han dado la vida por su país. El nieto de la reina Isabel II no pudo evitar emocionarse cuando el coro comenzó a entonar el tema I vow to thee my country (Te prometo mi país), uno de los himnos favoritos de la fallecida Diana de Gales. Cabe recordar que esta canción sonó en la boda de la Princesa y Carlos de Inglaterra en 1981, así como en su funeral, en 1997.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.