Kate Middleton

Tras tres meses de cuarentena

Con una enorme sonrisa, Kate hace su reaparición pública

La Duquesa eligió uno de los lugares favoritos de sus hijos para su primer compromiso

by Carolina Soto

Solo unos días después de que el Príncipe William retomara su agenda pública tras la cuarentena, la Duquesa de Cambridge -Kate Middleton- ha hecho su reaparición pública. Si apenas ayer la veíamos convertida en una maestra para la asamblea digital de una iniciativa escolar, esta mañana, Kate ha mostrado una faceta más relajada y casual en la que se ha convertido en su primer compromiso en público en los últimos tres meses. Al igual que el Duque de Cambridge, Kate eligió un lugar cerca de su residencia de Norfolk, Anmer Hall, para este evento que tuvo lugar en el Fakenham Garden Centre. La visita tuvo como propósito apoyar a los negocios locales y qué mejor que hacerlo en uno de los lugares favoritos de sus hijos, pues según contó Kate, este tipo de centros son los favoritos de George, Charlotte y Louis.

Kate MiddletonVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Kate da un vistazo a un cuarto nunca antes visto en su hogar

La sorpresa que recibió la Duquesa de Cambridge en su última videollamada

Al tratarse de un paseo cerca de casa y una charla muy casual, Kate eligió la versión más relajada de su guardarropa. Lejos de los vestidos florales que se han convertido la norma en los últimos meses, la Duquesa ha retomado las prendas que suele elegir para caminatas y apariciones que tienen que ver con la naturaleza. Kate llevó un chaleco en telas contrapuestas de Fjällräven que tiene un precio de 170 libras esterlinas (alrededor de $4,896 pesos mexicanos), que lució sobre una sencilla blusa de lino azul cielo con mangas tres cuartos de Jaeger que tenía un precio de 99 libras (aproximadamente $2,769 pesos mexicanos), aunque ya se encuentra completamente agotada.

A juego con su chaleco, Kate lució unos skinny jeans en café de Massimo Dutti, que estrenó en esta ocasión. Los pantalones chocolate de $1,195 se encuentran disponibles en todas las tallas en nuestro país. Dejando claro que ésta era una aparición muy relajada, Kate llevó sus tenis Superga en verde -aunque usualmente utiliza los blancos- que tienen un precio de 55 libras ($1,538 pesos, aproximadamente). Con la melena en un medio recogido, se pudo ver que la Duquesa lució sus aretes Siren de Monica Vinader que cuestan 175 dólares (algo así como $3,952 pesos mexicanos).

Kate MiddletonVER GALERÍA

Compra los básicos del clóset de Kate

En la cuarentena

Durante esta visita, Kate contó cómo ha ido viviendo la primera fase de apertura en su país. “He estado comprando comida, pero tengo que decir que no he salido mucho, pero es bueno y tan importante, ahora que las cosas se empiezan a relajar, la gente sabe que puede salir y particularmente a lugares como éste”, dijo la Duquesa haciendo referencia al centro de jardinería al que fue, al tratarse de un espacio abierto en el que era posible mantener la respectiva distancia.

Kate comentó que ella y William han comenzado a ver los efectos que esta pandemia ha tenido en la gente: “Cuando hacemos nuestras compras de comida, nos damos cuenta de que todos mantienen la cabeza baja y es difícil para la interacción social”. La Duquesa escuchó con atención las dificultades que los negocios locales, como éste, han enfrentado en los últimos meses, en lo que han descrito como el reto más difícil que han encontrado.

Tal como Kate, el Príncipe William acudió esta mañana a Smiths the Bakers, una panadería local en King’s Lynn, que se encuentra muy cerca de su casa de campo. En un claro ejemplo de apoyo a los negocios locales, el Príncipe quiso hacer sus compras en este lugar que es uno de los que distribuye a Sandringham (propiedad de la Reina). Muy atento, el Príncipe escuchó cómo esta panadería local se tuvo que adaptar con ventas a domicilio y empezando a vender productos para hornear durante las once semanas que estuvo cerrada. Siempre simpático William dijo que no podía ir a un lugar así sin comprar algo, pues sus hijos simplemente no se lo perdonarían, y al no encontrar más que cuatro panes de chocolate -sus favoritos- tuvo que conformarse con un croissant.

Kate MiddletonVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.