Reina Isabel

La Reina se ha despedido de uno más de sus cercanos colaboradores

Apenas el sábado pasado se le veía en el funeral del Duque de Edimburgo, el amor de su vida

por hola.com

El día más difícil en el reinado de Isabel II llegó apenas este fin de semana, cuando con la fortaleza que la caracteriza dio un paso al frente, por primera vez sin su eterno compañero. El funeral del Duque de Edimburgo ha sido sin duda un momento de lo más doloroso para la Familia Real británica, pero para nadie más que para la monarca, quien era apenas una jovencita cuando quedó prendada de aquel marino que conoció al acompañar a su padre al colegio naval en una visita oficial. Si bien, a lo largo de sus 94 años ha sufrido muy duras pérdidas, la de su marido, ha sido una que lo cambia todo. Se ha marcado el fin de una era, ya no será más Lilibeth, el nombre que ella misma se puso siendo una niña cuando no podía pronunciar su nombre, y ha comenzado una nueva faceta, la de viuda. Desgraciadamente, se viven tiempos difíciles de puertas de palacio adentro, no solamente por la partida del Duque, sino porque las dificultades no han parado. En medio de difíciles meses, la monarca ha recibido una nueva pérdida.

Reina Isabel, Sir Michael Oswald, Duque de EdimburgoVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Por qué las royals usaron perlas en el funeral del Duque de Edimburgo

Esto es lo que dice la carta que Isabel II dejó sobre el féretro de su marido

Amante del arte ecuestre, es bien sabido que la Reina nunca es más feliz que cuando está con sus caballos. Es por esto, que el fallecimiento de su consejero de carreras es un nuevo golpe. Sir Michael Oswald falleció a los 86 años, se cree que el mismo día del funeral del Duque, el 17 de abril. La noticia la dio a conocer uno de los periodistas de Racing Post a través de su cuenta de Twitter.

Sir Michael trabajó durante 50 años para la Familia Real británica, en los que acumuló un sinfín de anécdotas. Primero, desde 1970 trabajó con la Reina Madre, y tras su fallecimiento en el 2002, se convirtió en consejero de carreras de la Reina. La relación familiar era tal que su esposa, Lady Angela, fue durante muchos años dama de compañía de la Reina Madre. A pesar de pasar de los 80 años, no dejaba de viajar alrededor de su país para ver competir a los caballos de la monarca, entregándole los distintos premios que sus equinos habían logrado.

Kate Middleton y Sir Michael OswaldVER GALERÍA

Las lágrimas del Príncipe Carlos en la despedida a su padre

El amor de los Windsor por los caballos

La Reina Isabel tenía solamente tres años cuando comenzó a cabalgar, desde entonces y hasta este día, a sus 94 años, no ha dejado de hacerlo. Ésta es una pasión que compartía con el Duque de Edimburgo quien jugó al polo hasta 1971, cuando lo cambió por el manejo de carruajes compitiendo en tres campeonatos europeos y seis mundiales, una afición que mantuvo hasta su fallecimiento y que heredó a su nieta, Lady Louise Windsor, quien se espera herede a sus caballos y su carruaje.

El amor por la equitación es uno que ha ido de generación en generación, la Princesa Anne compitió en las Olimpiadas de 1976 en Montreal, con el caballo de la Reina Goodwill, mientras su hija, Zara Tindall representó a Gran Bretaña en los Juegos de Londres en el 2012, en los que ganó una medalla de plata. En el polo, el Príncipe Carlos y sus dos hijos, William y Harry, han tenido sus propios triunfos y se sabe que los más pequeños, también se están adentrando en el mundo de los equinos. El Príncipe George y la Princesa Charlotte comenzaron a montar a la misma edad de su bisabuela, y se sospecha que el Príncipe Louis siguió los pasos de sus hermanos.

Reina Isabel y Sir Michael OswaldVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.