El Príncipe Harry no asistirá al servicio religioso en memoria del Duque de Edimburgo

La noticia fue confirmada a través de un portavoz del Duque de Sussex

Por Javier Garibay

Tras un periodo de incertidumbre en el que los movimientos y planes del Príncipe Harry eran inciertos, finalmente se confirma que el Duque de Sussex no volará al Reino Unido para asistir al servicio en memoria de su abuelo, el Duque de Edimburgo, un evento privado que se llevará a cabo el próximo 29 de marzo en la Abadía de Westminster. La noticia fue comunicada por el nieto de la Reina Isabel II a través de un portavoz, luego de que semanas atrás se estableciera en su demanda "no sentirse seguro en su país", a raíz de que le fuera retirada la protección policial y además se le impidiera contratar agentes de seguridad pagados por su propio bolsillo.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS  

Recientemente, el Príncipe Harry manifestó en una demanda judicial contra el Ministerio del Interior no sentirse seguro de arribar a Londres por esta situación, sobre todo si se hiciera acompañar de su esposa, Meghan Markle y sus hijos, los pequeños Archie y Lilibet. Recordemos que esta medida fue tomada luego de que renunciara a su posición como miembro senior de la Familia Real británica, por lo que dejó de recibir protección pagada por los contribuyentes. A pesar de esta circunstancia, el portavoz señaló que Harry espera visitar pronto a su abuela, la Reina, aunque sin ahondar en más detalles por ahora.

Para el Príncipe Harry no hay mejor ejemplo de lo complejo de esta circunstancia que lo ocurrido en julio de 2020, cuando al regresar al Reino Unido para inaugurar una estatua en honor a su madre, Diana de Gales, sufrió una persecución por parte de fotógrafos. Ante esta situación sería para él algo contradictorio viajar a Londres mientras dura el proceso legal, a pesar de los deseos que él tiene de dar seguimiento a sus compromisos en su país. De hecho, fue su abogada, Shaheed Fatima, quien hizo mención de esto en una audiencia preliminar celebrada en Londres a finales de febrero en el Tribunal Superior de aquella ciudad.  “No hace falta decir que quiere volver, ver a familiares y amigos y continuar apoyando las organizaciones benéficas que están cerca de su corazón”, afirmó.

VER GALERÍA

En medio de los acontecimientos, también han surgido respuestas a la petición de Harry de pagar su propia seguridad, como lo dicho por Robert Palmer QC, del Ministerio del Interior, quien señaló al tribunal que esa oferta del Duque de Sussex era “irrelevante”. Por otro lado, se especificó por escrito más a detalle el por qué de la negativa de esta solicitud. “La seguridad personal por parte de la policía no está disponible con financiación privada, y el Ravec (Comité Ejecutivo para la Protección de la Realeza y las Figuras Públicas), no toma decisiones sobre la provisión de dicha seguridad sobre la base de que se podría buscar u obtener cualquier contribución financiera para pagar eso”.

Dos años de la salida de Harry de la Casa Real

Enfocado en su familia y en los proyectos que emprende junto a Meghan, principalmente ligados a las labores sociales, el Príncipe y los suyos se han establecido desde hace dos años en California, aunque mantiene una estrecha conexión con el Reino Unido. Recientemente también se supo que renovó su contrato de arrendamiento de Frogmore Cottage, la que fuera su residencia en Londres y en la que ahora habita Eugenia de York, Jack Brooksbank y su pequeño hijo August. Entre otras cosas, y a la par de los contratos de trabajo que ha sellado junto a su esposa, Harry alista el lanzamiento de su libro de memorias para finales de 2022, el cual se centrará en sus vivencias de infancia y en su rol como integrante de la Familia Real. De esta manera, los Duques de Sussex mantienen firme su postura de ser ellos mismos los encargados de gestionar su comunicación, así como de establecer su propia narrativa con quienes siguen de cerca sus pasos.

VER GALERÍA