Mike y Zara Tindall

Por qué Zara Tindall ha sido la primera royal británica en dar a luz en casa en casi 60 años

Desde el nacimiento de Sarah Chatto, hija de la Princesa Margarita, todos los royals habían nacido en un hospital

por Carolina Soto

El nacimiento del tercer hijo de Mike y Zara Tindall ha sido ampliamente celebrado por la Familia Real británica. Después de ser madre de dos hijas y de haber sufrido de dos pérdidas durante sus embarazos, la nieta de la Reina ha regalado a la Princesa Anne su primer nieto varón. La alegría de los Windsor se ha visto reflejada en el cariñoso comunicado de la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo, quienes confiesan no pueden evitar la emoción de conocer a su décimo bisnieto, el 22° en la línea al trono. Pero en medio de todas estas celebraciones, ha llamado la atención un detalle en especial y es que Lucas, el bebé de los Tindall ha nacido en su hogar, algo que no pasaba en la Familia Real británica desde 1964, cuando la Princesa Margarita dio a luz a su hija, Lady Sarah Chatto, en su residencia del Palacio de Kensington. A pesar de que en su momento se rumoró que Meghan tenía la intención de tener a Archie en su casa de Windsor, esto no sucedió y ha sido Zara quien ha marcado este hito, pero de una forma diferente a la pensada.

Mike y Zara TindallVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Zara Tindall, nieta de Isabel II, está embarazada de su tercer hijo

Las hijas de Zara y Mike Tindall se cuelan en el último 'podcast' de su papá

Y es que no, Zara nunca planeó tener al bebé en casa, sino que no le dio tiempo de llegar al hospital y Lucas tuvo que nacer en el baño de la residencia Tindall en Gatcombe Park -propiedad en la que la Princesa Anne hizo distintos hogares para sus hijos y sus familias-.  Lucas ha marcado una diferencia en las llegadas de sus hermanas mayores, pues Mia (primogénita de los Tindall y muy conocida por sus simpáticas ocurrencias incluso en los retratos oficiales de la Reina) nació en el Gloucestershire Royal Hospital, mientras que Lena nació en el Stroud Maternity Hospital.

Según ha contado el orgulloso papá, el exjugador de rugby Mike Tindall, la llegada de su primer hijo varón los tomó por sorpresa el domingo pasado, cuando al ver que en nacimiento era inminente, decidieron cubrir el baño con toallas y un tapete de ejercicio, pues era imposible llegar al hospital a tiempo. Con esta inesperada llegada, Lucas ha seguido los pasos de su bisabuelo, de quien ha heredado su segundo nombre, pues se ha reportado a lo largo de los años que el Duque de Edimburgo nació en la mesa de su casa familiar.

El encargado de dar la noticia de este nacimiento fue Mike, quien en su podcast The Bad, The Good and The Rugby contó la peculiar experiencia. Todo comenzó cuando una noche antes, cuando Zara comenzó con contracciones, decidieron encontrar quién les ayudara a cuidar a Mia y Lena. “Afortunadamente, la amiga de Zara, Dolly, que es más importante que yo al asegurarse de estar en el nacimiento de mis tres hijos, estaba ahí y se dio cuenta de que no llegaríamos al hospital a tiempo, así que corrimos al gimnasio, agarramos un tapete, lo pusimos en el baño, toallas y a pujar, pujar, pujar”.

Mike y Zara Tindall con sus hijas Mia y LenaVER GALERÍA

El divertido (y extraterrestre) motivo por que el Zara Tindall cambió a última hora el nombre a su hija

“Afortunadamente la matrona que nos hija a acompañar al hospital no estaba lejos, así que manejó a casa, llegó justo cuando estábamos poniéndonos en posición y luego la segunda matrona llegó justo después de que salió la cabeza”, dijo antes de describir a su mujer, “Como cualquier hombre dirá, ella fue una guerrera como siempre. Siempre lo son. Nunca podemos juzgar a una mujer en términos de lo que pasó durante un parto así que no, ella estaba como si nada, salió a caminar esta mañana, así que todo bien”.

Simpático, como suele ser, Mike contó que lo mejor de este particular nacimiento: “Lo mejor de que haya sido en casa, lo mejor fue, que tan pronto lo teníamos cubierto y piel contra piel, bajamos (al) cuarto de televisión. Pusimos el golf. Eso es lo que estamos haciendo”.

La historia de los nacimientos en hospital para los Windsor

Antes de la llegada de Peter Phillips, que fue el primer nieto de la Reina Isabel y es el hermano de Zara, todos los bebés reales solían llegar en su casa. La Reina Isabel tuvo a sus cuatro hijos en el Palacio de Buckingham o Clarence House, pero esta tradición se modernizó en 1977 cuando Peter llegó al mundo en la Lindo Wing del St. Mary’s Hospital, mismo lugar en el que nacieron William y Harry, y en donde Kate recibió a sus tres hijos en los últimos años.

Mike y Zara Tindall nacimiento bebé en casaVER GALERÍA