Reina Isabel y la Reina Madre

El desgarrador mensaje que la Reina dio exactamente hace 19 años por el fallecimiento de la Reina Madre

Fue el 30 de marzo del 2002, cuando la Reina Madre falleció a los 101 años

por hola.com

Este no ha sido un año fácil para la Reina Isabel II, no solo ha tenido que adaptar su tradicional calendario, sino que ha tenido una serie de duras pérdidas que afrontar. Más allá de las polémicas que han envuelto a su familia, la hospitalización del Duque de Edimburgo por casi un mes ha sido uno de los aspectos que levantaron las alarmas, pero el temple de la Reina se ha mostrado una vez inquebrantable. No es la primera vez que pasa esto, cuando era una joven recién casada la vida le dio el golpe más duro con la pérdida de su padre, convirtiéndose inmediatamente en la monarca, algo que sigue lamentado hasta este día, recordando aquel terrible día de febrero en su residencia de Sandringham. Y el 30 de marzo del 2002, la Reina volvería a tener una cita con el destino cuando la Reina Madre moría a los 101 años.

Reina MadreVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El mensaje de la Reina Isabel II al hospital que cuidó a su marido Felipe de Edimburgo

La triste noticia que ha recibido la Reina Isabel

En aquel momento, en las vísperas del funeral de su madre, la Reina decidió mostrar una vez más su entereza, para aparecer en la televisión y dar un discurso público desde el Castillo de Windsor, agradeciendo al público por su inquebrantable apoyo. Tal como dicta el protocolo, en negro absoluto, la monarca se dirigió a su pueblo.

Desde que mi amada madre murió hace más de una semana, he estado profundamente conmovida por el despliegue de afecto que ha acompañado su muerte. Mi familia y yo sabíamos lo que ella significaba para la gente de este país y el lugar especial que ocupaba en los corazones de tantos, en el Commonwealth y otras partes del mundo. Pero la magnitud de tributos que un gran número de ustedes le ha rendido a mi madre en los últimos días ha sido abrumadora. He encontrado un gran consuelo en muchos de los actos individuales de amabilidad y respeto”, dijo mirando firmemente a la cámara.

“A lo largo de los años he conocido a mucha gente que ha enfrentado una pérdida familiar, algunas veces en las circunstancias más trágicas. Así que me considero afortunada de que mi madre haya sido bendecida con una vida larga y feliz. Tenía un entusiasmo infeccioso por vivir, y esto se mantuvo con ella hasta su último día. Sé también que su fe era siempre una gran fortaleza para ella”, continuó la Reina en un homenaje público a la memoria de su madre, quien en su momento fuera reina consorte.

Reina Madre familiaVER GALERÍA

Tristes noticias para la Reina Isabel

¿Quién fue la Reina Madre?

Su nombre de soltera fue Elizabeth Bowes-Lyon y nació el 4 de agosto de 1900 en Hitchin. Solo tenía 21 años cuando Albert, el entonces Duque de York, le propuso matrimonio, algo a lo que ella se negó. Decidido a casarse con ella y solo ella, la Reina Mary tuvo que intervenir. Fue hasta dos años después que, a pesar de las reservas que tenía sobre la vida real, aceptó casarse con su enamorado. No se esperaba que se convirtiera en reina, pues su marido era el segundo en la línea al trono, pero cuando inesperadamente Edward VIII abdicó en 1936, Elizabeth y sus dos hijas, Isabel y Margaret mostraron que eran capaces de adaptarse a su nueva vida con tal de apoyar a George VI.

En 1953, a la muerte de la Reina Mary, Elizabeth se volvió la matriarca de la familia, gozando de una enorme popularidad entre el público. Recibió el afectuoso apodo de Reina Madre, pues al llevar el mismo nombre que su hija, éste se prestaba para muchas confusiones. Firme en su misión, algo que heredó a su hija mayor, no se retiró de sus obligaciones oficiales sino hasta unos meses antes de su muerte. Aunque a los 101 años parecía que sería eterna, hubo un golpe del que no se pudo recuperar, el fallecimiento de su hija menor -la Princesa Margaret-, muriendo solamente siete semanas después. Hasta sus últimos días se negó a dejar su posición, asistiendo al funeral de su hija en lo que parecía una hazaña imposible, haciendo una petición clara, no quería una sola foto de ella en silla de ruedas. Al morir, se convirtió en el miembro más longevo de la Familia Real británica.

Reina MadreVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie