Las citas secretas de William y Kate en Escocia

Al volver al lugar donde se conocieron, los Duques se dieron un par de escapadas románticas

Por Carolina Soto

Las giras oficiales suelen tener calendarios completamente repletos de actividad. No es extraño que haya varios cambios de ropa durante el día y que se tenga que participar en todo tipo de actividades. Pero al viajar al lugar en donde se conocieron y comenzaron a escribir su historia de amor, el Príncipe William y la Duquesa de Cambridge -Kate Middleton- lograron incorporar en su agenda tiempo para darse una que otra escapada romántica. De visita en Escocia, en donde se conocieron en su etapa universitaria, decidieron dejar espacio para poder visitar algunos de los lugares que frecuentaban en su juventud. Lejos de las cámaras y con la complicidad que caracteriza su relación desde hace más de dos décadas, los Duques de Cambridge aprovecharon que los niños se quedaron en casa y tuvieron un par de citas de novios.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El coche que enamoró al Duque de Edimburgo, elegido por William y Kate para su último plan

Kate se reunió con William en Escocia, el lugar del flechazo, en un look idéntico al de la Princesa Diana

El miércoles, cuando hicieron su visita a St. Andrew’s, la universidad en la que estudiaron y donde se dio el flechazo, decidieron visitar por la tarde el famoso Anstruther Fish Bar para recoger comida para llevar. Al parecer, con la intención de recordar viejos tiempos, eligieron ir personalmente por su pedido y darse este antojito. Según el Dailymail, en sus épocas de estudiantes, los Cambridge eran clientes frecuentes del lugar, por lo que en esta ocasión no dudaron en ordenar un paquete de fish and chips que cuesta 7.95 libras esterlinas (alrededor de $225 pesos mexicanos). Como si fueran novios en una cotidiana cita, Kate y William se comieron este plato tradicional de la cocina británica en una banca cerca del muelle, en un despliegue de sencillez lejos del glamour que protagonizaron en el streaming de la película Cruella horas después. Pero ninguna cita está completa sin un postre, por lo que más tarde se les vio comprando helado -William en vaso y Kate en cono- para después pasar un rato platicando con el equipo de la heladería.

VER GALERÍA

El Príncipe William ha revelado qué hizo la mañana tras la muerte de su madre

La primera cita del viaje

Ésta no fue la única cita que la pareja protagonizó en este viaje que se sabía sería diferente a las visitas oficiales que suelen hacer debido al especial significado que Escocia tiene para ellos. La noche del martes, la pareja tuvo su primera cita secreta, pero no pudieron escapar de la mirada de los curiosos. La pareja fue vista saliendo de Forgan’s, un restaurante contemporáneo con un giro escocés, que se encuentra en el pueblo de St. Andrew’s. Se sabe que la pareja pidió una mesa al fondo del local donde pudieran pasar desapercibidos mientras vivían un momento privado.

Aunque ellos trataron de ser discretos, un fanático los reconoció y les tomó una fotografía para publicarla en Twitter. En la imagen, Kate se ve luciendo el suéter rosa de Campell’s of Beauly con el que apareció en su primer compromiso del día siguiente, combinado con jeans y tenis. Al parecer, ésta se trataba de una salida relajada para los esposos, que eran esperados a las afueras del lugar por un grupo de gente que logró reconocerlos.

Según se sabe, Forgan’s no existía cuando William y Kate vivían en St. Andrews, por lo que el gerente del lugar cree que los Duques llegaron por recomendación de alguna de las amigas de la universidad de la Duquesa, pues se dice que el restaurante es popular dentro de una de las sociedades a las que Kate perteneció en su época de estudiante.

VER GALERÍA