¿Quisiera un cuarto bebé? Kate lo revela de visita en un kínder danes

La Duquesa confesó a su marido le preocupa que trabaje con bebés

Por Carolina Soto

La agenda de la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, en Dinamarca ha sido una bastante ocupada en los dos días que han comprendido esta visita oficial. Si a su llegada estuvo en la Universidad de Copenhague y después en la LEGO Foundation Playlab, esta mañana la cita más importante es la que se daba en el Palacio Christian IX, en donde la esperaba la Reina Margarita para darle una cálida bienvenida. En este encuentro tuvo la oportunidad de reunirse con la Princesa Mary, con quien mantiene caminos cruzados que hacen que su relación sea una muy especial. Pero esta visita era una de trabajo y el propósito de la Duquesa era conocer la labor que hace el país nórdico en el desarrollo de los más pequeños, por lo que comenzó este miércoles visitando un Forest Kindergarten, que es un concepto completamente diferente al tradicional, con los pequeños estando en total contacto con la naturaleza con clases al aire libre en las que se concentran en su desarrollo social y emocional, más allá del aprendizaje académico.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El esperadísimo duelo de estilo de Kate Middleton y Mary de Dinamarca

El dulce consejo de Kate Middleton para los más pequeños

Como suele pasar en apariciones en las que se reúne con los más pequeños, Kate mostró su lado maternal, jugando con ellos y participando en actividades como el cortar la leña que usarían. Con una enorme sonrisa por las ocurrencias de los niños, la Duquesa tuvo que aceptar que ver a los pequeñitos siempre la hacía sentirse nostálgica ante el deseo de otro hijo. “A William siempre le preocupa que me reúna con niños de menos de un año. Regreso a casa diciendo, ‘hay que tener otro'”, dijo sonriente la Duquesa. Y es que no es la primera vez que la pareja ha hecho referencia a una situación similar. Hace unas semanas, durante un compromiso en conjunto, cuando Kate cargó tiernamente a un bebé, ni tardo ni perezoso, el Príncipe William volteó y dijo a los presentes: “No le den ideas a mi esposa”.

De la mano con una de las niñas, aceptando el cariñoso abrazo de otro de los pequeños o riéndose cuando otro le gritó fuertemente: “¡Hola Kate!”, la Duquesa mostró que su mejor momento siempre es cuando está rodeada de niños. Con tres hijos en casa, no es raro que sea muy natural en su trato con los más pequeños y que sea una de las cosas que más disfruta hacer dentro de su labor. Es bien sabido que la Duquesa se encuentra trabajando muy de cerca con distintas organizaciones para hacer énfasis en la importancia que los primeros años tienen en el desarrollo de cualquier persona.

VER GALERÍA

El cachorro que se robó el corazón de Kate

El look de Kate

Para poder participar en todas las actividades que corresponder a esta modalidad de aprendizaje, la Duquesa apostó por uno de sus looks relajados y casuales, que le permitiera poder hacer de todo en el bosque. La Duquesa volvió a apostar por su chamarra todo terreno modelo Woodcock de Seeland que combinó con un suéter de cuello de tortuga en crudo y unos skinny jeans en negro. Para caminar sin contratiempos en el bosque y hasta ir de brinquitos con los niños, Kate volvió a recurrir a sus botines veganos de Blundstone -que solo le habíamos visto antes en unas fotografías de paparazzi de una tarde de compras en Londres-. Como único accesorio, se vio que Kate llevaba unas arracadas que ya le hemos visto antes de Liv Thurwell Jewellery que se pueden conseguir por alrededor de 120 libras esterlinas (algo así como $3,290 pesos mexicanos).

VER GALERÍA