De vuelta al trabajo, Kate Middleton recurre a su estiloso uniforme laboral

Después de cuatro emocionantes días del Jubileo de Platino, los Cambridge han retomado su agenda tradicional

Por Carolina Soto

La agenda no se detiene y después de cuatro agitados días para celebrar el Jubileo de Platino de la Reina Isabel, los Duques de Cambridge han retomado su calendario de forma habitual. Si a principios de semana se veía al Príncipe William entregar condecoraciones en el Palacio de Buckingham, ahora quien ha reaparecido es la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton. La madre de los tres grandes protagonistas de los eventos públicos -George, Charlotte y Louis- asistió esta mañana al Little Village Bent en el edificio UNCLE en Brent. En esta visita, la Duquesa pudo encontrarse con voluntarios y conocer más del banco para bebés que se ha establecido para ayudar a las familias locales y asegurarse de que tengan acceso a todos los productos esenciales para sus pequeños. Al tratarse de un compromiso de trabajo, atrás quedaron los grandes tocados y los elegantes vestidos de diseñador, y Kate se dejó ver en el que se ha convertido ya en su práctico uniforme de trabajo, que no por eso deja de ser una combinación muy estilosa.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El vestido de Kate en las fiestas de la calle del Jubileo de Platino que no habías visto

Kate Middleton despide el Jubileo de Platino con el vestido rosa de invitada perfecta

El ya famoso uniforme de Kate

Es bien sabido que cuando la Duquesa tiene algún compromiso de este tipo, recurre a un ‘uniforme’ que es bastante práctico, pero también muy chic al momento de verse en fotografías. A diferencia de la visita que hizo en el 2020 a otra sucursal de este banco de bebés, cuando se le vio llevando el vestido Suzannah que rápidamente se volvió un objeto del deseo, en esta ocasión se inclinó por su ya habitual combinación de blazer y pantalón de vestir.

En esta ocasión, la Duquesa llevó un blazer blanco de solapas invertidas de la firma de fast fashion Zara, que actualmente se puede conseguir en su sitio por $1,299 pesos mexicanos y se encuentra disponible en cinco colores distintos. A diferencia de la propuesta de la firma, que lo muestra cerrado con un discreto botón interno, la Duquesa lo llevó completamente abierto, dándole un toque más casual y relajado. Lo combinó con unos sencillos pantalones de vestir negros, que bien podrían ser su par de Jigsaw que le hemos visto en un par de ocasiones, o bien el modelo de Roland Mouret que llevó a principios de este año y a finales del anterior.

VER GALERÍA

Su sencilla blusa blanca de canalé es muy similar a varias que le hemos visto el año pasado, la más famosa de Ralph Lauren, aunque es especialmente parecida a la que lució en febrero del año pasado con un saco de Alexander McQueen, cuando tampoco se pudo identificar su procedencia. Como toque final, llevó sus tradicionales zapatos Gianvito Rossi en negro que iban en contraste con un bolso clutch en color blanco. Aunque en redes sociales ha corrido la teoría de que se podría tratar de un modelo de Bottega Veneta por su característico diseño tejido, la realidad es que el bolso no tiene las proporciones de esta firma, por lo que no sería raro que se tratara de una pieza de alguna firma británica.  

El 'vestido-blazer' de Kate Middleton y sus trucos para acertar de blanco en un evento de noche

Los pendientes fueron el único toque de color en este outfit, con la Duquesa luciendo sus pendientes de Kiki McDonough. Se trató de las arracadas con una piedra amarilla en forma de pera colgando que han sido parte de su colección desde el 2009 y que a pesar de su color, logran pasar por discretos gracias a su pequeño tamaño.

Como el clima no perdona a nadie, Kate fue víctima de los fuertes vientos que se sufrían en la tarde británica, pero como suele hacer, tomó todo con buen humor y simplemente detuvo su melena para intentar salvar un poco su peinado.

VER GALERÍA