Qué implica para Archie y Lilibet la decisión de la Casa Real de Dinamarca

En plena discusión sobre los títulos de los hijos de Harry y Meghan, la Reina Margarita ha quitado los suyos a 4 de sus nietos

Por Carolina Soto

Tras el fallecimiento de la Reina Isabel, una de las más grandes incógnitas es, qué pasará con la situación de los Sussex y la Familia Real británica. Si bien, se vio al Príncipe Harry y a Meghan Markle participar de los funerales de la monarca, no se sabe si esta estancia en Reino Unido ha unido más a la familia o ha provocado más distanciamientos. En medio de esto, ha quedado en el aire el tema de los títulos de Archie y Lilibet, pues de acuerdo con una ley de hace un siglo, al ser nietos del monarca les correspondería ser príncipes, pero ante los anuncios que ha ido dando por décadas Carlos III sobre la reducción de la monarquía, no se sabe si esto se llegue a concretar. Con esto en mente, algunos detalles han ido dando pistas de lo que puede ir pasar en un futuro. Ahora, desde el lugar menos esperado llega una noticia que puede no caer del todo bien para los Sussex, pues lo que ha pasado en la Casa Real de Dinamarca -y que se había visto ya en Suecia hace tiempo-, podría dar todas las pistas de lo que podría suceder con ellos.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Los hijos de Joaquín de Dinamarca se quedan sin el título de príncipes por decisión de su abuela, la Reina Margarita

Meghan y Harry han acabado el periodo de luto a la par que la Familia Real, pero a su manera

¿Qué ha pasado en Dinamarca?

Esta mañana ha llegado desde Copenhague la noticia, la Reina Margarita ha tomado la determinación de que los cuatro hijos del Príncipe Joaquín, sus nietos, pierdan los títulos de príncipe y princesa. Dicha decisión, afecta directamente a Nicolás, de 23 años, Félix, de 20, Henrik de 13 y Athena de 12, quienes solo podrán usar el título de su abuelo. "Su Majestad ha decidido que los descendientes de su Alteza Real el Príncipe Joaquín solo puedan usar sus títulos como conde y condesa de Monpezat, ya que sus títulos anteriores como príncipe y princesa de Dinamarca desaparecen. Los descendientes del Príncipe Joaquín deberán ser tratados de ahora en adelante como Excelencias. Con su decisión, Su Majestad la Reina quiere crear el marco para que los cuatro nietos puedan moldear sus propias vidas en mucha mayor medida sin verse limitados por las especiales consideraciones y obligaciones que implican una afiliación formal a la Casa Real como institución. Los cuatro nietos mantienen su lugar en la línea de sucesión", se lee en el comunicado.

Esta decisión resuena ampliamente con lo que pasó en Suecia hace algunos años, cuando el Rey Carl Gustaf decidió que ni los hijos de Carlos Felipe, ni los de Magdalena, tuvieran títulos ni fueran considerados para representar a la corona en un futuro. Ambas familias, buscando el tener un número más reducido de representantes de la monarquía, lo que a final de cuentas representa una reducción de gastos.

VER GALERÍA

Las claves del nuevo golpe editorial contra Meghan y Harry

Pero, ¿cómo afecta esto a los hijos de Harry y Meghan?

Ha de recordarse que, el Príncipe Joaquín se encuentra exactamente en la misma posición que el Príncipe Harry, como hermano del heredero al trono e hijo de la monarca. Por lo que un movimiento como éste, precisamente en el momento de decisión sobre lo que pasará con Archie y Lilibet, no apunta a buen horizonte cuando de los Sussex se trata.

Más allá de esto ha habido dos claves más que han puesto en antelación un futuro complicado para un acercamiento con la pareja. El primero es que, dentro de su primer discurso como monarca, Carlos III se refirió a la pareja como Harry y Meghan, un gesto cariñoso, pero que dejó fuera sus títulos como Duques de Sussex -algo que sí pasó con William, Kate y Camilla-. Por otra parte, un gesto que ha sido considerado como un fuerte símbolo de distanciamiento ha sido el nuevo orden que aparece en la página de la Familia Real británica. En este cambio se ha recorrido a Harry y a Meghan al final del listado, junto al Príncipe Andrés, dejando por encima de ellos a los primos de la Reina.

De momento, aunque en el sitio se ha modificado ya la línea de sucesión al trono, los nombres de Archie y Lilibet siguen apareciendo sin ningún título. Hace unos días, medios británicos anunciaron que no se daría a conocer nada sobre esta situación durante el período de luto, que terminó esta semana, aunque esto tampoco asegura que pronto se vaya a informar la decisión sobre este tema. Aunque las cosas fuera de Reino Unido parecen dificultar la situación en cuanto a los títulos, nada está escrito y será Carlos III quien tenga la última palabra sobre este tema.

VER GALERÍA