La poderosa razón por la que William y Kate no estuvieron en el Royal Ascot

La ausencia de los Duques en el fastuoso evento no evitó que la Duquesa captara la atención por el mismo detalle que en su aparición a principios de la semana

Por Carolina Soto

En medio de gran expectativa se llevó a cabo el día inaugural del Royal Ascot, una de las citas favoritas de los seguidores de la Familia Real británica, gracias a su protocolo y elegancia clásica. Desgraciadamente, en esta ocasión, la Reina Isabel no pudo asistir al evento por los problemas de movilidad que le han impedido tener el calendario que acostumbra, pero sí que estuvieron representantes de la corona haciendo acto de presencia. Encabezados por el Príncipe Carlos y la Duquesa de Cornwall, también se pudo ver a Zara Tindall con su esposo Mike, así como a Beatriz de York, acompañada por primera vez por su marido Edoardo Mapelli Mozzi. Pero hacía falta una pareja muy esperada, los Duques de Cambridge no pudieron acudir en esta ocasión, pero esto se ha dado por una razón muy especial. El Príncipe William y Kate Middleton llegaron de forma inesperada al servicio en memoria de las víctimas la de Grenfell Tower a cinco años del trágico accidente que cobró la vida de 72 personas.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

De vuelta al trabajo, Kate Middleton recurre a su estiloso uniforme laboral

El vestido de Kate en las fiestas de la calle del Jubileo de Platino que no habías visto

Los Duques de Cambridge han querido acompañar a los sobrevivientes del trágico incendio en el servicio en memoria de las víctimas, para quienes se rindió un homenaje con 72 segundos de silencio. Representantes de distintas religiones fueron los encargados de liderar las oraciones en memoria de las personas a las que se sigue recordando con la frase ‘Por siempre en nuestros corazones’. Esta desgracia es considerada el incendio más letal en el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial, razón por la que la entonces primer ministro Theresa May estuvo presente, así como el alcalde de Londres Sadiq Khan, periodistas y políticos.

La sobria imagen de Kate con un giro

Al tratarse de una ocasión especialmente emotiva como ésta, la Duquesa de Cambridge mantuvo su imagen sobria y cercana, mientras se acercaba a las familias para brindarles consuelo y conocer más de sus historias. Eligió de su clóset un de sus vestidos más gustados, pero que es solo la tercera vez que le hemos visto en público. Se trata del shirt dress de inspiración de los años 40s de Suzannah con botonadura en negro y un discreto cinturón que se puede conseguir por 1,850 libras esterlinas (aproximadamente $45,750 pesos mexicanos). Se lo hemos visto antes durante su asistencia a Wimbledon, así como en su trabajo en un banco de donativos para bebés cuando puso manos a la obra realizando los paquetes de víveres.

VER GALERÍA

Una vez más, se le vio llevando sus aretes Cha Cha de Maria Black que estrenó a principios de este año y rápidamente se han convertido en sus favoritos con un precio de 300 euros (alrededor de $3,456 pesos mexicanos), así como un discreto bolso clutch en nude modelo Natasha de Emmy London de 350 libras esterlinas (algo así como $8,663 pesos mexicanos). Pero tal como sucedió en su aparición en el servicio de la Order of the Garter ayer, el look de Kate dio un giro radical gracias a sus zapatos.

Los tacones con los que Kate revolucionó en una de sus apariciones más protocolarias

En esta ocasión, siguiendo el estilo de su vestido eligió unos tacones con inspiración en los años 40s gracias a su diseño bicolor. Se trata de un modelo destalonado, pero con correa al frente en marfil con puntas de charol en negro de la firma Alessandra Rich. Aunque su precio original es de $14,000 pesos mexicanos, en este momento se encuentran en descuento solamente por $8,300 pesos. Eso sí, solamente están disponibles en dos tallas, por lo que si los quieres, éste es el momento de ir por ellos.

VER GALERÍA