El misterioso broche de Kate con un guiño a su hermana Pippa

La joya que no se le había visto antes, tiene un diseño muy similar a las piezas que su hermana menor llevó a su boda

Por Carolina Soto

La aparición sorpresa de la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, en el servicio del Anzac acompañando al Príncipe William, tuvo su propio toque de moda. Si las miradas se posaban sobre el coat dress que le conocemos a la Duquesa desde hace algunos años, han sido sus complementos los que más han llamado la atención. Desde su tocado estilo diadema que tiene en varios colores y le hemos visto en sus últimas apariciones, colocándose como su accesorio predilecto para las apariciones formales, hasta sus sencillos accesorios en negro. Pero si el look parecía uno que le habíamos visto antes, hubo un detalle que llamó fuertemente la atención y que se ha vuelto un verdadero misterio entre los seguidores de su estilo, el broche con el que adornó su vestido. Aunque la mayoría de sus joyas son bien conocidas, ya sea por haber aparecido en compromisos previos o por pertenecer al joyero de la Reina Isabel, en esta ocasión, más de uno ha quedado intrigado con la procedencia del broche.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El look de mamá de Kate en su salida por helados con George y Charlotte

El vestido que no sabíamos que Kate había usado en la celebración de Pascua

Se trata de un discreto broche en forma de helecho en diamantes y oro blanco, y más allá de su sencillo diseño lo que ha llamado la atención es que bien podría ser un guiño directo a Pippa Middleton. En la boda de la menor de las hermanas, la novia lució una especie de tiara que llevaba el mismo diseño en los mismos materiales. En su momento, se creyó que fue una pieza hecha por el joyero Robinson Pelham, y aunque de esto no se dijo nada, bien podría haber sido un regalo de sus padres, pues tal como se recuerda, para la boda real en el 2011, Carole y Michael Middleton comisionaron unos aretes para Pippa, los mismos que ella llevó en su boda en el 2017.

VER GALERÍA

En aquel momento, no se explicó el significado que los helechos tenían para la familia y por qué Pippa había decidido darles un papel protagonista el día de su boda, pero el broche de Kate hace pensar que tienen algún tipo de relación con los Middleton. No hay que olvidar que previo a la boda de los Duques de Cambridge, se dio a conocer el escudo de armas de los Middleton y una de esas figuras sirvió de inspiración para la creación de los aretes que sus padres le regalaron a la novia. Se trataba de unos pendientes con figuras de avellanas y hojas de roble hechos en diamantes y que se hicieron con la tiara de Cartier en mente para que hicieran una perfecta armonía.

Kate Middleton no arriesga (y gana) con su vestido favorito el domingo de Resurrección

El look de la Duquesa

En esta aparición, Kate recurrió a un viejo conocido. Se trata de su dress coat en color marfil diseño de Alexander McQueen que estrenó en julio del 2015 en el bautizo de la Princesa Charlotte. Demostrando que es un diseño perfecto para las ocasiones especiales, en el 2016 lo llevó en el Trooping the Colour, en el 2017 en la conmemoración de la batalla de Passchendaele y ahora en la Westminster Abbey.

VER GALERÍA

La pieza más codiciada de este look fue el tocado estilo diadema en marfil con negro de Jane Taylor. El modelo Claypso Halo se puede conseguir por 830 libras esterlinas (alrededor de $21,314 pesos mexicanos) y es una opción ideal para un evento como éste. Kate ha mostrado que este estilo se ha convertido en uno de sus favoritos, al usarlo también en otro color en el servicio de Pascua hace unos días.

En contraste con lo impoluto de su vestido, la Duquesa llevó accesorios en negro con un bolso estilo clutch de Jenny Packham modelo Roxy y sus infaltables Gianvito Rossi 105. En cuanto a joyería, además del broche del misterio y la tradicional amapola, lució los aretes de perlas en forma de gota, de la Princesa Diana.