Amalia de Holanda

Lo cuenta en un libro biográfico que acaba de publicarse

La princesa Amalia reconoce que cuando se siente sobrepasada acude al psicólogo y cuenta su experiencia

La heredera al trono ha revelado que concierta una cita 'cuando todo se vuelve demasiado para mí'

por Beatriz Castrillo

Amalia de Holanda se ha abierto en canal en un libro biográfico en el que ha contado aspectos hasta ahora desconocidos de su vida. La primogénita de los reyes Guillermo y Máxima cumplirá el próximo 7 de diciembre 18 años y siguiendo la tradición de su padre y su abuela, la princesa Beatriz, también ha colaborado en un libro con motivo de su mayoría de edad. Hasta ahora ha sido una gran desconocida. Sus padres han protegido su infancia y su adolescencia, pero con la llegada a la vida adulta es tiempo de que los holandeses conozcan a la que está llamada a convertirse algún día en jefa del Estado. Muy sincera, la heredera también ha dado a conocer la parte menos bonita de ser Princesa y al igual que otros royals, como Guillermo y Harry de Inglaterra, ha querido normalizar la importancia que tiene cuidar la salud mental y ha  confesando que de vez en cuando acude al psicólogo.

Claudia de Breij, autora del libro de Amalia de HolandaVER GALERÍA

El libro Amalia, se basa en una serie de conversaciones que Claudia de Breij ha tenido con la Princesa en algunos de sus lugares favoritos. De niña, acudió a un psicólogo infantil y actualmente a veces suele va a un terapeuta cuando se ve sobrepasada. “No creo que deba ser un asunto tabú y no hay ningún problema en reconocerlo en público. A veces todo se vuelve demasiado para mí: la escuela, los amigos… Si lo necesito concierto una cita, me desahogo, lo saco todo y ya estoy lista para todo el mes”.

- Las fotos inéditas del álbum personal de Amalia de los Países Bajos

- Amalia de Países Bajos podrá ser Reina si se casa con una mujer

“Creo que hablar con un profesional es muy normal, especialmente después de lo que le pasó a mi tía”, reconoce la Princesa. La familia de Guillermo y Máxima de Holanda vivieron hace tres años la terrible muerte de Inés Zorreguieta, hermana pequeña de la Reina, que fue encontrada muerta en su apartamento de Buenos Aires. La investigación concluyó que se trató de un suicidio. Este episodio marcó a todos sus seres queridos y la princesa Amalia la tiene muy presente.

Amalia de HolandaVER GALERÍA

Además de relatar que está “al servicio de mi país” y de que da la vida por Holanda, Amalia se muestra como una chica de hoy en día, aunque con un futuro extraordinario, y por eso le gusta ir de compras con su madre porque aunque tiene paga no recibe una asignación para la ropa. En muchas ocasiones es la reina Máxima la que compra para sí misma lo que le gusta a su hija. Tras ponérselo un par de veces, finalmente acaba en manos de Amalia. La Princesa ya apunta maneras y parece que se convertirá en una Reina tan estilosa como lo es su madre, una apasionada de los complementos y las joyas, una fascinación que también ha conquistado a Amalia. “Amo las tiaras, muéstrame una y te diré cuál es. Puedo reconocer las europeas. De niña solía ponerme las de mi madre (…) Me gustan mucho sus joyas”, cuenta.

¡Con izado de bandera y la ayuda de su madre! Así celebra la princesa Amalia de los Países Bajos sus buenas notas al acabar la Secundaria

Loading the player...