Delphine Boël

Ha sido reconocida como Alteza Real

Delphine Boël rompe a llorar al pronunciar sus primeras palabras como princesa de Bélgica

No ha podido contener la emoción al recordar el apoyo de su marido a lo largo de estos años

por L.F.S.

Después de siete años de batalla judicial reclamando su lugar como hija de Alberto de Bélgica, Delphine Boël, ahora apellidada Sajonia-Coburgo, ha dado su primera rueda de prensa como princesa acompañada de sus abogados. Serena y satisfecha por su victoria, ha insistido en que no buscaba dinero y que no quería que se le conociese como una hermana diferente. Sin embargo, esa serenidad se vino abajo ante la pregunta de uno de los periodistas sobre el apoyo que le ha brindado su marido a lo largo de este difícil proceso. "No me esperaba romperme", ha asegurado entre lágrimas. 

Así ha sido su lucha por el título y el apellido de su padre

"Hemos intentado reírnos mucho de mi situación, para llevarlo mejor. Creo que mis hijos están contentos de ver a su madre feliz, de ver a una mamá que no se ha dejado vencer. Espero haber dado un buen ejemplo", ha contado tan emocionada que ha sido precisamente su esposo, Jim O'Hare, el que se ha acercado a prestarle un pañuelo para secarse las lágrimas. También ha querido destacar el importante papel de su madre, Sybille de Selys Longchamps, que "ha sufrido enormemente" e incluso "le ha costado la salud". Para Delphine, "ha sido como estar en un campo de batalla", pero reclamar ser reconocida por su padre cree que era algo "natural".

Además de recordar el apoyo incondicional de su familia, la recién nombrada princesa ha asegurado que ella se seguirá considerando una artista como hasta ahora. "Yo no cambiaré, pero me sentiré mejor en mi interior, más libre, más feliz, por mis hijos también", ha afirmado. Cuando la Justicia le dio la razón, Delphine se sintió "aliviada", como si sus heridas se hubieran cerrado de repente, pero asegura que no pretende que se dirijan a ella como princesa, a no ser que eso sirva para un fin benéfico. "Si hay alguna ONG o alguna asociación que me necesita y cree que eso puede ayudar, estaré feliz de hacer algo bueno con ello", ha dicho ante los periodistas convocados en la Universidad Libre de Bruselas.

 El pasado 27 de enero, el padre de Felipe de los Belgas admitía, a través de un comunicado oficial difundido por su abogado, la paternidad de la artista de 51 años. La primera batalla estaba ganada, pero decidió pelear también por el título y el apellido de su padre. Finalmente, el Tribunal de Apelación de Bruselas ha dictaminado que la belga sea tratada como Alteza Real y reciba el título de princesa. Asimismo, sus hijos, Joséphine y Oscar, de 16 y 12 años, también se convierten en princesa y príncipe, respectivamente y recibirán el mismo tratamiento que su progenitora. A partir de ahora, la artista será Delphine Sajonia-Coburgo. Eso sí, lo que no ha trascendido por el momento es si esta concesión implica también una asignación oficial para la ya princesa. 

La historia de Delphine Boël salió a la luz en 1999, cuando se publicó una biografía no autorizada de Paola de Bélgica. En 2013, la belga, ayudada por su madre -que mantenía haber tenido una relación con el entonces rey durante varios años- reclamó una prueba de ADN a Felipe y Astrid de Bélgica. Paralelamente, Jacques Boël se sometió a una prueba genética para constatar que, efectivamente y tal y como reclamaba la artista, él no era el padre biológico. Comenzó entonces un largo litigio en los tribunales que, todo parece indicar, está a punto de finalizar.

Haz click para ver el tráiler de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.