En sus versiones más casuales, Meghan y Harry calientan motores en su segundo día en los Países Bajos

Por Ricardo Vidal

En su segundo día de actividades en los Países Bajos, Meghan Markle y el Príncipe Harry han arrancado su jornada asistiendo a The Land Rover Driving Challenge, una carrera organizada por esta marca de automóviles todoterreno que además es patrocinadora oficial de los Invictus Games, evento que será inaugurado por los Duques de Sussex este mismo sábado. Como era de esperarse, la pareja se ha dejado ver de lo más alegre en esta aparición, en la que han tenido la oportunidad de convivir con algunos de sus seguidores, haciendo gala del gran carisma que tanto los ha hecho populares, e incluso permitiéndose probar uno de estos vehículos, en su versión tamaño real e incluso mini, pues los Sussex se divirtieron durante un paseo al lado de unos niños a borde de unas Land Rovers a escala.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

A diferencia de la jornada anterior, en la que Meghan lució elegante de un increíble conjunto blanco de dos piezas, la Duquesa de Sussex se dejó ver en esta ocasión en su versión más casual, tal y como lo ameritaba este evento. Markle lució radiante en jeans claros deslavados de Moussy Vintage, los cuales combinó con una blusa en color blanco, poniendo el toque elegante a todo su look con una chaqueta color negro y botonadura dorada de Celine.

Meghan complementó su atuendo con unas hermosas ballerinas bicolor de Chanel, llevando discretos anillos dorados y unos increíbles aretes en forma de estrellas de Cartier. Empatando en cuanto estilo, Harry lució guapísimo como siempre en jeans oscuros y una playera polo en color negro con el logo de los Invictus Games, complementado todo su atuendo con gafas oscuras y botines casuales de gamuza café.

VER GALERÍA

Sin duda alguna, esta visita a suelo europeo es muy especial para Harry, pues tras dos años de cancelaciones debido a la pandemia, el hijo de la Princesa Diana ha vuelto para presidir los Invictus Games, una iniciativa dirigida a militares veteranos de las fuerzas armadas y heridos de guerra, una cita inspirada en los Warrior Games de Estados Unidos, en la que durante varios días compiten aspirantes procedentes de varios países, y de la cual Harry se siente muy orgulloso. Es por eso que ahora que ha retomado esta actividad tan especial, al Príncipe y su esposa se les ha visto de lo más animados y sonrientes. Cabe destacar que, para esta gira, los Duques de Sussex han viajado sin sus hijos, Archie y Lilibet.

La visita secreta a la Reina

Antes de su llegada a los Países Bajos, los Duques de Sussex han hecho una escala en el Reino Unido para encontrarse con la Reina Isabel II e incluso con el Príncipe Carlos, padre de Harry, en el castillo de Windsor, en Londres. Para la actriz de series como Suits este es su primer viaje a Europa en dos años, cuando la pareja real tomó la decisión de independizarse de la Familia Real y comenzar una nueva vida ahora en California, Estados Unidos, donde finalmente se han establecido como familia. El Príncipe Harry ha tenido la oportunidad de visitar a su abuela, quien en los últimos días ha tenido que cancelar su asistencia a varios compromisos tradicionales, como el servicio de Pascua, celebrado el pasado jueves.

VER GALERÍA