Meghan Markle

El más reciente round de Meghan contra los tabloides podría llevar el caso a juicio

La defensa asegura tener pruebas de que Meghan habría colaborado con los autores de Finding Freedom y que la Duquesa habría escrito la carta sabiendo que se podía hacer pública

por Carolina Soto

Si se pensaba que con la determinación de hace unos meses en la corte se había visto lo último de la batalla de Meghan Markle con Associated Newspapers y sus publicaciones Mail Online y Mail On Sunday, la editorial no se ha quedado de brazos cruzados. Si hace unos meses anunciaban que apelarían la decisión de la corte de otorgarle el triunfo a la Duquesa sin ir a juicio, esta semana han expuesto ante la Corte de Apelaciones sus puntos por los que consideran el caso debe ser investigado, asegurando tener evidencia en contra de la esposa del Príncipe Harry. El enfrentamiento entre Meghan y el grupo editorial se dio tras la publicación de una carta personal que la Duquesa escribió a su padre tras su boda, en la querella, Markle asegura que se trataba de un documento privado y que esto fue quebrantado por el medio.

Meghan MarkleVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Cuatro extrabajadores de Meghan se desmarcan en su batalla legal contra los tabloides

¿Habrá un nuevo capítulo en la guerra de Meghan contra los tabloides?

En su aparición frente a la Corte de Apelaciones, según reportó uno de los medios demandados, la defensa legal del grupo editorial, aseguró tener evidencia del ex jefe de comunicaciones del Palacio de Kensington, Jason Knauf, de que no solamente Meghan habría colaborado con los autores del libro biográfico Finding Freedom -algo que tanto la Duquesa como los escritores han negado-, sino que también habría escrito la carta a su padre teniendo en mente la posibilidad de que ésta se hiciera pública en algún momento.

La defensa aseguró al juez Lord Justice Warby que el caso estuvo basado en una ‘falsa’ premisa y que la nueva evidencia que se establecía en forma de textos ‘cuestiona la credibilidad de la Duquesa’, apuntando a que la carta ‘fue escrita con el consumo público en mente como una posibilidad’. Andrew Caldecott, representante legal del grupo editorial dijo: “El punto fundamental resulta falso con esta nueva evidencia. La carta fue creada específicamente con el potencial del consumo público en mente”. También se hizo énfasis en el derecho de Thomas Markle de revelar lo que decía la carta, buscando dar su postura frente al artículo de la revista People en el colaboraron cinco amigas de la Duquesa.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Meghan Markle defiende su derecho a la privacidad: 'Se trata de límites, así como de respeto'

Qué se dice sobre Finding Freedom

El abogado de la defensa dijo durante la audiencia: “Al momento o alrededor de la aparición del artículo de People, la acusante cooperó con los autores de un libro, que después se llamaría Finding Freedom, a través de su secretario de comunicación Jason Knauf en el otoño e invierno del 2018. La acusante ha explícitamente negado ningún tipo de cooperación con una menor concesión, lo que ahora decimos se contradice con la evidencia del señor Knauf”. Esto resulta relevante porque según apunta la defensa, al haber dado esta información a los autores, al momento de la publicación de la carta ya no se podía esperar que se mantuviera como un hecho privado. La defensa también señala que dado a que Meghan negó haber colaborado con los autores y que insistió en que la carta nunca fue pensada para consumo público ‘esto levanta dudas sobre su credibilidad’.

El equipo legal de Meghan objetó la inclusión de nueva evidencia en el caso, señalando que de usarse, la Duquesa también desearía incluir su propia nueva evidencia. Otras tres personas deberán escuchar los argumentos de la apelación antes de dar un veredicto que definiría si es necesario retomar el caso y que éste llegue a juicio, algo que podría implicar que Meghan tendría que dar su testimonio ante la corte, algo que aparentemente, trató de evitar a lo largo de la batalla legal.

Meghan MarkleVER GALERÍA