Pinceladas de historia con vistas al mar, los Reyes y sus hijas descubren un rincón mágico de la Tramuntana

Han visitado la Casa Museo Son Marroig para conocer más de cerca la vida del archiduque Luis Salvador de Austria, uno de los grandes divulgadores del patrimonio de la isla

by hola.com
Loading the player...

 

Don Felipedoña Letizia continúan con sus vacaciones en Mallorca y este jueves han visitado junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía la Casa Museo Son Marroig, situada en la sierra de Tramuntana, entre los bellos enclaves de Valldemossa y Deià. Tras la despedida oficial tenía lugar este miércoles con la tradicional recepción a las autoridades baleares en el Palacio de la Almudaina, los Reyes y sus hijas han llegado alrededor de las diez de la mañana a este lugar, catalogado como Bien de Interés Cultural. Los cuatro han recorrido la que fuera propedad del archiduque Luis Salvador de Austria, siguiendo con gran atención las explicaciones de José María Sevilla y su hijo, miembros de la familia propietaria de la hacienda, que data del siglo XVI. 

Los Reyes y sus hijas en Son MarroigVER GALERÍA

La primera parada de don Felipe y doña Letizia ha sido el icónico templete jónico de mármol de Carrara, desde donde se contempla una de las panorámicas más bellas de la costa norte mallorquina. En ese momento, los cuatro han protagonizado una preciosa imagen en la que aparecían mirando al mar Mediterráneo de lo más conjuntados, todos ellos vestidos en tonos blancos y azules. 

Los Reyes y sus hijas visitan la Casa Museo Son MarroigVER GALERÍA

La Reina ha sorprendido con un vestido camisero y alpargatas mientras que Leonor ha apostado por un diseño de inspiración hippie con efecto degradado y Sofía con un 'look' más ibicenco. Las tres han recogido su melena. Doña Letizia llevaba una coleta de caballo y las niñas una trenza.  

Los Reyes y sus hijas visitan la Casa Museo Son MarroigVER GALERÍA

Después, han recorrido los jardines y han accedido a la masía para visitar el museo, creado en 1927, con la intención de preservar y fomentar la figura del archiduque Luis Salvador de Austria (1847-1915), de la casa imperial de los Habsburgo, un enamorado de Mallorca que plasmó el patrimonio natural de la isla en obras como Die Balearen. Además de los libros, dibujos y enseres de este personaje histórico, la Familia Real ha podido observar una colección de obra de pintores mallorquines, entre los que destacan Antonio Ribas Oliver y Antonio Ribas Prats, y vitrinas con antiguos collares, objetos fenicios y cerámica griega y romana. 

Los Reyes y sus hijas visitan la Casa Museo Son MarroigVER GALERÍA

Los Reyes y sus hijas en Son MarroigVER GALERÍA

La casa museo de Son Marroig también alberga el prestigioso Festival Internacional de Música de Deià y sirve de escenario para celebraciones privadas. Uno de los últimos personajes conocidos en casarse allí fue el jugador alemán Mario Götze, un enlace al que asistieron, entre otros, Marc Bartra y Melissa Jiménez. 

El look sorpresa de la Reina: alpargatas y nuevo estreno

Leonor y Sofía, un guiño de estilo a los Reyes en su nueva cita en Mallorca

Las visitas culturales de los Reyes y sus hijas durante sus vacaciones en Mallorca se han convertido en toda una tradición. Hace dos años, por ejemplo, se despidieron de la isla con una visita a la exposición "Pablo Picasso y Joan Miró, Historia de una amistad", en el Museo  Can Prunera de Sóller, ubicado al norte de la isla. En 2014, se decantaron por una escapada a la finca Raixa, situada en la Tramuntana, para que Leonor y Sofía conocieran los preciosos paisajes de la zona. 

Los Reyes y sus hijas visitan la Casa Museo Son MarroigVER GALERÍA

Tras su llegada a Palma, el miércoles de la semana pasada, don Felipe no precisó hasta cuándo estarían de vacaciones en Mallorca. "Todavía tenemos algunos días para disfrutar de la isla", señaló. Durante la tradicional sesión fotográfica que los Reyes y sus hijas protagonizaron con motivo de sus vacaciones en la isla, Felipe VI se pronunció sobre la situación política de nuestro país y doña Letizia aseguró que sus veranos en Mallorca eran "cada año mejor"