La versión más casual de Kate durante su viaje

Aunque ha sido especialmente cuidadosa con su guardarropa para esta gira, en Bahamas la Duquesa se ha mostrado en su faceta sport

Por Carolina Soto

Las maletas para las visitas oficiales de la realeza al extranjero son hechas a detalle, sin dejar nada al azar y con especiales significados detrás de cada prenda. Para muestra, los looks que la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, ha llevado durante su viaje a Belice, Jamaica y Bahamas en el marco del Jubileo de Platino de la Reina Isabel. En cada uno de estos países, no solamente ha dado muestra de su estilo personal, sino que ha adecuado éste a las necesidades del clima en el Caribe, así como a los distintos escenarios que ha visitado. Ha pasado de bailar en un festival local a visitar las ruinas mayas de Caracol en Belice, sin dejar pasar las dos apariciones de gala que le hemos visto ya en este viaje. Por supuesto, los mensajes a través del guardarropa no han faltado, desde algunas piezas hechas por firmas locales, colores que emulan la gama de vibrantes tonos del Caribe, hasta joyería que viene directamente del baúl de la Reina, sin faltar el guiño a la monarca y los regalos que recibió cuando ella visitó estos países. Pero no todo es protocolo, y hay ocasiones que dan una que otra libertad, como ha sucedido esta tarde en Bahamas. Los Duques de Cambridge han participado en la regata Bahamas Platinum Jubilee Sailing Regatta en Montagu Bay y se han entregado por completo a la actividad en sus looks más casuales.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Ni la lluvia arranca la sonrisa y el estilo a Kate en Bahamas

Con todo y un homenaje a la Reina con su look, Kate se despide de Jamaica

Afortunadamente, la lluvia que los recibió esta mañana en su primer compromiso del día ha desaparecido y han podido sacar de su maleta los shorts y las bermudas para participar cómodamente en la regata. Si bien, no es la primera vez en la que los Duques toman parte en un evento como éste desde su boda, sí que es la primera ocasión en la que lo hacen en un destino tropical, lo que ha dado algunos permisos que no se habían dado, como prendas más ligeras que les permitirán disfrutar con mayor facilidad de la actividad.

VER GALERÍA

Los looks más cómodos de los Duques en este viaje

Mientras el Príncipe eligió unas bermudas azul marino en contraste con una camisa en azul rey y unos cómodos zapatos náuticos -mención aparte a sus musculosas piernas que se han convertido en tema de conversación en las redes-, la Duquesa se mostró lista en una combinación muy sencilla y fácil de emular. Acostumbrada a llevar el largo de falda por debajo de la rodilla como dictan las normas no escritas de la realeza, es muy raro ver a Kate con una prenda corta, como los shorts que ha llevado esta tarde. La Duquesa los ha combinado con una playera polo blanca con detalles azul marino en el cuello y las mangas de la firma náutica Gill que tiene un precio de 50 dólares (algo así como $998 pesos mexicanos). Para estilizar su figura llevó un cinturón trenzado en café, al parecer el modelo Neston de Hobbs que le hemos visto en blanco desde el 2012, y apostando por la comodidad lució sus tradicionales tenis blancos de Superga modelo Cotu de 65 dólares (alrededor de $1,298 pesos mexicanos). Como complementos, llevó sus discretas arracadas de oro con diamantes de Kiki McDonough, que aunque suele usar con unas perlas, esta vez llevó en solitario.

VER GALERÍA

Kate da un giro a su smart look agregando el color que ha caracterizado su viaje por el Caribe

Tal vez, tomando precauciones en caso de que les volviera a atrapar la lluvia como esta mañana, Kate llevó la melena con raya en medio, suelta y en un sencillo lacio -dejando que tomara su forma de manera natural-. Al momento de subir al bote, pudiera recogerlo por detrás en una cola baja. El toque final de este sencillo look lo dieron los lentes oscuros de los Duques. Inesperadamente, al final de la regata, la lluvia volvió a atrapar a los Cambridge, y completamente empapados -la Duquesa llevando una chamarra impermeable y ambos con gorras - pero grandes sonrisas, la pareja se despidió del lugar.

VER GALERÍA