Kate, el zafiro con más brillo de la corona británica

Ante la ausencia de la Reina, los Duques de Cambridge, el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornwall encabezaron el servicio del Commonwealth

Por Carolina Soto

A casi once años de su matrimonio, la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, se ha afianzado como nunca como la joya de la corona. Su cálida sonrisa y su imagen siempre impoluta, han hecho que cada una de sus apariciones acapare todas las miradas y en una ocasión tan importante en el calendario de los royals británicos como el servicio del Commonwealth, las cosas no podían ser diferentes. Ante la ausencia de la Reina Isabel, que tuvo que declinar hace unos días, el evento estuvo encabezado por el Príncipe de Gales, la Duquesa de Cornwall y los Duques de Cambridge. La cita en la Westminster Abbey, que es una de las más importantes para la corona británica -tanto, que se trató del último evento en el que aparecieron como miembros senior de la Familia Real británica Meghan y Harry en el 2020-, ha contado con todo el protocolo correspondiente, a pesar de que la monarca tuvo que dar su mensaje desde Windsor, al no poder hacer el viaje a Londres.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Visiblemente conmovida, Kate se viste en los colores de la bandera de Ucrania en muestra de apoyo

El piropo de William a Kate que se ha vuelto viral

Esta es la primera vez en la que la monarca se pierde este importante evento en casi una década, lo que ha sido una sorpresa después de que la semana pasada pudiera recibir en el Castillo de Windsor a Justin Trudeau, primer ministro canadiense. La última vez en la que la monarca tuvo que faltar a este evento fue en el 2013, debido a un malestar por gastroenteritis. Ante esta situación, los cuatro royals con posiciones oficiales han cerrado filas y han representado a la monarca en este evento.

El look de Kate

La Duquesa tiene claro qué es lo que corresponde en cada ocasión cuando de guardarropa se trata y en el primer servicio que se puede llevar a cabo desde marzo del 2020 debido a la pandemia, ha vuelto a apostar por una combinación que sabe, es el ejemplo perfecto de sofisticación y elegancia. Como suele hacer en ocasiones especiales, la Duquesa llevó un coat dress diseñado especialmente para ella por Catherine Walker, contando con algunos de los elementos que Kate gusta repetir en este tipo de modelos con botonadura grande, solapas en terciopelo y bolsas diagonales que enfatizaban su figura. Al parecer, a juego llevaba un vestido en el mismo tono por debajo del abrigo, lo que se pudo ver gracias a que la botonadura llegaba únicamente por debajo de la cadera, lo que se hacía más notorio al caminar.

VER GALERÍA

Kate recurre a sus dos uniformes de confianza para su agitada visita a Gales

Kate combinó este look con unos zapatos Gianvito Rossi en azul y el toque especial lo dio su sombrero estilo pillbox de Lock & Co. Para dejar lucir al máximo esta pieza, la Duquesa llevó la melena en un medio recogido con raya en medio y ondas marcadas en las puntas, potenciando al máximo la elegancia de su peinado. Su bolso fue un clutch de piel de Jimmy Choo y sus guantes iban a juego también en este mismo material.

Los complementos fueron las joyas en zafiro que hacen juego a la perfección con su anillo de compromiso. Curiosamente, este juego es el que Kate lució para el encuentro que tuvo hace un par de años con el presidente de Ucrania y su esposa, lo que ha sido interpretado como un gesto de apoyo al país, al que en más de una ocasión han mostrado su simpatía los Duques de Cambridge.

Siempre elegante, previo a la ceremonia, Kate fue vista compartiendo sonrisas cómplices con su suegro, el Príncipe de Gales, con quien mantiene una cercana relación. El Príncipe William, entregado a su papel, fue visto saludando al primer ministro británico Boris Johnson y a otras importantes personalidades que se dieron cita en la Westminster Abbey.

VER GALERÍA