El look de mamá de Kate en su salida por helados con George y Charlotte

No todo son compromisos profesionales, en una salida personal se ha visto un lado distinto del guardarropa de la Duquesa de Cambridge

Por Carolina Soto

Si la agenda pública de los Duques de Cambridge es una por más agitada, la vida personal de la pareja lo es aún más. Con tres pequeños en casa no hay tiempo libre para William y Kate, sobre todo porque se han hecho el compromiso de llevar y recoger a los niños del colegio y posteriormente a sus respectivas actividades. Por esto, no es raro ver a William apoyando al Príncipe George en su partido de futbol o llevando a la Princesa Charlotte a una salidita con amigas en una pizzería. Mientras que Kate, siempre con el pequeño Príncipe Louis a cuestas, hace malabares para poder estar hasta en las reuniones de padres de familia del colegio, para que sus niños cuenten con todas las experiencias propias de su edad a pesar de su posición. Por esto, no ha sorprendido que hace unos días, la Duquesa y sus dos hijos mayores fueran captados en una salida por helado, en la que se pudo ver una versión muy casual de Kate.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El vestido que no sabíamos que Kate había usado en la celebración de Pascua

El viaje familiar de los Cambridge a Courchevel

Al parecer, saliendo de sus clases de futbol o algún deporte similar -por los atuendos de los chicos que iban en shorts y tenis, en una imagen muy diferente a las de sus dos recientes apariciones públicas-, los Principitos convencieron a su madre de comprarles un helado. Una curiosa lente captó el momento, mostrando a una Kate en una versión más cómoda, pero manteniendo muchas de las claves de estilo que se le ve en su vida pública durante las temporadas de calor como ésta.

El look de Kate

Manteniendo su gusto por los vestidos ligeros con estampados llamativos, tal como sucedió durante la estancia de la familia en Windsor el domingo de Pascua, Kate llevó un diseño que es ideal para la época primaveral. Se trata del vestido modelo Green Astrid de la firma Cefinn, en estampado animal print de leopardo en distintos tonos de verde con mangas largas, falda midi y estilo shirt dress . El maxidress tiene un precio de 370 libras esterlinas (alrededor de $7,810 pesos mexicanos) y se encuentra agotado en todas sus tallas, pero se puede aplicar para recibir una notificación en caso de que vuelva a estar disponible.

VER GALERÍA

Del apoyo a William a las ocurrencias de George y Charlotte, lo que no se vio en la Pascua de los Windsor

En un giro de calzado, luciendo un modelo con el que se le había visto únicamente una vez anterior en aquellas imágenes que se han llegado a filtrar de su vida privada, la Duquesa apostó por la comodidad con unos mocasines modelo Snaffle en azul marino de la firma Russell & Bromley. Estos sencillos zapatos que distan mucho de sus habituales tacones, se pueden conseguir por 225 libras esterlinas (aproximadamente, $5,850 pesos mexicanos).

El último toque de este sencillo look en el que Kate llevó la melena completamente recogida en una coleta baja que dejaba ver a la perfección unas arracadas no identificadas, fueron sus ya tradicionales lentes de sol Ray-Ban modelo New Wayfarer Classic RB2132.

Con esta combinación, Kate dejó claro que cuando se encuentra cumpliendo con sus obligaciones de mamá, la comodidad y la practicidad son lo ideal. Curiosamente, a pesar de esto, el vestido que ha lucido bien podría funcionar para uno de sus compromisos públicos, pues mantiene el mismo estilo de los que le hemos visto en otras ocasiones. Eso sí, lo que no se espera ver en su próximo compromiso son sus cómodos zapatos, pues en la amplia variedad de calzado en el clóset público de Kate, nunca ha llevado un modelo de este tipo cuando se trata de cuestiones profesionales.

VER GALERÍA