Sarah Ferguson

Sarah Ferguson revela todos sus arreglitos estéticos

por Carolina Soto

Hay quienes prefieren ocultar los arreglitos que se hacen para verse perfectas, pero la Duquesa de York, Sarah Ferguson prefiere apostar por la honestidad. A punto de celebrar su cumpleaños 60, la exesposa del Príncipe Andrés ha querido abrirse y contar el trabajo que ha necesitado para lucir tan fresca a esta edad. Como ella misma ha dejado claro, no ha sido fácil, pero está contenta con los resultados. Ha de decirse que Sarah no tiene miedo a experimentar y está dispuesta a trabajar con las nuevas tecnologías para sentirse perfecta en todo momento.

Sarah FergusonVER GALERÍA

Si siempre se ha visto muy bien, durante la boda de su hija, la Princesa Eugenia, se le vio espectacular, algo que atañe a dos factores: su alegría y un tratamiento que se hizo antes. “Por sobre todas las cosas, era la alegría por Eugenia lo que me hizo verme bien. Pero me hice un tratamiento de láser en mi cara que ayudó también”, ha revelado la Duquesa al Dailymail en una abierta charla en la que lo contó todo sobre las ayudaditas que ha necesitado.

Aunque confiesa que en su momento llegó a experimentar con el botox cuando era 'la única opción', Sarah revela que ahora confía en su amiga, la Dra. Gabriela Mercik, a quien conoció en una visita caritativa en Polonia en 1992 para después trabajar con ella en su imagen cuando comenzó su carrera en el mundo de la medicina cosmética. Ahora Mercik es pionera en un tratamiento que se llama ‘6 Dimension’ laser que proporciona un estiramiento tecnológico, por el cual Sarah jura.  “En verdad no me gusta la apariencia congelada. Soy tan animada que me gusta ser yo misma. No me gusta pensar en agujas y estoy muy contenta si me veo bien y feliz”, contó Sarah lo que se deja hacer en el rostro.

Sarah FergusonVER GALERÍA

Es tal la amistad de Sarah con la Dra. Gabriela que no tiene miedo en que se experimente en ella: “He sido su conejillo de indias con nuevos tratamientos también. Estoy muy contenta de hablar abiertamente sobre lo que me hecho”. Según explica el tabloide británico, en 2013 Sarah comenzó con inyecciones de vitaminas, minerales y aminoácidos, para después comenzar a usar rellenos para acabar con algunas líneas de expresión. Fue en 2014 cuando la Dra. Gabriela le propuso lo que en nuestro país se conoce como hilos rusos -procedimiento en el que la Dra. es experta-. “Antes de hacérmelo pensé, ‘¡Oh, esto va a ser doloroso!’, pero no estuvo mal. Mi piel respondió bien. Pienso que si ves las fotos de después de hacérmelo, me veo mucho mejor”, confesó la Duquesa que ahora probó el estiramiento con láser.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Sarah Ferguson da las primeras pistas sobre dónde se celebrará la boda de Beatriz de York

¿Por qué Sarah Ferguson hará historia en la boda de Beatriz de York?

Sarah tiene mayor problema con su piel por ser pelirroja y confiesa que no tomó precauciones en su juventud, “Cuando era chica, mi madre pensaba que el humectante de Nivea era bloqueador. Por supuesto no lo era. Así que ahí es cuando el daño comenzó. Mi padre, quien murió en el 2003, tuvo melanoma y mi mejor amiga Carolyn también murió por un melanoma maligno. Ella tenía 43. Me hizo darme cuenta de que tienes que cuidar tu piel tanto como de tus otros órganos. No es solo por estética. Tenemos que pensar por nuestra salud de piel”. Es por esto que la Duquesa confiesa que nunca toma el sol y que su bronceado es 'falso', en sus propias palabras: "Necesito reparar el daño hecho en la playa cuando era niña".

Sarah FergusonVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.