El silencio de la Reina tras el funeral de su marido: ‘No se dijo una palabra’

Una de sus colaboradoras más cercanas, ha narrado cómo vivió la monarca este desgarrador momento

Por Carolina Soto

Tras el anuncio de la nueva edición del libro de Angela Kelly, una de las colaboradoras más cercanas de la Reina, se sabía que uno de los capítulos añadidos sería el que contaría cómo vivió la Reina Isabel el funeral del Duque de Edimburgo. Con casi 30 años de colaborar con la Reina, la vestuarista de la monarca ha vivido con ella esta cuarentena y todos los momentos que han sucedido a lo largo de ella, como la terrible pérdida del Príncipe Felipe. Con la confianza que tiene en ella, la Reina ha permitido a Angela contar esta situación en la nueva edición de The Other Side of the Coin, The Queen, the Dresser and the Wardrobe. HELLO! ha tenido acceso a este capítulo, el cual estuvo enmarcado por el silencio, tras el servicio que se llevaría a cabo frente a los ojos del mundo en la capilla de St. George de Windsor.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El significativo boche con el que la Reina quiso rendir homenaje a su marido

Isabel II, la reina de acero que lloró en la misa en recuerdo de su marido

En este capítulo, Kelly cuenta cómo esperó a la monarca en su vestidor mientras ella regresaba del servicio funerario. “Le ayudé a quitarse el abrigo y el sombrero, no se dijo una palabra. Después, la Reina caminó hacia su sala, cerró la puerta detrás de ella, y estuvo sola con sus propios pensamientos”. En el escrito, Angela escribe también cómo se vivió aquel 9 de abril del 2021 ante la partida del Duque, “El sentimiento entre el equipo real en la burbuja del Castillo de Windsor era sombrío. Solo nos dijeron a algunos de nosotros después de que la familia fue informada”.

El día del funeral, al equipo se le permitió hacer guardia afuera de la puerta de la Augusta Tower frente al St. George’s Hall en el castillo, momento sobre el que Angela ha escrito: “Los vestidores de la Reina, pajes, chefs, amas de llave, lacayos y asistentes del castillo se mantuvieron en guardia mientras el ataúd del Duque de Edimburgo era cuidadosamente colocado en la Land Rover que él había diseñado especialmente para ese día. Podías ver las expresiones de tristeza en los rostros de todos para ver a este maravilloso y tan respetado hombre haciendo su último recorrido. Sus pensamientos, estoy segura, estaban con la Reina, a sabiendas de que ella había perdido a su marido y mejor amigo. La nación compartía este pesar y sus corazones estaban con Su Majestad”.

VER GALERÍA

Según narra Angela en estas páginas, los pajes y valets del Duque caminaron detrás de su ataúd: “Todos sentimos su dolor, pues ellos habían trabajado con él por tanto tiempo y hemos trabajado junto a ellos. Fue difícil ver a nuestros amigos despidiéndose de su increíble jefe, Su Alteza Real el Duque de Edimburgo. Estoy segura de que algunas de las oraciones que se ofrecieron fueron por aquellos que nunca antes habían rezado. Pienso que esas oraciones fueron ofrecidas para mantener a la Reina fuerte durante los meses por venir, cuando ella estaría sin su esposo”.

El especial significado detrás del vestido con el que reapareció la Reina

Quién es Angela Kelly

Con casi 30 años de labor junto a la Reina. Angela es la primera persona en llevar el título Personal Adviser and Curator (The Queen’s Jewellery Insignias and Wardrobe), Senior Dresser and In-house Designer dentro del Palacio de Buckingham, encargándose por completo del cuidado guardarropa de la monarca para cada una de sus apariciones. Este puesto le ha dado una enorme cercanía con la monarca, quien le ha permitido escribir dos libros sobre su labor en el palacio. El nombre de Angela, más allá de su trabajo con la Reina, se puso bajo la mira cuando fue nombrada en el libro de Finding Freedom como la persona encargada de decirle a Meghan Markle que no podía usar la tiara que había elegido para su boda.

VER GALERÍA