La reaparición de la Reina Isabel tras su Jubileo de Platino

Después de que la monarca hiciera un par de apariciones en el balcón del Palacio de Buckingham

Por Carolina Soto

Después de la muy emotiva participación que tuvo durante las celebraciones de su Jubileo de Platino, con su aparición en el tradicional Trooping the Colour, el entrañable video con Paddington y su presencia sorpresa en el balcón para despedir el último día de festividades, no se había visto la Reina Isabel. Tal como se había anunciado, la monarca ha relajado su agenda pública debido a los problemas de movilidad que la aquejan. Pero este martes ha vuelto a aparecer y lo ha hecho desde el Castillo de Windsor, en donde se ha refugiado desde el comienzo de la pandemia y el que se ha convertido en su base, dejando atrás al Palacio de Buckingham. La monarca se encontró con el Arzobispo de Canterbury, quien tampoco pudo estar en el servicio por el Jubileo de Platino en la St. Paul’s Cathedral porque había dado positivo a Covid, por lo que esta ocasión fue especial para ambos.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Isabel II, primera monarca británica que celebra un Jubileo de Platino, sus extraordinarias siete décadas en el trono

¿Qué le decía la Reina Isabel al Príncipe Louis?

Sonriente y sin la necesidad de apoyarse del bastón que la ha acompañado en sus recientes apariciones, la Reina se dejó ver recibiendo la Canterbury Cross de manos del arzobispo. Después de que su diagnóstico positivo le impidiera poder ofrecer el servicio en honor a los 70 años en el trono de la monarca -al que ella tampoco pudo asistir- ni participar en las festividades, el arzobispo puedo reencontrarse con ella hasta esta mañana. En esta audiencia, la Reina recibió una insignia en forma de cruz de plata inspirada en el broche Saxon del siglo 9, incorporando un patrón de triqueta celta como un símbolo del amor, lealtad y afecto de la iglesia. El reconocimiento se le dio por su servicio a la Iglesia de Inglaterra, de la cual ha sido Supreme Governor and Defendant of the Faith desde que comenzó su reinado.

La Cruz de Canterbury se presenta todos los años a una selección exclusiva de personas por su servicio a la iglesia, y en esta ocasión se quiso reconocer la labor de la monarca para reconocer su ‘preocupación por la unidad de su pueblo y el bienestar de los menos afortunados’, así como por ser ‘una constante inspiración para toda su iglesia’, según se puede leer en el reconocimiento escrito que se le entregó.

VER GALERÍA

Toda sonrisas, la Reina reaparece en público en medio de gran expectativa

Días inolvidables para la Reina Isabel

Desde hace un año se anunciaban los cuatro días de festejos que se tenían preparados para el Jubileo de Platino de la Reina Isabel, pero nadie podía anticipar el emocionante despliegue de cariño y reconocimiento que se vivió en las calles de Reino Unido. Poco antes de que se celebrara este jubileo, no se sabía si la monarca podría estar presente en los eventos, ya que a sus 96 años, después de haberse recuperado de covid, ha presentado algunos problemas de movilidad que le han impedido estar en algunos de los compromisos más tradicionales de su calendario, como la apertura del Parlamento.

Afortunadamente, para el beneplácito de su pueblo, se le pudo ver acompañada por los próximos tres herederos al trono en el balcón de Buckingham durante el clásico Trooping the Colour. Con un excelente sentido del humor, la Reina se mostró encantada con las ocurrencias del Príncipe Louis. Aunque tuvo que declinar asistir al servicio en su honor en la St. Paul’s Cathedral, tenía algunas sorpresas más guardadas. La emoción que se vivió al verla en un simpático video con el famoso osito Paddington, se volvió viral inmediatamente, convirtiéndose en uno de los momentos más emotivos del jubileo. Pero, sin duda, la imagen que dio la vuelta al mundo, fue aquella en la que la monarca se mostró conmovida durante la aparición sorpresa que tuvo en el balcón al terminar el desfile del último día en Londres.

VER GALERÍA