Reina Isabel

El collar de esmeraldas de la Reina que ha dejado sorprendido a más de uno

por Carolina Soto

Pocas reuniones conservan tal protocolo como la recepción de los Cuerpos Diplomáticos que año con año celebra la Reina Isabel en el Palacio de Buckingham. Este año no fue diferente y en ella se pudo ver a los miembros senior de la Familia Real británica agradeciendo a los diplomáticos que este año sirvieron en el país. Como suele hacer, la Reina tomó la oportunidad para mostrarse en sus mejores galas, siguiendo el riguroso código de vestimenta White Tie que año con año les requiere sacar las tiaras de sus baúles para hacer su aparición en una noche de vestidos de gala y diamantes. La monarca siguió su regla no escrita de aparecer en este tipo de eventos siempre de blanco, lo que le dio la oportunidad de dar un toque de color a su look a través de las esmeraldas.

Reina IsabelVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Lo que verdaderamente pasó en el video viral de la Reina, la Princesa Anne y Trump

Conoce todos los detalles de cada una de las coronas de la Reina Isabel

La monarca apareció con un hermoso diseño en blanco con encaje sobrepuesto, creación de su diseñadora de cabecera, Angela Kelly. Los zapatos plateados resaltaron el hermoso vestido, pero lo que verdaderamente llamó la atención fueron las joyas con las que aderezó este look. Aunque casi todas ellas eran viejas conocidas, el que ha dado mucho de qué hablar ha sido su collar. Los expertos en la materia apuntan a que aunque la pieza no es nueva, ésta es la primera vez que lo usa en público. Y es que aunque es parecido al collar Greville que heredó de su madre, la base es diferente y cuenta con unas esmeraldas en gota que no se habían visto antes.

reinacollar2VER GALERÍA

La tiara que eligió para esta noche fue la conocida como Vladimir hecha de diamantes y esmeraldas en forma de gotas. Con una intrigante historia, esta pieza fue una de las más importantes dentro de la colección de los Romanov, llegó a ellos de mano de la Duquesa Marie de Meckleburg-Schwerin, una princesa alemana que fue conocida en Rusia como Maria Pavlovna. La tiara está hecha de aros de diamante, que sorprendentemente tiene la flexibilidad para usarse abierta -como la llevó la Reina- o un poco más cerrada sin perlas.

A pesar de que Maria fue puesta bajo arresto durante la Revolución Rusa, todas sus joyas se mantuvieron seguras en una caja fuerte en su cuarto en el Palacio de Vladimir. En una escena salida de una película de espías, Maria y un par de cómplices decidieron rescatar las piezas disfrazándose como trabajadores y ante el inminente peligro, lograron mandarlas sanas y salvas a Londres. Desgraciadamente, en 1920 en el inventario que Garrard hizo de las joyas de Maria, se supo que la tiara estaba dañada, pues faltaban varias de sus perlas; pero esto no le quitaría el interés la Reina Mary de Gran Bretaña, quien la compró en 1921. Fue ella quien en 1924 agregó las famosas esmeraldas que ahora cuelgan de ella, conocidas como esmeraldas de Cambridge. Desde que la Reina Isabel la heredó ante la muerte de su abuela, la ha llevado en varias ocasiones, esta vez combinándola con los aretes del juego Greville que heredó de su madre.

Reina IsabelVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.