Con un beso, Eugenia y Jack se han presentado ante el público como marido y mujer

by hola.com

Si Eugenia de York es una princesa, no podía faltar en su boda una escena digna de un cuento de hadas. Aunque Jack no es un príncipe, sí es un galante caballero que aunque tímido, ante los gritos del público no resistió la tentación de besar a su novia frente a la multitud en lo que ha sido el momento más romántico de la boda real. Después de haberse jurado amor eterno frente a sus 850 invitados, los novios sellaron su amor con este beso.

esposos-beso-primVER GALERÍA

Tal como sucedió en la boda de los Duques de Sussex, se extrañó un poco el balcón del Palacio de Buckingham, pero a falta del clásico escenario, las escaleras de la capilla de St. George ha sido el lugar perfecto para la escena de novela. Eso sí, a diferencia de Meghan, Eugenia no tenía el buen ensayo para besar como de película, así que decidió hacerlo a su manera, algo fugaz pero enteramente memorable y que sin duda llenó de ilusión a los recién casados, que están más que pre´parados para iniciar esta etapa.

Detrás de los novios vendría la mamá de la novia, quien animosa no podía ocultar su alegría ante lo que estaba viviendo. La sonrisa de Sarah Ferguson, en definitiva, acaparó reflectores, al igual que su estrecha y cariñosa relación con su exesposo, el Príncipe Andrés, quien también observaba sonriente el momento de su hija menor.

home-eugenia-y-jack-beso-98VER GALERÍA

Luego de tal escena que ya quedó para el recuerdo, los enamorados iniciaron su recorrido, haciendo gala de este episodio que poco a poco ha ido revelando las sorpresas, desde el glamuroso vestido, hasta los asistentes a la ceremonia religiosa en la que sellaron su amor de la manera más extraordinaria. 

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

eugenia-boa65VER GALERÍA

El beso protagonizado por Eugenia y Jack recordó un poco al que en 2011 se dieron Kate y William, cuando una tímida Duquesa de Cambridge accedió a darse un pequeño beso ante la demanda del público, que se selló con un tierno ‘te quiero’, mientras el Príncipe William la convencía de darse un segundo beso para las cámaras.

Más sobre: