El momento de la Reina en el funeral del Duque de Edimburgo del que nadie sabía

El Arzobispo de Canterbury reveló un detalle desconocido de este duro día en la vida de la monarca

Por Carolina Soto

Este no ha sido un año nada fácil para la Reina Isabel, no solamente por los muchos cambios que se han dado en su vida a partir de la emergencia sanitaria, ni por los difíciles momentos que ha enfrentado con las polémicas familiares en las que los Windsor se han visto involucrados en los últimos meses, sino por la terrible pérdida del Duque de Edimburgo. Después de más siete décadas de casados, la Reina se despidió de su eterno compañero. Las imágenes de la monarca en solitario en el funeral de su marido, fueron estremecedoras, y desde entonces ha tenido que retomar su camino sin el amor de su vida a su lado. Han pasado varios meses, y si la familia había dado una ligera perspectiva de aquel momento para la monarca, ahora ha sido alguien más que presenció el funeral, quien ha recordado un momento que habla mucho de la personalidad de la Reina.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

‘Ha sido mi fortaleza constante y mi guía’, las palabras de la Reina sobre Felipe a lo largo de los años

La caminata más difícil para los Windsor, la procesión del funeral del Duque de Edimburgo

El Arzobispo de Canterbury, quien fue el encargado del servicio fúnebre y quien en su posición participa en muchos de los servicios a los que atiende la Reina a lo largo del año, recordó un detalle no conocido por el público. Durante una entrevista con ITV, de Gran Bretaña, conmovido y con la voz entrecortada, el Arzobispo recordó el momento en el que la monarca decidió no partir inmediatamente después del funeral, con tal de agradecer la presencia de unos familiares lejanos. 

“Recuerdo a la Reina sola. Recuerdo los momentos de silencio. Para mí, (esto) como mucho de lo que veo de Su Majestad, es su ejemplo personal”, comenzó a recordar ese duro momento, “Sé que después del servicio se suponía que se iría a descansar -por supuesto, está en sus 90s-, pero vio a algunos primos lejanos que habían venido de lejos. Así que antes de irse a descansar, insistió en ir a hablar con ellos para hacerlos sentir bienvenidos. Esta es una persona de la que toda su vida dice -y es un mensaje muy importante en esta crisis- ‘no se trata de mí, se trata de los otros’. Fue un momento muy emotivo. Todavía lo es, porque lo veo y pienso, qué extraordinario regalo es Su Majestad para este país y para este mundo, particularmente en momentos de crisis. El humor. La generosidad. Lo abnegada”. 

VER GALERÍA

Sobre la decisión que la Reina tomó sobre las fiestas al cancelar gran parte de sus compromisos personales, el Arzobispo dijo: “Ella simplemente ha restringido sus propios deseos para la Navidad, y lo ha hecho porque es lo correcto”. 

Peter Phillips revela lo más duro del fallecimiento del Duque de Edimburgo para la Familia Real británica

La decisión de la Reina

Las imágenes de la Reina en solitario presenciando el funeral de su marido dieron la vuelta al mundo, y fue Peter Phillips, el nieto mayor de la monarca quien dio una mirada más íntima sobre cómo se dio este momento. “Nuestros pensamientos se fueron inmediatamente a mi abuela. Hemos tratado de apoyarla tanto como podemos”, dijo en una entrevista con la BBC en las semanas posteriores al funeral, “Todos vieron la imagen de Su Majestad sentada en solitario. Hubiera sido igual para cualquier otra familia, lo más duro fue no poder abrazar a aquellos más cercanos a la persona que se ha perdido”. Esta decisión fue tomada por las medidas sanitarias ante la crisis que se vive desde el 2020 alrededor del mundo. Siempre guiando con el ejemplo, la Reina siguió cabalmente las normas y no estuvo acompañada por nadie en este difícil momento. Una estoica imagen que marcaba el inicio de su vida como viuda. 
 

VER GALERÍA