Federico y Mary de Dinamarca

Mary de Dinamarca y su historia con la falda que era vestido

La Princesa ha vuelto a recurrir a la prenda modificada y sustentable que se ha convertido en la favorita de su clóset

por Carolina Soto

Uno de los clósets más cercanos y fáciles de replicar entre las royals, es el de Mary de Dinamarca. La esposa del Príncipe Federico tiene un gusto clásico y sencillo, haciendo que sea muy fácil tomar inspiración de él para copiar uno que otro look y si durante su visita a Milán partió plaza con algunos de sus looks, de vuelta en casa para presentar el premio que ella y su marido entregan año con año a personas sobresalientes en los ámbitos culturales y sociales en Dinamarca, Greenland e Islas Feroe, Mary derrochó glamour. La Princesa se dejó ver muy estilosa, pero lo que más llamó la atención fue una de las prendas que eligió para esta noche. Y es que se trata de una pieza que se le ha visto en varias ocasiones, el origen de su falda es uno por demás curioso.

Federico y Mary de DinamarcaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Mary de Dinamarca se une al club de la falda de cuero de las royals

Mary de Dinamarca y cómo revivir un vestido de tu guardarropa nueve años después

Hay veces en las que se puede dar un giro completo a una prenda, con solo hacer una sencilla modificación. Para muestra, la falda que Mary llevó en esta ocasión, pues originalmente se trataba de un vestido. La colorida falda midi con una cintura ceñida, estampado floral y una tela especialmente elegante, en realidad era un vestido de la colección Conscious Exclusive 2018 de H&M, que originalmente tenía un precio de 265 dólares (aproximadamente $5,374.19 pesos mexicanos). El escote amplio y silueta femenina de la parte superior del vestido se dejaron atrás para modificar por completo la prenda, y la tela que sobró se utilizó para hacer un semifajín que enfatiza la forma amplia de la falda.

La primera vez en la que se le vio llevándola fue en el lanzamiento de la Copenhagen Fashion Summit en el 2018. En aquella ocasión la llevó como una falda de día, combinada con una blusa blanca y bolso clutch y zapatos en color nude, pero mostrando la versatilidad de esta pieza, desde aquella ocasión la ha convertido en una prenda de noche. En septiembre de ese mismo año, la llevó a un banquete oficial durante su visita a Finlandia. Para hacer la modificación, la lució con una blusa off the shoulder con mangas largas y escote plisado en negro, así como accesorios en este mismo color. Y dando un giro más, la tercera ocasión en que la llevó, la lució con un cuello de tortuga negro y mallas en el mismo color, regresándole el aire informal.

H&M Conscious ExclusiveVER GALERÍA

En esta nueva aparición, Mary la combinó tal como lo hizo durante su visita a Helsinki, con la blusa off the shoulder de escote cruzado que lució especialmente con el moño de lado que eligió para esta noche. Como accesorios llevó un elegante bolso clutch de lentejuelas en negro de Sergio Rossi, sus conocidos tacones en negro con un detalle en contraste de Gianvito Rossi, y como complementos su brazalete Love de Cartier y su pulsera de oro y diamantes de Ole Lynggard Copenhagen, todas, piezas repetidas y conocidas de su clóset que demuestran que para lucir espectacular no siempre es necesario estrenar.

Oh là là! La espectacular maleta con la que Mary de Dinamarca ha conquistado París

Un hábito conocido de Mary

Entre las royals, Mary es conocida por su talento para reutilizar piezas de su guardarropa en varias ocasiones, ya sea dándoles un giro o luciéndolas tal y como ella sabe que funcionan. El paso de los años no es problema para la esposa de Federico de Dinamarca, y es muy común verla repitiendo looks completos sin ningún tipo de problema. Su habilidad de mix and match hacen que sea muy famosa habilidad de dar un giro a las prendas, sobre todo cuando se trata de faldas, como en este caso, a las que logra darles una larga vida cambiando la blusa y los accesorios con los que las usa.

Mary de DinamarcaVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie