Diez años después y este look de Kate sigue vigente

La Duquesa apareció con la misma blusa que llevó solo unas semanas después de su boda

Por Carolina Soto

Si la semana pasada, la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton se dejaba ver en Glasgow con dos looks completamente diferentes -uno formal para su recepción con mandatarios y empresarios, y otro en su versión más casual para encontrarse con las Girl Scouts-, este miércoles ha retomado su agenda en Londres. La esposa del Príncipe William hizo una aparición en el Imperial War Museum, en donde presenció la apertura de dos nuevas galerías, una dedicada a la Segunda Guerra Mundial y otra al Holocausto, conmemorando el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz. Aprovechando que estaba en el lugar, pudo visitar la exhibición en donde se muestran dos retratos que tomó el año pasado. Mientras Kate hacía el recorrido, los amantes de la moda no dejaron de reconocer el look que llevaba, pues se trata de un viejo conocido. Demostrando que el tiempo no pasa por ella, y una década y tres hijos después, sigue luciendo como el día de su boda, Kate eligió un look que llevó por allá del 2011 durante una visita a Birmingham como recién casada.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Twinning: los vestidos vacacionales de Kate y Charlotte

Kate y William, como nunca los habíamos visto

Era difícil que la blusa pasara desapercibida, gracias a su diseño naval que es bastante reconocible. Se trata de un diseño de Alexander McQueen en blanco con detalles en azul marino tanto al frente como en las mangas y cuello, llevando botones dorados, al más puro estilo de los abrigos navales que lució por primera vez un par de meses después de su boda. En aquella ocasión, durante la visita al Summerfield Community Centre en agosto del 2011, Kate lllevó la prenda con una falda corte lápiz con aperturas al frente a juego, en azul marino con la misma botonadura al frente. Cómodos tacones azul marino y su larga melena suelta con volumen, fueron los elementos con los que empezaría a marcar su estilo solo un par de meses después de su enlace matrimonial.

VER GALERÍA

La misma blusa pero una década después

Como si estuviera detenida en el tiempo, Kate revivió esta pieza de su guardarropa esta mañana en Londres, eso sí, dándole un giro con nuevas y diferentes prendas, que bien podrían haber hecho pensar que se trataba de un nuevo look, si no fuera por la buena memoria de los seguidores de su estilo. En lugar de la falta que es juego de esta blusa, la Duquesa eligió unos pantalones de vestir azul marino con cintura alta, al parecer, su modelo de confianza de Jigsaw que se pueden conseguir por 130 libras esterlinas (alrededor de $3,587 pesos mexicanos).

Kate Middleton, en lady in red para dar uno de sus discursos más importantes

A diferencia de aquel cálido verano del 2011, en esta ocasión, Kate decidió llevar la blusa que en su momento también le vimos a Alicia Keys cubierta con un abrigo. Se trató del modelo hecho a la medida de Catherine Walker en azul marino que le hemos visto ya en otras ocasiones, incluso con esos mismos pantalones. Siguiendo el tema del color, Kate eligió sus tacones azules de Prada, un modelo de 630 dólares (aproximadamente $12,948 pesos mexicanos).

El toque final de este look fueron los hermosos pendientes en zafiros y diamantes de la Princesa Diana, que cuentan con un diseño que busca emular al de su anillo de compromiso. La melena completamente suelta, peinada de lado y con ligeras ondas en las puntas, fue otro de los grandes diferenciadores entre las dos veces que la Duquesa ha llevado su blusa naval. Es bien sabido que Kate es cuidadosa con su guardarropa y muchas de las piezas que hay en su clóset la han acompañado desde que era muy joven. Eso sí, gracias a su sentido de la moda, ha logrado que todas sobrevivan el paso del tiempo y se mantengan vigentes hasta ahora.

VER GALERÍA