Beatriz de York, la dama de honor más emocionada por la boda de su hermanita

by hola.com

Nadie mejor para compartir el día más importante en la boda de la Princesa Eugenia que su inseparable hermana mayor, Beatriz de York. Enfundada en un hermoso traje azul, la primogénita de los Duques de York acompañó a su hermanita en su gran día en la Capilla de St. George del castillo de Windsor. Radiante y visiblemente sonriente, Beatriz se convirtió en la dama de honor más feliz en la boda de su hermana con Jack Brooksbank.

Princesa Beatriz y Sarah FergusonVER GALERÍA

A diferencia de otras ocasiones, cuando la dama de honor es parte del cortejo que llega junto a la novia, en esta ocasión, Beatriz viajó con su madre, Sarah Ferguson, en el mismo automóvil. Mientras que la Duquesa de York se tomó un momento para saludar rápidamente a los royal fans, su hija menor prefirió esperarla antes de entrarar a la iglesia. Ellas, llegaron varios minutos antes que los novios. Para esta especial ocasión Beatriz lució un favorecedor traje azul con una diadema color morado, tacones en punta en un tono más claro al igual que su clutch

Sarah FergusonVER GALERÍA

Al igual que los invitados, la Duquesa de York tuvo que lidiar con el viento. Sin embargo eso no restó que se llevara las miradas por su atinado look: un vestido envolvente en color verde, con sombrero a juego, clutch en camel y tacones en tono nude. La madre de la novia se dejó ver lo más feliz en la boda de su hija menor, mientras entró a la iglesia.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

La relación entre las hermanas no podría ser más estrecha, por lo que a nadie ha sorprendido que Beatriz haya sido la elegida para acompañar a su hermana en este día tan especial. Recientemente, las hijas de los Duques de York han abierto su corazón para describir cómo una es la fortaleza de la otra, pues encuentran que nadie mejor que ellas sabe lo que han sufrido al crecer ante la mirada pública.

Beatriz de York y Sarah FergusonVER GALERÍA

“Juntas hemos reído, juntas hemos llorado. Y a final de cuentas, juntas lo superamos con buen humor”, explicó Eugenia en un foro de jóvenes en el que participó con su hermana mayor. La Princesa Beatriz continuó: “Cuando está aventando piedras, nos recordamos la una a la otra que la gente a menudo no entiende lo mucho que nos lastiman, especialmente en el mundo que vivimos en este momento”. Eso sí, como buenas hermanas, han confesado que de vez en cuando tienen sus diferencias, sobre todo cuando de zapatos se trata pues las dos tienen la misma talla y no falta quien acabe con el calzado de la otra.

Beatriz de YorkVER GALERÍA

Más sobre: