Los tacones con los que Kate revolucionó en una de sus apariciones más protocolarias

Cuando parecía que la Duquesa había elegido un look muy tradicional, sus zapatos dejaron a más de uno encantado

Por Carolina Soto

En medio de su respectiva polémica, ante las dudas sobre la participación del Príncipe Andrés, se llevó a cabo el tradicional servicio de la Order of the Garter, en Reino Unido. Ante las muchas especulaciones sobre si estaría el hijo de la Reina Isabel, la ceremonia se ha llevado a cabo sin su presencia y con un marcado liderazgo del Príncipe Carlos y la Duquesa de Cornwall -quien como muy pocas veces, estuvo acompañada por sus dos hijos-. A pesar de esto, la mirada se posó, como ha sucedido en los últimos años, sobre los Duques de Cambridge, quienes ante la ausencia de la Reina Isabel, han tomado la batuta y se encuentran cobrando cada vez más obligaciones y posiciones especiales dentro del calendario real. De primera vista, en este protocolario evento, parecía que la Duquesa de Cambridge había apostado por una opción segura y conocida en su guardarropa, lo que nadie esperaba eran los zapatos que Kate eligió para esta ocasión, pues han dejado a más de uno sorprendido gracias a su estilismo y coquetería.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

De vuelta al trabajo, Kate Middleton recurre a su estiloso uniforme laboral

En cifras, el impacto de las prendas de Kate en el Jubileo de Platino

Gracias a la historia que rodea a la Order of the Garter, que data de 1384 y es la más antigua en Reino Unido, no solamente los participantes de la orden aparecen enfundados en capas (que se usaron por primera vez en el siglo XV) y sombreros de inspiración Tudor, sino que las invitadas suelen apostar por looks que se apegan a los cánones tradicionales de moda, con todo y tocados que combinan a la perfección con su look. Por esto, no ha sido una sorpresa que la Duquesa de Cambridge recurriera a un coat dress de Catherine Walker en azul celeste que combinaba a la perfección con su anillo de compromiso. Aderezando el look, Kate lució un sombrero de Juliette Botterill que se puede conseguir por 560 libras esterlinas (alrededor de $13,916 pesos mexicanos) y un bolso clutch en el mismo tono de Jenny Packham.

El tono del vestido y sombrero de Kate no solamente iba perfectamente a juego con el famoso anillo de compromiso que recibió del Príncipe William, sino que también combinaba con las joyas que eligió para esta aparición. Se trató de los aretes y el collar de tanzanita que la Duquesa estrenó en el 2012. El conjunto es de la firma G. Collins & Sons y es un diseño con una tanzanita en forma de gota invertida rodeada de diamantes. Los aretes tienen un precio de 6,100 libras esterlinas (aproximadamente $151,585 pesos mexicanos), mientras que el collar estaba a la venta por 8,400 libras (algo así como $ 208,741 pesos mexicanos).

VER GALERÍA

El vestido de Kate en las fiestas de la calle del Jubileo de Platino que no habías visto

Los zapatos del deseo

Mientras que el look de Kate podría pasar por cualquier otro de sus apariciones formales, fue hasta que se bajó un poco la mirada que se dio el toque especial. Y es que la Duquesa de Cambridge dejó de lado sus confiables Gianvito Rossi en distintos colores, para apostar por unas vistosas zapatillas que no han dejado a nadie indiferente. Mientras de frente, parecía que la esposa del Príncipe William llevaba un modelo similar a los que se le ven habitualmente, fue una fotografía de lado la que dejó al descubierto su secreto mejor guardado.

Se trata del modelo Love Link Sling 105 de la firma Aquazzura en tono azul. Su sensual diseño no solamente se ve enmarcado por un altísimo tacón stiletto, sino porque es un modelo destalonado, sostenido por una cadena sobrepuesta con pedrería. Los zapatos son descritos por Edgardo Osorio, diseñador de la firma, como: “Pura sensualidad. Estos tacones te harán sentir sexy y seductora en cada ocasión”, adjetivos que no suelen ser ligados a Kate, que se suele decantar por lo clásico y discreto.

En cuestión de minutos, estos zapatos se han convertido en todo un objeto del deseo en redes sociales -como casi todo lo que lleva la Duquesa-, pero todavía se pueden conseguir -exclusivamente en línea- por 850 euros ($18,160 pesos mexicanos, aproximadamente).

VER GALERÍA