Duquesa de Cornwall

Caminando por las calles de Londres

La Duquesa de Cornwall pone el ejemplo llegando a su evento con el cubrebocas bien puesto

La esposa del Príncipe Carlos lució muy estilosa con una mascarilla combinada con su look

by hola.com

Los expertos internacionales no se han cansado de decir que el cubrebocas es de vital importancia en la lucha contra el coronavirus. Y las royals no han tenido problema en adaptar esta nueva pieza a su día a día, incluso, combinándolo con los looks de gala, como sucedió en Bélgica. Hasta ahora, no se había visto a los miembros de la Familia Real británica, fuera del Príncipe William que lo llevó al visitar un laboratorio, usarlo en público; pues la mayoría de fotografías se les toman en lugares abiertos y con amplia distancia, pero la Duquesa de Cornwall ha aparecido esta mañana con él. Con el pretexto de que llegó caminando al evento, sin mucho equipo de seguridad y como cualquier otro transeúnte, fue posible ver a Camila Parker con su mascarilla perfectamente combinada con su look.

Camila ParkerVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El Príncipe Carlos y la Duquesa de Cornwall son los primeros royals británicos en reaparecer en público

Cómo se encuentra el Príncipe Carlos tras dar a conocer su diagnóstico

Lejos del protocolo que suele suponer su presencia en algún evento, esta vez la esposa del Príncipe Carlos aprovechó que sus citas eran en zonas muy céntricas de Londres para llegar a pie. La Duquesa visitó la National Gallery, así como la tienda Boots de Piccadilly. Ambos lugares están muy cerca de Clarence House, su residencia, así que sin pensarlo dos veces, dejó su automóvil en casa, y salió caminando, según narró el fotógrafo real Chris Jackson, responsable de algunas de las imágenes del momento.

La esposa del Príncipe Carlos lució un sencillo vestido de mezclilla en su silueta favorita que le vimos en su primera aparición tras la cuarentena, combinado con un bolso veraniego de paja de Heidi Klein y tacones en nude. Pero si el look parecía muy sencillo, el toque especial lo daba su cubrebocas. Se trató de uno diseñado por Fiona Claire, hecho con tela de Liberty estampada en tonos de azul con plumas de avestruz. ¿La razón porque esta vez Camila sí llevó cubrebocas? Al parecer, porque es la primera vez en la que una cita de los royals se da un espacio cerrado, donde la recomendación internacional es llevar siempre un cubrebocas por seguridad de todos.

Duquesa de CornwallVER GALERÍA

Tanto su equipo de seguridad como ella, cumplieron con este requisito, mientras el personal de la National Gallery que la recibió, llevó una careta protectora, asegurándose así de que todos estuvieran protegidos. La visita de la Duquesa tenía como propósito que conociera la recién restaurada sala 32, después de que la galería reabriera sus puertas a principios de este mes, cuando se convirtió en el primer gran museo de Londres en abrir sus puertas, tras 111 días cerrada.

La respuesta de la Duquesa de Cornwall al ser cuestionada por Harry y Meghan

Mientras felicitaba al equipo por su trabajo y contaba que el Príncipe Carlos, que es patrón del lugar, ama visitar la galería, bromeó sobre el uso del cubrebocas. “Si alguien me puede escuchar a través de esta cosa”, dijo señalando la mascarilla mientras los anfitriones se reían de su gesto.

Sobre la violencia doméstica

La visita a la tienda Boots en Piccadilly no fue de compras, sino que quiso conocer el programa con el que están apoyando su iniciativa contra la violencia doméstica. Hay que recordar que durante la pandemia las cifras de violencia doméstica a nivel mundial han subido llamativamente. Al tratarse de una causa muy cercana a su corazón, Camila dijo del apoyo a su caridad SafeLives: “Muchas gracias por todo el trabajo que hacen. Es tan importante tener su ayuda y nosotros definitivamente tenemos que hablar (de violencia doméstica) más. Tenemos que romper el yugo del silencio”.

Camila ParkerVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.